Hasta acá llegamos

Hasta acá llegó Diego Cocca. Hasta acá llegó Racing. en realidad. Brian Fernández se ausentó por segundo día consecutivo de la práctica del equipo (tampoco fue a la del sábado previo a Independiente) y el cuerpo técnico agotó sus posibilidades de ayudarlo. La decisión es que el jugador no siga en Avellaneda más allá de junio pese a tener contrato hasta diciembre de 2018. Tantas oportunidades brindadas, tantos perdones llegaron a un límite. La imagen que subió el delantero a su cuenta de Instagram el domingo, donde se lo ve comiendo rabas pese a haber tenido una gastroenteritis cayó muy mal en Racing. Según averiguó RdA, el jugador admitió a sus íntimos estar incómodo en el club y no pasa un buen momento anímico. 

Brian volvió a estar habilitado para jugar el 9 de enero de este año, luego de una suspensión por doping de un año y medio. Pero ya arrancó con el pie izquierdo llegando tarde el día que empezaba la pretemporada, por lo que Diego Cocca lo bajó del micro que partía rumbo a Mar del Plata (se reincorporó por pedido de sus compañeros una semana más tarde). Y no fue la única chance que le dio el DT. Hubo miles, como cuando dio positivo en un control de alcoholemia y se fue dejando los papeles de su auto. Fuera de varias concentraciones del equipo por estas cuestiones, como por ejemplo ante Atlético Tucumán, cuando Cocca lo dio a entender en la conferencia previa al partido. Por ausencias sin aviso a los entrenamientos, lo ocurrido esta mañana parece haber colmado la paciencia en un cuerpo técnico que lo apoyó siempre. Claro, Brian no se concentró para el clásico (podría haber sido importante su presencia en el banco) por este cuadro estomacal y porque se había ausentado en otras dos prácticas de la semana (una sin aviso).

Un tema fundamental en este momento que atraviesa Brian Fernández es que decidió cortar su tratamiento de rehabilitación que estaba llevando a cabo en la clínica CetraQ (Centro de tratamiento Quilmes). Esto ocurrió en marzo, cuando el delantero tomo la decisión de dejar de ir, algo que en medio del proceso de recuperación se denomina recaída desde la actitud. Además, desde la clínica le enviaron una notificación al club sobre la decisión de Brian para que estén informados.

Racing compró la mitad de su pase en 1.000.000 de dólares, aunque no hizo uso de la opción de compra de la otra mitad que rondaba en 3.000.000 de dólares. Ante este panorama, con la actitud del jugador que no cumple con cuestiones de conducta y con la bronca que hay, su futuro está lejos de Avellaneda.

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a webmaster@racingdealma.com.ar y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *