“Los del Rojo son pecho frío”

 

 

Karen Cadavid, capitana colombiana del futsal de Racing de Villa del Parque, se fue de Independiente a la Academia para ser campeona invicta. En este mano a mano con Rda, nos cuenta cómo le cambió la vida su llegada a Racing y cómo hace para criar cuatro hijos mientras brilla con la celeste y blanca todas las semanas. Disfrutá de una nueva historia de puro amor por los colores.

-¿Dónde naciste?

Nací en Medellín, en la ciudad de Antioquia. Viví ahí hasta los siete años y luego me mudé con mi familia a Bogotá.

-¿Qué recuerdos te quedaron de tu infancia?

Tengo recuerdos muy bonitos. Iba al parque con mi papá Jorge y mi hermana Yasmín. Allí nos pasábamos toda la tarde jugando con el balón.

-¿Cuándo comenzaste a entrenar?

-Mi padre fue jugador de fútbol once y nos enseñó a amar este deporte. Cuando nos mudamos, papá nos preguntó si queríamos empezar a entrenar en fútbol once. Yo le dije que no porque me veía muy pequeña para esas canchas, así que arranqué en Futsal. Mi hermana probó en fútbol once pero no le gustó y se vino a jugar conmigo.

-¿Cómo llegaste a Argentina?

-Vine a acompañar a mi esposo hace 9 años. Él es arquitecto y le surgió un proyecto aquí. En principio iban a ser sólo 2 años pero finalmente nos instalamos en Argentina.

-¿De qué manera llegás a Racing?

-Desde que llegué al país, todos los viernes me juntaba a jugar con amigas y me anotaba en torneos organizados de forma amateur. Luego de un par de años, una amiga me llevó a probarme a Independiente en la sede Boyacá. Les gustó como jugué y me invitaron a ser parte del equipo. Las chicas con las que jugaba como hobby los viernes eran de Racing VDP (Villa del Parque) y me decían todo el tiempo que tenía que dejar de jugar en Independiente porque que ese club era amargo (se ríe)… Después de un año tomé la decisión de irme a Racing VDP.

-¿Qué cambios notaste al pasar de Independiente a Racing?

-Las chicas tenían razón, los del Rojo son pecho frío. Llegué a la Academia en febrero de este año, me eligieron como capitana y salimos campeonas invictas, venciendo en la final, por penales, justamente a Independiente.

-¿Cómo fue esa final?

Tremenda. Un partido muy cerrado que terminó empatado 1-1 en el tiempo regular. En los penales me tocó patear el primero y estaba muy nerviosa. Gracias a Dios lo pude meter y luego ganamos el torneo.

-¿Qué es lo que más te gusta de nuestro país?

Lo que más me gusta es la pasión con la que se vive el fútbol, eso me enamoró de la Argentina.

-Y de Colombia, ¿Qué es lo que más extrañas?

-La comida (se ríe). Sobre todo una en particular: La bandeja paisa. Ese plato trae plátano, chicharrón, arroz, frijoles, carne molida y huevo frito.

-En los últimos días se habla mucho de la adaptación de Andrés Ibargüen a nuestro primer equipo de fútbol once, ¿Es difícil para un colombiano insertarse en nuestra cultura?

-Depende de cada persona. Creo que es sencillo adaptarse a la cultura Argentina. Puede ser que le cueste acostumbrarse al roce físico de este fútbol pero debería conocerlo para saber cómo lo siente. Mi familia en Colombia se hizo de Racing por mí y me preguntan todo el tiempo por Ibargüen. Me encantaría sacarme una foto con él.

-¿De qué trabajás?

-En estos momentos, mi ex marido está trabajando en Malasia en un proyecto arquitectónico y me envía dinero para poder mantener mi casa y a mis cuatro hijos.

-¿Cómo haces para criar a tus hijos y poder llevar adelante este deporte?

-Estoy durante todo el día con ellos. Son lo más importante que tengo. Naomi, de 16 años, Antuan de 9, Denzel de 6 y Angel, el más chiquito, de 4.  Cuando a la noche me voy a entrenar a Racing, ellos se quedan con la niñera.

-¿Qué sentís al ser la capitana de Racing VDP?

-Es un orgullo. Hay que saber ser una líder positiva, no es fácil. Somos una familia, nos reímos y lloramos juntas. En nuestro grupo de WhatsApp cuando nos saludamos por la noche nos decimos: “Hasta mañana familia Racing”. Esa unión generó que tengamos grandes resultados y logremos salir campeonas.

-¿Qué significa Racing en tu vida?

-Hoy en día lo es todo. No sólo para mí, también para mis hijos. Desde que fuimos al Cilindro quedamos enloquecidos. Todos en casa cantamos las canciones de la Academia. Racing y mis hijos me hacen muy feliz. Además de jugar, soy ayudante de campo de la cuarta del Futsal de Racing VDP. Acá encontré mi lugar en el mundo.

-¿Cuál es tu máximo sueño?

-Lo único que quiero es quedarme en Racing, no pienso en otra cosa.  A veces suspendo planes con tal de ir a entrenar, esto con Independiente no me pasaba. De hecho, había una chica que también estaba en el Rojo y le conté lo que se vivía acá, se vino corriendo.  Hoy, Jeniffer Granda, es otra de las grandes jugadoras que tenemos. También traje dos colombianas más apenas llegué: Adriana Cabrera y Melisa Benito.

Karen Cadavid endulzó su vida de la mano de Racing. La colombiana se cruzó de vereda y comenzó un amor a primera vista.

5 comentarios sobre ““Los del Rojo son pecho frío”

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a webmaster@racingdealma.com.ar y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *