Racing y Zubeldía, el reencuentro

Racing enfrentará el próximo domingo a Lanús a un viejo conocido: en el banco local volverá a sentarse para dirigir en el fútbol argentino Luis Zubeldía. En esta nota de RdA repasamos la carrera no sólo del entrenador, sino también de futbolista del ex entrenador de la Academia, poniendo especial énfasis en su paso por el club de Avellaneda.

Luis Zubeldía en su paso por Racing.

Aquel DT que sorprendió a todos con los pantalones chupines cuando aún no era habitual ese uso (como lo es hoy en el común de los hombres), nació en Santa Rosa, La Pampa, en el verano de 1981. Arrancó a jugar bien de pibe en el club Belgrano de su provincia, donde conoció a Pekerman. José, sin dudarlo, lo llevó a las selecciones juveniles. Ya con rodaje con la celeste y blanca, Lanús adquirió la totalidad de su pase.

Luis debutó en Primera División a los 17 años con la camiseta Granate. Fue en el Torneo Apertura 1998, en un partido que Lanús igualó 2 a 2 ante Independiente. En el conjunto del sur de la provincia de Buenos Aires jugó 57 partidos oficiales como mediocampista, y convirtió tres goles. En 2004, seis años después de su estreno, debió retirarse de la actividad profesional por una osteocondritis aguda en una rodilla. En ese breve lapso como futbolista afrontó el Mundial Sub-20 de 1999 con el Seleccionado Nacional e integró el equipo en el Sudamericano Sub-20 de 2001.

Luego del retiro obligado a muy corta edad, Zubeldía pensó en estudiar periodismo, pero terminó inclinándose para la carrera de entrenador de fútbol, su verdadera pasión. Comenzó a tener roce con los pizarrones y la táctica como ayudante de campo de Ramón Cabrero, en Lanús. Ambos formaron aquel gran equipo que se consagró campeón del Apertura 2007, con lo cual Lanús obtuvo el primer título local en su historia. Al poco tiempo, y post decisión de Cabrero de alejarse como DT principal, Luis fue designado en su reemplazo.

Su primer partido al frente del equipo fue por la primera fecha del Torneo Apertura 2008, en el Cilindro de Avellaneda, contra el Racing que conducía Juan Manuel Llop; fue victoria Granate 2 a 0 con goles de Jose Sand. Estuvo poco más de dos años al frente del elenco del sur, donde cosechó buenas campañas y la clasificación a la Copa Libertadores 2009.

Estuvo los primeros meses del año 2011 sin trabajar, hasta que fue contratado por el Barcelona de Guayaquil. Inició bien su trabajo en uno de los equipos más fuertes de Ecuador, no obstante nueve meses después se cruzó feo con el presidente de la institución y determinó dar un paso al costado: adujo que de esa manera no podía continuar. Aquel equipo que él había ideado terminó proclamándose campeón a fin de año con la dirección técnica de Gustavo Costas, su sucesor en el cargo.

A las semanas de haberse marchado del Barcelona ecuatoriano, Zubeldía fue sondeado por los dirigentes de Racing para agarrar el mando de un equipo que venía en caída libre y que había sufrido la salida de Alfio Basile, tras la abultada derrota 4 a 1 en el clásico contra Independiente, en el Estadio Libertadores de América. Luego de la derrota hubo escándalo y disturbios en el vestuario visitante. El pampeano aceptó el ofrecimiento y empezó su ciclo con el pie derecho: en su debut como técnico de la Academia venció 2 a 0 a Sarmiento de Chaco, con tantos de Gio Moreno (penal) y Lucas Castro. Para retratar el mal clima que se vivía en aquella época en Racing, un recuerdo: los hinchas recibieron al equipo tirándole muletas, reprochándole el flojo rendimientos mostrados en los últimos partidos.

En esos primeros meses de trabajo,el mayor logro de Zubeldía fue ordenar el equipo y lograr que el mismo llegara a la final de la Copa Argentina, tras superar a Atlético Tucumán en cuartos de final ( 1 a 0 con grito de Deivis Barone e/c) y a River ( por penales) en semifinal, respectivamente. Como marca aún más importante, el DT promocionó juveniles como Ricardo Adrián Centurión, que debutó oficialmente en la Primera de Racing (como marcador de punta) en la derrota 4 a 2 contra Rafaela, en la Perla del Oeste en el Clausura 2012.

La promoción de juveniles, una de las mayores virtudes de Zubeldía en Racing.

Finalizado ese primer semestre del añose produjo en el equipo una importante renovación que incluiría las salidas de Gio Moreno y Lucas Castro (sumada a la de Teo Gutierrez) y varias contrataciones para reforzar al equipo de cara a la final de la Copa Argentina ante Boca y al Torneo Inicial 2012. Entre los refuerzos se destacaron los ingresos de Mauro Camoranesi, Fernando Ortiz, Jose Sand y Javier Cámpora (otro nuevos fueron Claudio Corvalan, Migliónico y Pérez Guedes, por citar otros). La nueva formación no arrancó de la mejor manera, ya que Racing cayó 2 a 1 en la final contra Boca en el Estadio Bicentenario de San Juan (anotó Valentín Viola el tanto para el descuento).

Aquél duro golpe en el partido decisivo se maquilló con un par de victorias en el certamen local, entre las cuales sobresalió el triunfo contra Independiente un domingo por la mañana en el Cilindro, con dos goles de Jose Sand (los únicos que convirtió como jugador de Racing) y una actuación inolvidable de Centurión, que bailó y volvió loca a la defensa rival. Cuando parecía que el equipo de Luis se afirmaba, recibió otro cachetazo al quedar eliminado en primera ronda de la Sudamericana 2012 por perder ante Colón en Santa Fe el partido de ida (1-3) y el del desquite en Avellaneda (1-2).

Zubeldía ajustó algunas piezas en la alineación inicial y les dio más rodaje a los pibes que promovió desde la cantera como Luis Fariña, Bruno Zuculini y Luiano Vietto, Racing enderezó su rumbo, consiguió victorias importantes como por ejemplo ante San Lorenzo y River, y terminó en un decoroso 5to puesto al finalizar aquel certamen con 33 unidades, que lo tuvo a Vélez como el Campeón.

Para el año siguiente la expectativa de la gente era mayor y con la contratación de Mario Bolatti como refuerzo, esto sumado a la prometedora aparición del chico Rodrigo De Paul, hacían creer que Racing podía pelear el Torneo Final 2013. Nada de esto sucedió y el equipo terminó merodeando la mitad de tabla, sin dar la talla y estando más atentos de la desgracia ajena (el descenso de Independiente)  que a su propio andamiaje.

A mitad de año, Zubeldía volvió a elegir varios refuerzos que no serían la solución en el corto plazo (Rodrigo Battaglia, Luis Ibañez, Mario Regueiro, entre otros). Y luego de un comienzo en falso tras perder tres de cuatro partidos en el plano local y caer en el partido de ida como local ante Lanús 2 a 1 en Avellaneda (debut de Roger Martínez con la camiseta de Racing), la CD despidió al rubio entrenador. La estadística dice que Zubeldía dirigió a la Academia 59 partidos (incluyendo torneos y copas), con 22 victorias, 14 empates y 23 derrotas, con el logro máximo de consolidar en Primera a los pibes ya mencionados, más Valentín Viola y José Luis Gómez.

El destino encontró a Luis en el fútbol de regreso en Ecuador al año siguiente, aunque en este caso en la Liga Deportiva Universitaria de Quito. Llegó como sucesor de Bauza y, si bien realizó una buena campaña promoviendo juveniles al primer equipo, no la pudo decorar con un título más allá de que clasificó al equipo a la Copa Libertadores 2016. Al muy poquito tiempo de terminar su vínculo con la Liga, asumió en el Santos Laguna de México, donde fue de mayor a menor. Llevó a su equipo a las semifinales de la Copa Liga de Campeones y ganó la Copa Socio Mx. Sin embargo, sobre el arranque del segundo semestre del 2016, fue despedido por la dirigencia lagunera por el mal arranque en la liga.

Sus últimos tres pasos fueron en distintos países y con resultados similares. En Independiente Medellín de Colombia no estuvo más de seis meses al frente del equipo y no pudo avanzar de fase en la Copa Libertadores de América de 2017 (no llegó a dirigir vs. Racing por Copa Sudamericana). Después de su mal paso por el fútbol colombiano, tuvo la chance de dirigir al Alavés de España tras la salida de Mauricio Pellegrino. Sin embargo, no lo acompaño su equipo ni la fortuna, ya que tras dirigir cuatro partidos y perderlos todos, fue destituido del cargo.

El antecedente inmediato de Zubeldía al mando de un equipo fue en Cerro Porteño de Paraguay. Allí había arrancado de gran forma el año, con una seguidilla de triunfos importantes en el plano local y metiendo al Ciclón en los octavos de final de la Libertadores. Pero su equipo se desmoronó en el mes de Agosto y él pagó con su salida.

El domingo, la Academia volverá a verle la cara a Luisito, un joven conocido que a pesar de su vasta trayectoria sólo tiene 37 años. Seguramente lo saludarán Centurión y Leo Sigali, a quienes dirigió en Racing y en Lanús, respectivamente.

 

Miguel Argentino Hernández

Periodista Deportivo. Relator y conductor en @elshowderacing. Redacción en Racing de Alma.

Miguel Argentino Hernández has 149 posts and counting. See all posts by Miguel Argentino Hernández

Miguel Argentino Hernández

2 comentarios sobre “Racing y Zubeldía, el reencuentro

  • el 14 septiembre, 2018 a las 11:01
    Permalink

    le deseo lo mejor a Zubeldia, pero lejos de Racing por favor

    Respuesta
  • el 15 septiembre, 2018 a las 17:41
    Permalink

    Zubeldía lo quieren hacer quedar como un descubridor de talentos y a los pibes (Vietto, De Paul, Gomez, Zucullini, etc.) los puso para que le apaguen el incendio que le habian provocado LOS MUERTOS que trajo. Llegó a decir que “SAND es DIOS”, hicimos conocidos a cada uno…

    Respuesta

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *