Saveljich: “Me disfracé para ver a Racing campeón”

¡Compartí esta noticia!

Es las siete de la tarde en Pamplona, donde mañana tendrá que jugar defendiendo la camiseta del Almería en el encuentro ante Osasuna por la cuarta fecha de la Segunda División de España. Desde la capital de Navarra, provincia ubicada en el norte de España, Esteban Saveljich atiende el llamado de RDA y se dispone a regalarnos media hora de una charla imperdible. El defensor central de 27 años surgido del Predio Tita recordará, entre otras historias, cómo Mostaza Merlo le terminó diciendo Esteban por lo mucho que le costaba decir su apellido, cuál fue su reacción cuando le llegó la citación para jugar en la Selección de Montenegro, sus vivencias en la pensión de la Academia y aquel partido en Defensa y Justicia en el que pidió salir de la cancha por su bajo nivel. Pero claro, con Racing siempre como protagonista, será una delicia la anécdota en la que contará de qué manera vivió el último partido ante Godoy Cruz en 2014 donde el conjunto de Avellaneda se consagró campeón. Quedate a leer este jugoso mano a mano con Esteban Saveljich.

Saveljich enfrentó a Ibrahimovic en el partido Suecia – Montenegro.

-¿Cómo se dio tu reciente llegada al Almería?

-Llegúe hace una semana, con el torneo ya empezado. Es mi segunda etapa en el club y quiero tener la posibilidad de sumar muchos minutos. Este sábado ( 7/9) voy a ser titular contra el Osasuna. El Levante me cedió a préstamo porque no iba a tener lugar allá.

-¿Tenías la ilusión de seguir en el Levante?

-Sabía que era difícil. Sufrí una lesión en la parte final de la temporada en el recto de la pierna derecha e intenté apurarme para poder jugar la última fecha. Fue peor porque se alargó la recuperación y el entrenador no me pudo ver en plenitud en la pretemporada que hicimos en Holanda.

-¿Seguís a Racing desde España?

-Sí, miro los partidos cuando los horarios me lo permiten. Vi el partido con River, fue muy complicado. Me hubiese encantado que pase Racing.

-¿Cómo se dio tu debut en la Primera de Racing?

-Debuté de la mano de Luis Zubeldía. Él había hecho una gran renovación en el plantel, tras las salidas de varios defensores como Lucas Licht, Lucas Aveldaño y Marcos Cáceres. Ahí me fui ganando un lugar de a poco y me hizo debutar sobre el final del primer semestre de 2012 ante Vélez en el Cilindro.

-¿Qué recordás de ese encuentro?

-Lamentablemente perdimos 2 a 1 pero en lo personal hice un buen partido. Gracias a eso Luis me llevó a la pretemporada junto a varios pibes que andaban muy bien en ofensiva como Lucho Vietto y Centurión.

-¿Cómo era Centu en las Inferiores?

-Si bien él jugaba en una categoría más chica que la mía, rápidamente lo subieron a la Reserva y nos hizo levantar mucho el nivel en el torneo, nos dio un salto de calidad. De chico ya la rompía y siempre fue una muy buena persona.

-Te tocó jugar en un momento duro en cuanto a resultados…

– Después de mi debut con Vélez estuve un par de partidos sin ser titular hasta que Zubeldía me colocó en el arranque del Torneo Inicial con Atlético Rafaela. Ese encuentro lo empatamos 1 a 1. Después no tuve más oportunidades con él y terminó renunciando porque nos fue mal en la Sudamericana e íbamos últimos en el torneo.

-Llegó Ischia y la cosa no cambió.

-Ischia me puso en un partido ante Boca Juniors pero duró solamente cinco partidos en el cargo. Después Nacho González dirigió un sólo partido ante Estudiantes de forma interina y ahí llegó Mostaza.

-¿Cómo hizo Mostaza Merlo para sacarlos del pozo?

Mostaza nos sacó un peso de encima. Estábamos últimos y no convertíamos un gol hacía muchos partidos, era una situación muy complicada. Solamente con su nombre y su personalidad cambió todo. Apenas llegó dijo que él se iba a hacer cargo de la situación, que nosotros sólo nos dedicáramos a entrenarnos.

-¿Es cierto que le costaba muchísimo pronunciar tu apellido?

-Le costaba un montón pobre Mostaza, ja. Llegó un momento en el que directamente decidió llamarme Esteban. Ojo, no le pasa sólo a él.  Acá en España me mato de risa cuando escucho que en los altoparlantes intentan decir mi apellido y tiran cualquier fruta.

-¿Ese fue tu mejor momento en la Primera de Racing?

-Sin dudas. Con Mostaza me afirmé como titular y tuve algunos partidos en los que mostré un buen nivel.

-¿Qué recordás de aquel gol a Estudiantes?

-De Paul tiró un centro desde la izquierda, la peinaron en el primer palo y yo aparecí en el segundo. Iba menos de un minuto creo, realmente inolvidable esa noche en el Cilindro. Fue el 1 a 0 de un partido que fue apasionante: terminó 3 a 3 con un gol de Campi sobre la hora.

-¿Es el recuerdo más lindo que viviste en Racing?

-No, lo más lindo que pasé en este club son las vivencias en la pensión. Al ser de Tandil me tuve que venir acá para entrenarme en las Inferiores y pasé dos años maravillosos en el Tita. Las charlas con los compañeros y los utileros, todo. Siento que todos los chicos que pasan por la pensión de Racing evolucionan como personas. Mostri y Chirón, los utileros, son dos cracks.

-¿Cómo era un día en la pensión de Racing?

-A las siete de la mañana nos levantábamos para desayunar. Tipo ocho y media nos pasaba a buscar la combi que nos dejaba en el Predio Tita. Entrenábamos, volvíamos a la pensión y almorzábamos. Después, un par de horitas de siesta y me iba al colegio para terminar el secundario. En el verano hacíamos rondas de tereré hasta las 3 de la mañana y contábamos nuestras historias de vida y lo que nos imaginábamos sobre lo que sería jugar en la Primera de Racing.

-¿Qué cambió en vos tras estar en la pensión?

-En primer lugar, después de pasar por ahí y ver también cómo vive la gente de Racing cada partido en el Cilindro, fue inevitable que me hiciera hincha del club. Además, estar en la pensión me ayudó a madurar como persona en todo sentido.

-¿Porqué sentís que no tuviste lugar en el equipo de Cocca?

-Cuando llegó Cocca al club me puso de titular en los primeros amistosos de la pretemporada. Pensé que iba a tener más lugar pero faltando 15 días para el cierre del libro de pases Cocca me dijo que no iba a tener lugar, que me busque club.  Obviamente no hice a tiempo y me quedé a jugar en Reserva.

-¿Cómo viviste el campeonato que logró Racing en 2014?

-Fue una locura. En la Reserva nos quedamos en las puertas de lograr el título también, estuvimos a una fecha de ser campeones. En cuanto al título que logró la Primera, en el partido con Godoy Cruz tuve que hacer una locura para poder ver el partido en la cancha.

-¿Qué hiciste?

-No había más lugar en el palco donde estaban mis compañeros de Reserva y tampoco había lugar en las plateas. Además, yo quería mirar el partido desde el campo de juego. Agarré un chaleco naranja que creo que era de un fotógrafo y me disfracé para ver a Racing campeón. Por suerte, nadie se dio cuenta. Cuando se acercaba el árbitro a la zona donde yo estaba, por las dudas, me agachaba y me escondía cerca de una pared que daba a la fosa. Cuando se iba, me volvía a parar y miraba el partido. Una noche que no olvidaré jamás.

-¿Cómo siguió tu carrera?

-Me fui a Defensa y Justicia, donde las cosas me salieron muy bien, jugando casi siempre de titular y con buenos rendimientos.

-¿Es cierto que en el partido con Central pediste salir por tu bajo nivel?

-Sí, es verdad. Estaba Darío Franco de entrenador del Halcón y fue un partido con Rosario en el que no paré de mandarme cagadas en los primeros minutos. Se me pasó por la cabeza pegar un planchazo y hacerme echar pero decidí que era más sensato decirle al DT que me sacara.

-¿Cómo reaccionó tu entrenador?

-Me dijo que siguiera jugando, que esto era un equipo y que todos confiaban en mí. Por suerte en el segundo tiempo levanté el nivel y a partir de ahí todo cambió. Terminé siendo el capitán del equipo y jugué una buena temporada. De ahí me llamó Pipo Gorosito para jugar en Almería.

-En ese momento llegó el llamado de la Selección de Montenegro. ¿De qué manera se dio esa posibilidad?

-En Buenos Aires había una colonia muy grande de montenegrinos pero no había embajada. Cuando finalmente pusieron un embajador, me llamó por teléfono y me preguntó si quería ser parte de la Selección de Montenegro. Mi bisabuelo Juan había nacido en esas tierras pero se vino a Argentina porque allá había guerras constantemente. Por mi apellido, ellos sabían que yo era de descendencia montenegrina.

-¿Cuál fue tu reacción?

-Inmediatamente dije que sí. Te soy sincero, más allá del lazo afectivo por mis antepasados, sabía que era una gran chance para poder progresar en mi carrera.

-¿Y cómo siguió la historia?

-Mi primo Nisa Saveljich, que también fue futbolista, me dio una mano muy grande con los temas burocráticos y a los dos meses me convocaron para un partido con Dinamarca.

-¿Qué dificultades te trajo el idioma?

-De arranque no fue un inconveniente porque el técnico de Montenegro había jugado varios años en La Coruña y hablaba español perfectamente. Además tenía de compañero a Jovetic, que en ese momento estaba en el Manchester City, el hablaba español e inglés sin problemas.

-¿Cómo te fue en cuanto a lo deportivo?

-Bien. Me di el gusto de jugar amistosos y partidos de las eliminatorias como titular. El momento más destacado fue cuando ingresé por un compañero ante Suecia y me tocó marcar a Ibrahimovic.

-¿Quién ganó el mano a mano?

-Lo gané yo, je (se rie). Entré en el segundo tiempo, ya perdíamos 3 a 0. En la primera pelota que le tiraron por arriba, lo anticipé y logré cabecear. Ahí me agrandé un poco, pensé que me lo comía. Después, agarró dos pelotas y ni me la dejó tocar. Un rato después lo sacaron.

-Volviendo a Racing. ¿Qué es lo que más extrañás?

-Ir en el micro rumbo al Cilindro por la Avenida Belgrano los días de partido y ver la pasión que transmite la gente. Eso no lo encontrás en ningún lugar del mundo. Cuando estuvimos en Amsterdam con el Levante para hacer la pretemporada, en el aeropuerto me frenó un hincha de la Academia y me pidió una foto. Cuando mis compañeros me preguntaron qué había pasado les expliqué que los hinchas de Racing son los más pasionales y están por todas partes del mundo.

Otras noticias

¡Compartí esta noticia!

Juan Gorrochategui

Periodista y docente. Redacción en Racing de Alma. Integrante de "Esto es Racing" (L A V de 14 a 15 por AM 770).

Juan Gorrochategui has 657 posts and counting. See all posts by Juan Gorrochategui

Juan Gorrochategui

3 comentarios sobre “Saveljich: “Me disfracé para ver a Racing campeón”

  • el 13 septiembre, 2018 a las 14:43
    Permalink

    Muy buena nota! Felicitaciones

    Respuesta
  • el 13 septiembre, 2018 a las 17:57
    Permalink

    MORO DE U.S.A

    UN REPORTAGE. QUE. EMOCIONA…GRACIAS POR. .PODER LEER UN ESCRITO. ..TAN EMOTIVO..DONDE ESTE EX. JUGADOR DE ==LA ACADEMIA==NOS HACE SENTIR. BIEN..MAS. EN. ESTE MUNDO. CONVULCIONARIO..DONDE
    PARECIERA QUE…SOLO. VALE..==EL. YO ==Y …..PUNTO..POR ..LO DICHO POR===ESTEBAN. SAVELJICH==TE DA UNA
    ESPERANZA…DE VER ……………..UN MUNDO MEJOR……………A LA. VEZ..ME HACE. RECORDAR..AQUEL DICHO.QUE
    ================================
    ======EL. QUE. SABE AGRADECER…SIEMPRE….FELIZ. VA A SER. ======GRACIAS ..DON ==JUAN GORROCHATEGUI==
    POR ESTE SUBLIME Y SENTIDO. REPORTAGE..UN ABRAZO. MAYOR….CHAU. MORO DE U.S.A

    Respuesta
  • el 14 septiembre, 2018 a las 22:10
    Permalink

    El polaco siempre rindió bien . mejor que los que trajeron después. Dejaba TODO.

    Respuesta

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *