“Por Racing hice mil locuras”

Aún era un proyecto de vida cuando su papá levantaba la Supercopa en 1988. No había registro suyo en el mundo. Después, contaba apenas un año en el momento que, el hombre que fuera mascota del equipo de José (Pizzuti), jugaba por última vez con la camiseta de Racing, en el 96. Pero de pequeño fue incorporando en sus venas la sangre celeste y blanca que le inyectó su padre. Escuchó de él todo lo que vivió en la Academia, todo lo que gozó, también todo lo que padeció en las épocas bravas. Y pudo verlo ganar nueve títulos como entrenador en su periplo por diferentes clubes, casi todos de América: Guaraní, Cerro Porteño y Olimpia de Paraguay, Alianza Lima de Perú, Al Nassr de Arabia Saudita, Barcelona de Ecuador, Atlas de México e Independiente Santa Fe de Colombia, su actual club.
 
Hoy, a los 22 años, Gonzalo juega en San Martín de Burzaco (Primera C) y fuera de las canchas acaba de meter un golazo. Estudiante de periodismo deportivo, en el segundo año del ETER, disfrutó de una particular práctica que ningún profesor le pidió: se dio el gusto de hacerle una nota nada menos que a Gustavo Adolfo Costas. A su viejo, al hombre  que admira y le dedica gratitud ya desde la primera pregunta que le formula en esta entrevista imperdible para Racing de Alma. Un alumno de lujo, Gonzalo.

-Antes que nada, gracias por hacernos hinchas de Racing a mí y a mis hermanos. ¿Podés poner en palabras lo qué es la Academia para vos?
-Racing es, fue y será mi vida. No hay muchas palabras para describirlo. Fue todo desde mi infancia. Y me permitió cumplir el sueño de jugar muchos años con la camiseta del club de mis amores. El volver de la B y salir campeón de la Supercopa 88 fueron momentos que me marcaron para siempre.

-El hincha sabe que estuviste en los momentos más difíciles. ¿Cuál fue la locura más grande que hiciste por el club?
-Locuras por Racing, miles (risas). Agarré como técnico en la época de la quiebra, donde no había dirigentes, no había plata, no había nada, bah… Pero es una locura que hice y volvería a hacerla todas las veces que Racing esté en problemas y me necesite. Y una locura como hincha, en el ´81, fue en la última fecha en la Bombonera, con Boca ya campeón. Estábamos en la esquina con los pibes del barrio y no íbamos a ir a la cancha… Pero cuando se acercó la hora del partido, dijimos:  “No podemos dejar a Racing solo”. Y terminamos 200 hinchas en la tribuna del medio, rodeados de toda la gente de Boca…

-En los últimos días se conoció que Sava y Colombatti demandaron a Racing por deudas. ¿Alguna vez pensaste en hacer lo mismo años anteriores?
-No lo hice ni lo haría. En Racing trabajé toda mi vida y la plata grande nunca me la pagaron. Es decir, recibía lo justo y necesario como para poder vivir. Los dirigentes sabían que yo nunca le haría juicio al club, y por eso mismo nunca terminaron de pagarme.

 

-¿Qué te dejó tu segunda era como técnico de Racing, en 2007, con De Tomaso como gerenciador?
-De Tomaso nunca me trajo los jugadores que pedí. Y tampoco pudimos trabajar tranquilos. No lo hice en ninguno de mis dos ciclos como entrenador porque el club estaba pasando por momentos difíciles en ese entonces. En el 2007 volví al club después de dos años y medio en Cerro Porteño, bicampeón y puntero a 11 puntos del segundo, terminando la primera rueda y jugando Copa Libertadores. Volví por una desafortunada declaración del presidente de Cerro, al decir que yo no volvería a Racing por su crítico momento tras la salida de Merlo. Apenas escuché eso, hice mis valijas y me volví.

 

-Hablando de volver. ¿Ves cerca un posible regreso a Racing o te gustaría ser dirigente?
-Sinceramente, hoy no veo cerca para nada la vuelta al club, ni como técnico ni como presidente. Pero el día que termine mi carrera como DT voy a volver a Racing como nací: como hincha. Yendo a verlo, con mis hijos, con Joaquín (tiene un año y medio), al que todavía no pude llevar. Pero como te dije al principio, mi idea es terminar mi vida como nací, como cuando mi viejo me llevó por primera vez a la cancha, a mis dos años. Mi vuelta va a ser como hincha.

-Si tuvieras que elegir a los tres mejores jugadores que dirigiste en tus dos ciclos en Racing, ¿quiénes serían?
-El Chelo Delgado, el Mago Capria y Teté Quiroz. Que más allá de ser extraordinarios jugadores, son gente que quiero mucho y sufrían por Racing.

-¿Qué significa el Coco Basile en tu carrera como técnico?
-Siempre dije que fue mi padre en el fútbol, el que me marcó. Y cómo jugador, el que más me enseñó. Llevo muchas cosas de él en mi actual profesión, que no tiene verso como actualmente lo hay y mucho en el fútbol de hoy. Lo principal que tenía era que le iba de frente al jugador y era práctico dentro del campo de juego. Un tipo ganador.

-Tenés una gran actualidad en Independiente Santa Fe de Colombia, donde sos el DT más ganador de la historia del club. ¿Cómo ves al equipo para esta Copa Libertadores?
-Me pone muy feliz haber logrado cinco títulos en un año y siete meses que trabajé en Santa Fe. Le pude retribuir la confianza al presidente que me fue a buscar, y al hincha que siempre acompaña y tanto cariño me brindó desde el primer día. Por eso mismo, darle títulos es la única forma de agradecerles. Con respecto a la Libertadores, es una competición muy difícil, es el sueño de todos, del cuerpo técnico, jugadores e hinchas. Al equipo lo veo bien, más allá de lesiones de algunos jugadores clave. Confío a muerte en este grupo de seres humanos e intentaremos pasar de ronda en esta fase de grupos que es tan pareja (con Santa Fe están Santos, The Strongest y Sporting Cristal).

-¿En qué se basa el método Costas?
-No hay magia ni nada. Es trabajar en lo que creemos más importante: el armado del grupo más que el de los 11 titulares. Que el grupo sepa qué es lo que queremos tanto adentro como fuera del campo de juego. Soy de la idea de que, con grupos fuertes desde lo interno, en el fútbol actual se le puede pelear a cualquiera. Confío mucho en el jugador, trato de potenciarlo al máximo, no con tantos videos ni cosas raras, sino en trabajos individuales mostrándole las armas suficientes para que desarrolle durante los 90 minutos.

-La última y más difícil: ¿cambiarías todos tus títulos por una vuelta olímpica con Racing?
-Qué difícil esta pregunta, ja… Mi sueño era jugar en la primera de Racing, aunque fueran cinco minutos. Y en la actualidad soy el jugador qué más partidos tiene con esa camiseta. Obviamente tengo el sueño de dirigir a Racing y ser campeón, como lo fue la Supercopa y la vuelta a la A. Pero si los cambiaría… es difícil. Porque mi carrera la tuve que comenzar solo, fuera del país, lejos de mi familia porque en Argentina no se me abrieron más puertas. Pero estos 15 títulos me costaron mucho poder lograrlos, y cada uno tiene algo de especial. Momentos tristes, felices y que van a quedar siempre en mí. Cada título también fue un sueño que tuve. Siempre va a existir, mientras esté en esta carrera, el sueño de poder salir campeón con Racing.

 

Autor: Gonzalo Costas

Nicolás Montalá

Periodista. Cubro Racing desde 1996 para Olé, trabajo en Racing de Alma, Esto es Racing (AM 770) y en @CorazonAkdemico (AM 1010, martes de 22 a 24).

Nicolás Montalá has 578 posts and counting. See all posts by Nicolás Montalá

Nicolás Montalá

2 comentarios sobre ““Por Racing hice mil locuras”

  • el 26 abril, 2017 a las 06:08
    Permalink

    Loco , que placer hermano !! Y llevas a RACING en las venas como toda mi familia y yo un lujo que podemos darnos tener un grozo de verdad como jugador hincha y lo que quieras ser , ojala algun dia puedas ser el DT y dar una vuelta con la amada Akd , creo te lo mereces y merecemos!!!

    Respuesta

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *