“Los viernes comíamos picadita con Tita”

Sencillez, amabilidad y una pizca de nostalgia nos transmite Jorge “Cacho” Borelli del otro lado del teléfono. El actual ayudante de campo de Néstor Gorosito en San Martín de San Juan recuerda su paso por Racing a principios de los 90’ con muchísimo cariño. Desde haber sido dirigido por Roberto Perfumo, el compartir equipo con compañeros como el Turco García y Rubén Paz, de lidiar con los problemas dirigenciales del club en aquellos años y pasar momentos inolvidables con la gran “Tita” Mattiussi. Seguí leyendo esta entrevista de RdA con uno de los defensores que mejor ha lucido la camiseta de la Academia.

-¿De dónde viene el apodo “Cacho”?

– Viene de cuando yo jugaba en las Inferiores de Platense. Pipo Gorosito y Chicho Gaona me decían así. Había un defensor al que le decían Cacho Sánchez Sotelo, de hecho es el padre del pibe que juega de delantero. Me habrán visto algún parecido y ahí me quedó para siempre.

– Debutaste en Platense muy joven y después pasaste a River donde saliste campeón de todo…

– Si, hice las juveniles en el Calamar, fue una rareza mi debut, porque fue a los 16 años, más que nada por lesión de varios compañeros. En Platense estuve un par de años jugando en Primera, con la suerte de que siempre zafábamos del descenso más allá de estar siempre en la cornisa. Después pasé a River, donde tuve la suerte de salir campeón del Torneo, la Libertadores y la Copa Intercontinental en 1986. Jugué bastante en ese club, en aquella Libertadores fui titular todos los partidos y me lesioné justo antes de la final. Pero de todas maneras y pese a haber ganado varios torneos, la sensación que tengo con River es de indiferencia, es extraño porque la gente tampoco se acuerda mucho que yo estuve en aquel equipo, son cosas del fútbol.

– Luego tuviste un buen paso por el fútbol mexicano. De ahí venís para Racing. ¿Cómo se dio tu llegada?

– Anduve bien en México, habré estado casi un año y medio y tras un entredicho que tuve con un dirigente allá, me vine para Argentina y a través de Cacho Paladino, que era un médico que yo había tenido en River, doy con Juan De Stéfano, que era el presidente del club en 1991 y cierro mi llegada a Racing. El club me abrió las puertas en un momento dónde yo no sabía cómo iba a seguir mi carrera. En ese primer equipo que integré estaba Perfumo como entrenador.

-¿Qué recuerdo tenés del Mariscal Perfumo como entrenador?

 Y fue algo maravilloso, porque obviamente Roberto había sido una eminencia como defensor central, entonces me dejó muchísimas enseñanzas. Mi viejo siempre me decía que Perfumo había sido el mejor defensor de la historia del fútbol argentino. Fue un orgullo haber sido dirigido por él.

– Ese primer plantel que integrás estaba conformado por jugadores de mucho renombre.

-Sí, era un equipazo. Estaba el Uruguayo Paz, el Turco, Goyco, el Beto Carranza, Fabbri, el Pato Miguez, Reinoso, Marini, recién estaba asomando Juan Fleita. Hicimos un gran torneo hasta que perdimos con Boca en cancha de ellos 6 a 1 y nos pinchamos. Pero el recuerdo que tengo es muy bueno. Además teníamos mucha afinidad entre todos, con mucha camaradería y cuando podíamos íbamos a lo de Tita a comernos una picadita los viernes, cuando terminaba la semana. Un amor de persona Tita con todo el plantel.

– ¿Qué nos podés contar de Rubén Paz y del Turco García, dos ´verdaderos ídolos de la institución?

– Si, dos fenómenos y buena gente por sobre todas las cosas. A Rubén hace mucho que no lo veo, pero cada vez que lo cruzo lo mejor y al Turco lo vi hace poco, es un amigo para mí. También tengo mucha onda con Carranza y con Fleita.

– Has dicho en varias oportunidades que a pesar de haber ganado todo con la camiseta de River, te sentís más identificado con Racing. ¿Por qué creés que esto es así?

.-Tal cual, más allá de que suene raro, a mí todos me identifican con Racing, porque ahí pase momentos hermosos y tengo los mejores recuerdos de aquel paso. Sin duda fue de los mejores grupos que integré y donde más cómodo me sentí. Fue tan fuerte aquel paso mío que a partir de ahí quedé para siempre pendiente de lo que pasa con Racing, más allá de no haber podido conseguir títulos.

-Con la camiseta de Racing llegaste a jugar la final de la Supercopa 1992 contra Cruzeiro. ¿Qué le faltó a ese equipo?

– Lamentablemente hay cosas que no tienen mucha explicación, veníamos haciendo una muy buena Copa, habíamos eliminado al Flamengo y cuando más ilusionados estábamos de que la Copa podía ser nuestra, llegó el golpazo del 0-4 en el partido de ida y a la vuelta se nos hizo imposible revertirlo. Eso pasa en los duelos directo, si tenés un mal partido, se te vuelve muy difícil darlo vuelta.

– En Racing también te dirigieron Chiche Sosa, Solari, Humbertito Grondona, Babington, Della Pica..

-Sí y con cada uno en su momento siento que aprendí bastante, nunca tuve inconvenientes con ellos. Con Babington también hicimos una linda campaña y nos desinflamos en un partido como local contra Ferro que tras ir ganando 2 a 0, nos empatan 2 a 2 y quedamos algo relegados.

– ¿Cuál fue el mejor partido que jugaste en Racing?

– Me acuerdo que anduve bien cuando llegué y me parece que tuve una buena Supercopa, del que tengo un grato recuerdo es el que justamente le ganamos a River como local 5 a 2. Me tocó convertir un gol que tras un tiro libre del Pato Miguez la agarro y remato cruzado, una sensación hermosa. Después creo que el resto de los goles que hice fueron de penal.

-¿Cuál fue el compañero de zaga con el que te sentiste más cómodo en Racing?

– Tuve varios: Fabbri, Costas, Vallejos, la verdad que todos tenían fortalezas y siempre estuve cómodo con todos los compañeros.

– También pasaste épocas duras desde lo dirigencial y desde lo económico para la institución. ¿Cómo lo vivías en su momento?

– Verdaderamente no eran temas sencillos aquellos y de hecho son las cosas que me terminan empujando a que me fuera del club en 1994. Institucionalmente había muchos problemas, se complicaba que nos paguen, siempre estábamos atrasados y las instalaciones no eran de un club como la magnitud que merecía tener Racing. Prefiero de todas maneras quedarme con lo bueno, la gente, los planteles..

– Jugando en Racing integraste la Selección Nacional y te consagraste Campeón de la Copa América en 1993.

– Sí y en ese logro también hay mérito de Racing, porque Racing me dio la posibilidad de jugar y Basile me convocó por el buen rendimiento que estaba teniendo en el club. Fue una inmensa satisfacción aquel título también y después el jugar el Mundial de Estados Unidos al año siguiente.

– ¿Cómo describirías en palabras a la gente de Racing?

– Racing es muy especial, podés preguntarle a cualquier jugador que haya pasado por el club, siempre te van a hablar maravillas de la gente de Racing y a mí me encantaba salir a la cancha y que te respaldara la tribuna el partido entero, era un plus el que teníamos con la gente alentando.

-¿Estás pendiente de la actualidad del club? Has estado hace poco con San Martín de San Juan en el Cilindro. ¿Cómo notaste al equipo?

– Siempre sigo cómo le va a Racing, por todos los recuerdos lindos que me unen. Siempre es lindo estar en la cancha de Racing y ver cómo el club ha evolucionado en todo sentido. Al equipo lo veo en formación, vinieron muchos nuevos jugadores y seguramente va a ir mejorando con el correr de los partidos. Cocca es un técnico muy capaz, sólo hace falta más rodaje.

¿En tu interior percibís que Racing puede pelear hasta las últimas instancias la Copa Sudamericana?

– Si te respondo con el corazón, te tengo que decir que ojalá la gane, el tema es que solamente en el interior del grupo pueden saber eso y es algo que se va gestando en el día a día. Va a ser clave la concentración de acá en adelante para cada partido de Copa.

– ¿Cuál fue el defensor de los últimos años que más te haya deslumbrado con la camiseta de Racing?

– Luciano Lollo me gustó mucho en su paso por Racing. Va bien de arriba, fuerte, concentrado. De lo mejorcito del último tiempo, con el aliciente de que fue campeón.

-¿Te gustaría el día de mañana trabajar en el club?

– Si, lógicamente que sería muy lindo, quién te dice que algún día pueda regresar donde tan bien me he sentido.

Nando Maderna

Nando Maderna

Periodista. Diario Olé y Racing de Alma.

Nando Maderna has 732 posts and counting. See all posts by Nando Maderna

7 comentarios sobre ““Los viernes comíamos picadita con Tita”

  • el 20 octubre, 2017 a las 08:07
    Permalink

    Gracias Cacho querido por defender nuestros amados colores!

    Respuesta
  • el 20 octubre, 2017 a las 08:24
    Permalink

    Orgullo tenemos que sentir al escuchar que alguien que salio campeón en river y estuvo en las épocas bravas en Racing, solo recuerde con afecto su paso X nuestro club.

    Respuesta
  • el 20 octubre, 2017 a las 12:20
    Permalink

    El mejor augurio para cacho. Escorpio él. Raza de cracks.
    Y ya que lo mencionó a Vallejos, le hubieran preguntado de alguna anécdota de este. Me hubiera gustado escuchar algo.

    Respuesta
  • el 20 octubre, 2017 a las 19:50
    Permalink

    Grande Cacho! Los mejores recuerdos tuyos. Siempre me sentía orgulloso cuando jugabas en la Selección mientras estabas en Racing. Gente como vos necesitamos en el club. Abrazo.

    Respuesta
  • el 20 octubre, 2017 a las 23:11
    Permalink

    Un fenómeno!!! Yo también tengo muy presente el partido que le ganamos a las gallinas 5 a 2 partidazo de Rubén Paz y el beto Carranza …
    Un grande Cacho , gracias por tener ese cariño con nuestra amada AKD !!

    Respuesta
  • el 21 octubre, 2017 a las 02:33
    Permalink

    Cacho el gran capitán ,genio exelente persona

    Respuesta

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *