Racing – River: el mano a mano en competencias internacionales

Racing enfrentará este jueves desde las 19.30 a River en el Cilindro en el partido de ida correspondiente a los octavos de final de la Copa Libertadores. Para palpitar el trascendental duelo copero que se jugará entre el elenco del Chacho Coudet y el conjunto del Muñeco Gallardo, repasá el historial completo entre la Academia y el Millonario por competencias internacionales y algunas curiosidades más en los cruces mano a mano. La estadística indica que la Acadé y el Millo se han enfrentado en 14 ocasiones por copas internacionales, con 4 victorias racinguistas, 4 riverplatenses y 6 empates.  Aunque desglosando bien los números la balanza se inclina para los de Avellaneda…

Se viene un duelo tremendo entre Racing y River por los octavos de la Copa Libertadores.

Todo comenzó en la recordada Copa Libertadores de 1967, en la cual Racing se consagraría Campeón del certamen. El equipo de José enfrentó a River en la fase de grupos, más precisamente en el Grupo 2, que también integraban Independiente Santa Fé e Independiente Medellín de Colombia y los elencos bolivianos de Bolivar y 31 de Octubre. Los partidos se jugaban ida y vuelta y la Academia derrotó 2 a 0 a River en Avellaneda con goles de Raffo y Humberto Maschio e igualó en Nuñez 0 a 0. La buena performance de ambos equipos argentinos les posibilitó que ambos clasificaran a la próxima ronda, terminando primero los de Avellaneda y segundo los de Nuñez. La curiosidad fue en que en la segunda fase de aquella Copa se volvieron a encontrar  para conformar la Zona A junto a Universitario de Perú y Colo Colo de Chile. También en un esquema de todos contra todos los equipos argentinos igualaron 0 a 0 en el Estadio Monumental y luego Racing batió 3 a 1 a River en el Estadio Presidente Perón con un doblete del Toro Raffo y el restante tanto anotado por J.J Rodríguez. La historia es conocida, Racing terminaría saliendo primero de la zona A y luego se toparía con Nacional, el líder de la zona B, a quién derrotaría al cabo de tres partidos que le permitirían ser Campeón de la Copa Libertadores del año 1967. Pocos meses después aquel inolvidable equipo de Jose Tito Pizzuti se consagraría Campeón Intercontinental al derrotar al Celtic.

Académicos y Millonarios volverían a verse las caras en una competencia internacional en el año 1988.  En ese entonces se toparon por las semifinales de la primera edición de la Supercopa Sudamericana, competencia que nucleaba a todos los campeones de la Copa Libertadores. El partido de ida se jugó en Avellaneda y fue victoria académica 2 a 1 con dos tantos de Walter Fernández. El partido de vuelta se jugó en el Monumental de Nuñez y tuvo dramatismo hasta el final. River se había puesto en ventaja por intermedio del uruguayo Nelson Gutiérrez y con ese resultado avanzaba a la instancia final de la competencia, sin embargo en los últimos suspiros del partido, un cabezazo heroico de Néstor  La Tota Fabbri le permitió a la Academia conseguir la epopeya de llegar a la final, que terminaría ganándole al Cruzeiro para consagrarse Campeón.

El destino marcó que se volvieron a encontrar recién en los octavos de final de la Copa Libertadores 1997. Ambos equipos vivían situaciones distintas. El River de Ramón Díaz, quién había sido Campeón de la competencia en 1996, ingresaba directamente a la instancia de 8vos de final, mientras que el Racing dirigido por el Coco Basile se había clasificado casi por la ventana de su grupo, que había integrado junto a Vélez, Emelec y El Nacional ecuatorianos. El conjunto del Coco terminó detrás de Vélez y El Nacional y se clasificó como uno de los mejores terceros a la siguiente ronda. Los pronósticos y las apuestas daban como claro favorito al elenco de la Banda conducido por Ramón Díaz desde el banco y por Enzo Francescoli desde el campo de juego. El partido de ida se jugó un 23 de Abril en el Cilindro. La hinchada de Racing comenzó a ganar la serie desplegando la bandera más grande del mundo con la leyenda que rezaba:” Más allá de la lógica, más allá de la razón, te entrego mi vida y mi corazón”. Aquél partido electrizante en la ida disputado en Avellaneda finalizó 3 a 3. Claudio Úbeda había adelantado al equipo del Coco Basile en el marcador con un cabezazo certero. A los pocos minutos Gallardo igualó el partido. Nuevamente Gastón Córdoba puso en ventaja a Racing pero, en un abrir y cerrar de ojos, y antes que finalizara el primer tiempo, River dio vuelta el resultado con un tanto de Francescoli de penal y otro de Monserrat tras eludir a Nacho González. Ya en el complemento, Claudio Úbeda volvería a marcar de cabeza para dejar la serie abierta e ir a definirla al Monumental. Fue tan bueno el rendimiento del Sifón en aquel primer partido contra el Millonario que hasta recibió el llamado de Ramón Díaz para felicitarlo e interesarse por el para llevarlo a River.

Racing quiere eliminar a River como en aquella histórica serie de la Copa Libertadores 1997.

Para el partido de regreso jugado en Nuñez todo hacía pensar que River iba a llevarse por delante al conjunto de Alfio Basile. Sin embargo, Racing se plantó en el Estadio Antonio Vespucio Liberti y jugó un partido de igual a igual. Una corrida inolvidable de Marcelo Delgado con asistencia magistral le permitió a Esteban Bichi Fuertes tocar con el arco vacío, abrir el marcador y hacer delirar a las casi 20.000 almas racinguistas que superpoblaron la cabecera Centenario en aquella noche de otoño. El empate posterior con un jugadón de Francescoli, que terminó picando el esférico por encima del cuerpo de Nacho González, le puso suspenso a un partido, que finalmente iba a ser definido desde los doce pasos. En aquella épica definición, Nacho Gónzalez le tapó el penal nada más y nada menos que a Francescoli e inclinó la serie para la Academia, que terminó de asegurar su paso a cuartos con el quinto penal ejecutado a la perfección por el Chelo Delgado. Una vez más Racing eliminaba a River. En aquel certamen el elenco del Coco llegaría hasta la instancia de semifinales donde caería sorpresivamente ante Sporting Cristal y se quedaría ahí nomás de jugar la final de la Copa

A los pocos meses se volvieron a enfrentar ambos equipos por la última edición que se jugó de la Supercopa Sudamericana y fue ahí River quién se aprovechó del mal momento del conjunto que ya dirigía Carlos Babington y lo venció 3 a 2 tanto en Nuñez como en Avellaneda. En esta oportunidad los equipos argentinos compartían  el grupo 3 con Vasco Da Gama y Santos de Brasil. River terminaría siendo el campeón de aquella competencia.

En el año 1999 ambos elencos integraron uno de los grupos de la Copa Mercosur de aquel año junto al Cruzeiro y al Palmeiras de Brasil. Un Racing diezmado en su plantel y abocado a sumar unidades en el certamen local cayó sin atenuantes 4 a 0 contra River en Nuñez y también perdió 1 a 0 en Avellaneda. Costas y Maschio eran los entrenadores de aquel Racing, que a pesar del paso trunco en la Mercosur, tuvo un aceptable Torneo Apertura.

El último antecedente entre la Acadé y el Millonario jugando por competencias internacionales se dio en la primera ronda de la primera edición de la Copa Sudamericana. Aquél Racing conducido por Osvaldo Pitón Ardiles venció 1 a 0 al River de Manuel Pellegrini con gol de Maxi Estévez de penal en la ida jugada en el Estadio Jose Amalfitani, haciendo Racing las veces de local. En el partido de vuelta igualaron 0 a 0 y Racing avanzaría a la próxima instancia donde sería eliminado por San Lorenzo (por penales), quién resultaría ser el campeón de aquel certamen.

Otro choque recordado de eliminación directa, aunque en el plano local, fue el de la Liguilla Pre-Libertadores 1988, donde mientras el conjunto titular del Coco Basile se preparaba para enfrentar al Cruzeiro por la final de la Supercopa, el Racing alternativo igualaba 3 a 3 contra River en el partido de ida jugado en el Monumental y lo vencía 1 a 0 en Avellaneda con gol de Victor Rabuñal, el día que la Academia se dio el gusto de dar la vuelta ante su gente por el certamen continental recientemente obtenido.

Un mano a mano que no muchos se acordaran fue el que se dio por la Copa Centenario en 1993. Para definir quien seguía en la ronda de ganadores, el Racing de Babington se midió contra el River de Daniel Alberto Passarella en cancha de Vélez. La Academia ganó 1 a 0 con gol de Claudio Javier Piojo López, para desatar el delirio de los más de 15.000 racinguistas presentes en el Estadio Jose Amalfitani de Liniers

El antecedente inmediato en partidos de eliminación directa se dio por semifinales de la Copa Argentina 2012. El partido entre Racing y River se jugó un domingo por la noche en el Estadio Padre Martearena de Salta, empataron 0 a 0 en los 90 minutos reglamentarios y en la definición desde los 12 pasos, Sebastián Saja se vistió de héroe para que el conjunto de Luis Zubeldía pasara a la final de la competencia.

En conclusión, Racing se encuentra invicto en enfrentamientos por Copa Libertadiores y ha salido victorioso en  los tres mano a mano que se han disputado por competencias internacionales (Supercopa 88, Libertadores 97 y Sudamericana 2002), con la particularidad de que todos ellos se han definido en Nuñez.

Autor: Miguel Argentino Hernández

Miguel Argentino Hernández

Periodista Deportivo. Relator y conductor en @elshowderacing. Redacción en Racing de Alma.

Miguel Argentino Hernández has 156 posts and counting. See all posts by Miguel Argentino Hernández

Miguel Argentino Hernández

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *