En el norte y en el sur…

A horas del duelo entre Racing y Tigre, como ya es un clásico de RDA armamos un equipo con jugadores que vistieron ambas camisetas.
Nelson Ibáñez, actual arquero suplente de Newell´s, arribó a Racing a mitad de 2013 de la mano de Luis Zubeldía. Suplente del Chino Saja, el Loco es bien recordado por los hinchas por los penales que atajó en los partidos por Copa Libertadores frente a Guaraní en 2015 y ante Atlético Mineiro en 2016. Fue titular en la final perdida sobre la hora con Lanús por la Copa Bicentenario. Tras ese partido llegó a Racing Agustín Orión e Ibáñez decidió ir a probar suerte a Tigre, donde no atajó demasiado y hace unos pocos meses fue cedido a préstamo a su actual club.

Debajo de los tres palos aparece también el caso de Javier García, actual tercer guardavalla del Racing actual, proveniente del Matador de Victoria como una apuesta para potenciar a los juveniles Juan Musso y Gastón Gómez. Hasta el momento sólo fue titular en la caída 1 a 0 contra Banfield. Debutó como profesional en la Primera de Boca, donde consiguió el título del Apertura 2008. En 2011 fue contratado por Tigre y allí jugó casi 150 partidos como titular en aceptable nivel.

Pocos recordarán que Agustín Pelletieri, recientemente retirado de la actividad profesional, tuvo un paso intermitente en 2014 por la entidad de Victoria. En Avellaneda se guarda un gran recuerdo del Pulpo, tal es así que hasta una filial lleva su nombre. Arribó a Racing a mediados de 2011 bajo la conducción de Diego Simeone y a base de esfuerzo, garra y sacrificio, se fue ganando a todo el público racinguista. Pelle tuvo su noche inolvidable en el Cilindro, cuando un lunes por la noche se calzó el buzo de arquero tras la expulsión de su compañero guardametas, al no haber más modificaciones para realizar y le detuvo el penal a Gastón Caprari, de San Martín de San Juan para asegurar la victoria…

Christian Akselman, aquel desequilibrante mediapunta que jugó en Racing en el arranque de la década del 90 compartiendo equipo nada más y nada menos que con Ruben Paz y el Turco García, tuvo también un paso posterior por Tigre en las distintas categorías del ascenso.

El Chino Luna, ídolo del conjunto de Zona Norte, tuvo un breve aunque trunco andar por la Academia bajo la dirección técnica de Fernando Quiroz; jugó sólo un puñado de partidos. Su mejor encuentro fue en una victoria contra Quilmes en condición de visitante: se anotó en el marcador.

Quique Wolff, reconocido periodista y conductor de TV fue una eminencia en la defensa racinguista, jugó el mundial de 1974 con la Selección Argentina y también integró el elenco de Victoria.

Un enganche elegido es Lucas Ferreiro, un joven que la rompía en Atlanta y que alternó en algunos partidos de la Academia en el 2004, equipo que era dirigido por el Pato Ubaldo Matildo Fillol. Tampoco tuvo mucha suerte cuando integró el plantel del Matador años después.

Un volante uruguayo que anduvo muy bien en aquel sorprendente Tigre subcampeón del Apertura 2008 fue Sebastián Rosano. Luego de esa gran temporada, el mediocampista se mudó para Avellaneda a pedido de Ricardo Caruso Lombardi. A pesar de contar con la venia de su entrenador, el mediocampista nunca pudo lograr continuidad y terminó rescindiendo su contrato.

Si de malaria hablamos, cabe mencionar al paraguayo Santander, molesto y peligroso jugando para Guaraní en la Copa Libertadores 2015, pero tosco e ineficaz en nuestro fútbol. Tanto Racing como Tigre lo padecieron un torneo cada uno, en los cuáles apenas pudo anotar un gol con la casaca azul y roja.

Otro delantero sin un buen pasar ni en Avellaneda ni en Victoria fue Jose el “Pepe” Sand, quién arribo al Racing de Zubeldía a mediados de 2012 y pese a convertir dos goles en un clásico frente a Independiente, quedó en deuda con el público por todo lo que se invirtió en el correntino. Para colmo, jugando para Tigre, nos gritó un gol de manera innecesaria en el Apertura 2013.

Inevitable no nombrar en esta reseña a dos glorias de la casa, que fueron vitales para la obtención del Tricampeonato 1949-1950-1951: Norberto Tucho Méndez y Llamil Simes. El primero era un número ocho con una habilidad única para desnivelar y anotar, de hecho convirtió en 47 ocasiones con la camiseta racinguista. Luego fue a desparramar su juego a Victoria, donde jugó medio centenar de partidos, gritando en siete oportunidades. Mientras que Llamil Simes, apodado el Turco, fue un emblema de esa delantera que compartía con el mencionado Mendéz y Rubén Bravo. Simes es el tercer goleador histórico de la Academia en el profesionalismo, siguiendo a Evaristo Barrera y a Juan Jose Pizzuti. Luego de semejantes logros, fichó para Tigre y ahí culminó su carrera deportiva.

Como entrenadores que estuvieron en ambos bancos podemos poner al mismísimo Facundo Sava, de irregular paso en ambos equipos o bien a Ricardo Caruso Lombardi, actual entrenador del conjunto de Victoria (ya ha tenido dos ciclos previos en Tigre), que tuvo una recordada estadía paso por la Academia en 2009.

Miguel Argentino Hernández

Miguel Argentino Hernández

Periodista Deportivo. Relator y conductor en @elshowderacing. Redacción en Racing de Alma.

Miguel Argentino Hernández has 132 posts and counting. See all posts by Miguel Argentino Hernández

Un comentario sobre “En el norte y en el sur…

  • el 15 octubre, 2017 a las 22:58
    Permalink

    Ibañez; Wolff, Higinio García, Orban , Bernardis; Tucho Mendez, Italo Ortiz, Simes, Ortega Sanchez; Luna y Fiori. Dt: Caruso.

    Respuesta

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *