Leprademia

Faltan minutos para el Newell’s-Racing en Rosario y en RdA repasamos los jugadores que pasaron por ambos equipos.

En el arco lo ponemos a Ignacio González, todo un símbolo bajo los tres palos académicos. Nacho, surgido en las Inferiores del club, debutó en la Primera División de Racing en el año 1991 y permaneció en la institución hasta 1997. Integró grandes equipos y tiene el record de haber sido el primer arquero en la Academia en convertir goles (todos ellos de penal). Luego de su paso por la Academia fue transferido a Newell’s, donde no anduvo para nada bien.

En el lateral derecho tenemos a Iván Pillud, quién tras un paso por Tiro Federal de Rosario, recaló en Newell’s Old Boys. En La Lepra jugó casi dos temporadas en buen nivel que le dio la posibilidad de ser transferido al fútbol español. Tras una temporada en el Viejo Continente arribó a Racing a mediados de 2010 de la mano de Miguel Angel Russo. Su estadía en la Acadé, que ya lleva siete años, sólo se vio interrumpida un semestre, dónde se fue a jugar a préstamo al Hellas Verona de Italia. Retornó y se consagró campeón en 2014. Hoy en día quedo relegado en la consideración del primer equipo y es suplente de Renzo Saravia.

Como primer zaguero central lo alineamos a Julián Maidana, quien tuvo un paso efímero por Racing en la temporada 2002-2003 de la mano de Osvaldo Ardiles. En la institución rosarina por su parte, dejó un buen recuerdo, ya que fue uno de los centrales titulares en aquel equipo que se consagró campeón en el Apertura 2004.

De segundo marcador central lo tenemos a Diego Crosa. El Pelado, que surgió de la cantera leprosa, llegó a Racing tras jugar en el fútbol español y en Boca. Estuvo casi tres años en el primer equipo, donde su rendimiento fue de mayor a menor. Un dato curioso es que fue justamente él, quien anotó el gol de la victoria en el Apertura 2005 para ganarle a Newell’s 1 a 0 en Rosario.

Para completar la línea de cuatro en el fondo lo ubicamos a Emanuel Insúa. El lateral izquierdo surgido en la cantera de Boca estuvo seis meses a préstamo en Newell’s Old Boys en la primera mitad del 2016. La curiosidad es que uno de los dos goles que convirtió en la entidad rosarina se  lo hizo a Racing, en la goleada 5 a 0. Tras el paso por la Lepra llegó a Racing para disputar la temporada pasada. Arrancó muy flojo, siendo uno de los más resistidos por la gente, pero a raíz de varias lesiones y levantando el nivel, terminó jugando como titular en el equipo de Cocca, que consiguió la clasificación en las últimas fechas del Torneo pasado, para la próxima edición de Copa Libertadores.

Por el sector derecho del mediocampo aparece Gastón Liendo. Aquel polifuncional volante que surgió en Newell’s, jugó varias temporadas con la camiseta de la Lepra para luego arribar a Racing en el año 1999. Dejó una imagen aceptable en Avellaneda, dónde aporto criterio y sacrificio en años sumamente difíciles para la institución. Luego continuó su carrera en Belgrano de Córdoba.

No hay chance de que no aparezca el Mago Rubén Oscar Capria en la mitad de la cancha. El zurdo surgido en la cantera pincharrata llegó a Racing a mediados de 1995 de la mano de Pedro Marchetta, para deslumbrar con su elegancia y exquisita pegada. Tuvo tres ciclos como jugador en Racing, el último de ellos tras haber pasado una temporada por la Lepra. Al conjunto rosarino arribó en el año 2004 y pocos meses después se consagró campeón en aquel equipo que alzó el Torneo Apertura. Hoy es panelista y comentarista en varios programas deportivos.

Brian Sarmiento, enganche actual del conjunto que dirige el Chocho Llop, también paso por la Academia. El mediático jugador llegó a Racing de la mano del Cholo Diego Pablo Simeone a mediados del año 2011.Jugó muy pocos minutos y se marchó al año siguiente.

Como puntero por derecha aparece Ricardo Noir. Tito, que surgió de la cantera xeneize, llegó a Newell’s a mitad del 2011. Alternó buenas y malas y fue cedido a Banfield, donde alcanzó su pico de rendimiento. Cocca lo trajo a la Acadé a mediados del 2015, estuvo una temporada intermitente, sin jugar demasiados partidos como titular y emigró a préstamo a Chile para jugar en la Universidad Católica. Regresó a mitad de este año en baja forma y todo hace pensar que volverá a tierras trasandinas el año entrante.

Un paraguayo que anduvo muy bien en Racing fue Carlos Torres, qué llegó al club a principios de 1992. El centrodelantero proveniente de Olimpia metió 20 goles en Avellaneda y fue parte del equipo que llegó hasta la final de la Supercopa 1992.Luego paso a Newell’s, donde no pudo repetir lo bueno hecho en la Academia y sólo marcó un tanto.

Para tener gol lo ponemos también arriba a Nicolás Pavlovich. El Buitre, surgido de las Inferiores de la Lepra, jugó varios años en la Primera de Newell’s. El buen nivel mostrado en Rosario le dio la posibilidad de emigrar a Racing, donde anduvo muy bien en aquel equipo que dirigía Ardiles, formando dupla delantera en varios partidos con Diego Alberto Milito.

En el banco lo sentamos a Ricardo Caruso Lombardi. El Tano, actual entrenador de Tigre, fue técnico de La Lepra en la temporada 2007-2008, dónde hizo una gran campaña y sacó al elenco rosarino del fondo. Prácticamente un año después, llegó a Racing para reemplazar al Chocho Llop, sacar 30 puntos en 16 partidos dirigidos y salvar a la Academia de la Promoción.

Pasando en limpio la formación sería Nacho González; Pillud, J. Maidana, D.Crosa, E.Insúa; Liendo, Rubén Capria, Brian Sarmiento; Noir, C.Torres y Pavlovich. DT: R. Caruso Lombardi.

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a webmaster@racingdealma.com.ar y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *