Roger: “Jugaba al fútbol para olvidarme del hambre”

¡Compartí esta noticia!

Desde la Ciudad de México, donde el reloj marca dos horas menos que en la Argentina, Roger Martínez atiende la llamada de RDA a las seis de la tarde. Ya sabe que no estará presente en el próximo partido del América (frente al Morelia, el sábado 15/9) por una molestia en su rodilla izquierda. Acumula tres semanas sin poder jugar teniendo en cuenta que, frente a Pumas de la UNAM, vio una injusta tarjeta roja por un codazo que le aplicó a Alejandro Arribas y que le impidió estar presente ante Lobos. Luego llegó la fecha FIFA y ahora el inconveniente físico. Roger tiene ganas de volver ya mismo al verde césped, pero no se desespera. Sabe que lo peor ya pasó.

Si como dice Eduardo Galeano “el fútbol es la única religión que no tiene ateos”, podríamos inferir que Roger jamás dejó de creer en que la pelota y su firme creencia en Dios serían las dos grandes herramientas para evadirse de una realidad muy difícil en La Campiña, el humilde barrio colombiano de la ciudad de Cartagena de India. Allí le tocó transitar su infancia. Allí los pesos colombianos no abundaban y, mucho menos, la comida. La manera que encontraba este niño de olvidar esa sensación fisiológica que le pedía un alimento -de aguantarse el hambre si hablamos en criollo- se sostenía por arcos hechos con dos piedras, una calle de tierra y una pelota hecha de medias para jugar con ella hasta que literalmente las uñas se le rompieran, volviendo a casa con los pies llenos de sangre.

Hoy, a sus 24 años, es un delantero de renombre y puede darse el lujo de que le paguen por hacer lo que ama. Por supuesto que en este mano a mano exclusivo con RDA no faltará la historia de cuando Diego Milito lo llamó en julio para que vuelva a Racing o la imperdible anécdota con Mostaza Merlo en la cancha de Argentinos Juniors. Pero Roger tiene mucho más que contarnos…

Roger debutó con un gol ante el Necaxa vistiendo la camiseta del América de México.

-¿Cómo ha sido tu llegada al América de México?

-Muy buena. Gracias a Dios me he sentido genial. Estoy tratando de adaptarme lo más rapido posible y darle lo mejor al equipo.

-¿Es difícil adaptarse al fútbol mexicano?

-Puede que sea difícil adaptarse a este fútbol pero sinceramente a mi no me ha costado, ya que empecé con el pie derecho. El gol que hice en mi debut, ante el Necaxa, me llenó de confianza y también ha sido fácil insertarme en México gracias a los grandes compañeros y al entrenador que tengo en América. Me siento muy cómodo y feliz, estamos terceros en el campeonato y vamos a darlo todo para ganar varios títulos.

-¿Cuál es tu relación con el técnico Miguel Herrera?

-El DT me trata muy bien. Siempre está pendiente de mí y me hace sentir muy importante. Ha sido clave para que rápidamente pudiera mostrar mis cualidades dentro del campo y devolverle toda la confianza. Me parece un gran entrenador.

-No sos el clásico centrodelantero, te gusta tirarte atrás y pivotear. ¿Qué te pide Herrera?

-Me pide que esté bien de 9. El sabe que a mí me gusta tirarme atrás y jugar, sobre todo cuando no me llega la pelota. Pero quiere que esté dentro del área todo el tiempo posible para anotar goles todos los partidos. Me pide que no me desespere si no me llega tanto el balón.

-En el América compartís plantel con Ibargüen, de reciente paso por la Academia. ¿Hablaste con él sobre Racing?

-Sí, charlamos seguido con Pikiña sobre lo que es Racing y lo impresionante que es la fanaticada, como decimos los colombianos. Me dijo que le encantó estar en el club por su tremenda hinchada. Yo le dije que para mí Racing es lo más grande que hay en la Argentina, un club hermoso que me enseñó muchas cosas. Siempre voy a estarle agradecido.

-¿Es cierto que Diego Milito te llamó para que vengas a Racing en julio?

-Sí, claro que sí. En varias ocasiones me llamó y me escribió por Whatsapp. Siempre estuvo pendiente de mi situación. Yo estaba dispuesto a venir a Racing, era mi prioridad. Lamentablemente no se pusieron de acuerdo entre Racing y el Villarreal. No sé porqué no se dieron las cosas ni cómo fue la negociación entre las instituciones. Luego, el Villarreal acordó mi traspaso al América y, siendo una equipo tan grande, no lo dudé ni un segundo.

-¿De qué forma te intentó convencer Milito para sumarte a Racing?

-Me dijo que Racing me quería y que yo era el delantero ideal para reemplazar a Lautaro Martínez. El objetivo era la Libertadores. y también luchar el campeonato. Me sedujeron las palabras de Milito y yo estaba con muchas ganas, pero no se pudo llegar a un arreglo entre los clubes.

-¿Cuándo empezaste a jugar al fútbol?

-En la Campiña, donde vivía de pequeño. Jugábamos todo el día a la pelota. Hacíamos los arcos con dos piedras y la pelota estaba hecha de varios pares de medias o cualquier balón que uno se inventaba. Siempre estaba en la calle jugando al fútbol. Llegaba a casa con las uñas rotas y los pies sangrando, pero valía la pena porque no había nada más lindo que jugar a la pelota. Son  los recuerdos que más me gustan de mi infancia.

-¿Fue difícil la infancia en La Campiña?

-En mi familia siempre la tuvimos que remar, muchas veces no había para comer. Algún vecino cada tanto nos ayudaba. No comíamos en todo el día y a veces aparecía algo a la hora de cenar.  Yo jugaba al fútbol para olvidarme del hambre. No se me iban las ganas pero al menos me olvidaba por un rato hasta que llegaba la noche.

-¿Compartiste cancha con algún pibe que jugaba muy bien pero que no tuvo tu misma suerte?

-Sí, jugué con muchísimos cracks que hacían jugadas que a uno le sacaban una sonrisa. Pero en mi barrio era difícil la cosa. Yo tuve la suerte de irme a jugar a la pelota a una escuela de fútbol de Medellín y logré mudarme allá a los 14 años. Fue un cambio clave para mí. Muchos de mis compañeros de fútbol de la infancia se perdieron en la droga o en la delincuencia. Incluso, muchos de ellos han quedados presos o han muerto. Afortunadamente yo pude irme a tiempo del barrio y mis padres fueron fundamentales para mi progreso.

-¿Cómo te fue en la escuela de fútbol de Medellín?

-Me fui a un club formador que se llama “El Estudiantil”. Allí estuve tres años hasta que ellos me dijeron que estaba la chance de venir a la Argentina para probarme en Racing Club. En mi caso, el dueño de Estudiantil conocía a dos representantes argentinos que aún hoy siguen manejando mi carrera. Ellos fueron fundamentales para que hoy esté pasando este gran momento. Me pagaban la pensión en Quilmes, la comida y los viáticos.

Roger Martínez no olvida su paso por Racing.

-Llegaste a la Academia con tan sólo 17 años…

-Sí, en edad de Quinta División. Me costó un poco adaptarme a los entrenamientos y al fútbol argentino. Pero poco a poco fui mejorando y demostrando mis condiciones.

-¿Con qué compañeros tenías más relación en las Inferiores?

-En las Inferiores de Racing hice muy buenos compañeros y amigos. Me llevaba muy bien con Guillermo Hauche, Ezequiel Melillo, Yonathan Cabral, Juan Musso… La gran mayoría de ellos me ayudaba bastante, compartíamos cenas y pasábamos momentos muy bonitos.

-¿Qué te acordás de tu debut en Racing?

-Debuté en la Copa Sudamericana con Lanús, cuando estaba Luis Zubeldía. Pero lamentablemente él se fue a los dos partidos del club. Luis fue importante en mi carrera, me brindó mucha confianza y cambió mi mentalidad.

-Después de Zubeldía vino Ischia y más tarde llegó Merlo…

-Vino Ischia y el equipo seguía sin levantar. Un par de fechas después asumió Mostaza Merlo. Con Mostaza jugué varios partidos, es alguien a quien sinceramente nunca voy a olvidar (se ríe). Yo pienso que cada vez que alguien habla sobre Merlo lo hace con una sonrisa. Es una gran persona y un excelente entrenador.

-¿Qué anécdota recordás con Mostaza?

-Hay un video muy gracioso en las redes sociales, una anécdota muy divértida. En la cancha de Argentinos Juniors, Mostaza me estaba dando algunas indicaciones y yo me demoré un poco para ingresar al campo de juego. Ahí me dijo ‘Dale, carajo, dale. Hacés una ceremonia’ (se ríe a carcajadas). Mostaza es un crack.

-A comienzos de 2014 no llegaste de la mejor manera a la pretemporada. ¿Qué pasó?

-Me fui de vacaciones a Colombia en diciembre del 2013 y me di algunos gustos. Después de tanto tiempo pasando hambre, llegué a mi país y se me fue un poco la mano con la comida. Cuando llegué para realizar la pretemporada con Racing en enero, tenía una molestia en la tibia y algunos kilos de más. Eso generó que me mandaran a préstamo a Santamarina de Tandil. Fue una enseñanza importante en lo profesional y aprendí a cuidarme mucho más en lo físico.

-¿Fue difícil irte de Racing?

-Fue muy difícil. Estaba ilusionado con romperla en Racing y tener que irme a Tandil fue complicado, me costó bastante. Me apoyé mucho en mis padres y mis amigos para sobrellevar ese momento. Ellos me decían que las cosas iban a cambiar, que tuviera fe.

-¿Cómo siguió tu carrera?

-A los seis meses volví a Racing y me mandaron a préstamo a Aldosivi. Ahí cambió todo.

-¿Qué rol tuvo el Teté Quiróz para que resurgieras futbolísticamente?

-Creo que Teté Quiróz salvó mi carrera. Me dio la confianza que estaba necesitando en un momento que no era fácil y siempre estaré agradecido con él. Empecé a hacer goles en el Tiburón, formé una gran dupla con el Pepe Sand y pude volver a Racing en 2016.

-¿Cuál es el partido que más recordás con la camiseta de Racing?

-El partido ante Boca Juniors en el Cilindro, sin dudas.

-Aquella noche metiste un golazo…

-El gol a Boca es el recuerdo más bonito que tengo en mi carrera, lo tengo grabado en mi mente. Fue un partidazo, con la cancha llenísima. Cuando recuerdo ese taco me río porque fue un momento hermoso. Sentí que la cancha tembló cuando metí el gol. No lo podía creer.

-¿Mirás los partidos de Racing?

-Sí, cada vez que puedo los miro. De los de la Libertadores no me perdía uno. Los encuentros de campeonato se me complica verlos porque tengo que jugar acá.

¿Qué te pareció el partido ante River en el Monumental?

-Fue duro, pero ya pasó. Ahora hay que pensar en el torneo y sostener la punta. Me hubiese gustado jugar ese encuentro pero por algo no se dieron las cosas.

-En 2016 compartiste plantel con Óscar Romero, Licha, Bou, Milito, Acuña. ¿Qué recordás de ese equipo?

-Teníamos un equipazo, fui un afortunado de compartir plantel con esos cracks. Me llevaba muy bien con todos ellos y era muy lindo compartir el día a día en el club.

Lisandro López puso en duda su continuidad en Racing después de diciembre. ¿Qué le dirías?

-Todavía tiene mucho para darle al club y al fútbol argentino. Pienso que es un excelente jugador, de los mejores que he visto.

-¿Qué pensaste cuando llegó la jugosa oferta del club chino?

-Por momentos no podía creer la oferta que llegó. Me motivó mucho que los dueños del Jiangsu (equipo de la Liga China) sean los mismos que manejan el Inter, eso me sedujo.

-¿Te recomendaron algo tus compañeros en Racing?

-Lisandro y Milito me decían que fuera para allá y que luego sería más fácil el salto a Europa. No me arrepiento, fue una experiencia muy bonita y luego pude ir al Villarreal.

-¿Tenías la esperanza de jugar en el Inter?

-Sí. Estuve cerca del Inter pero ya había arreglado todo para ir a España.

-¿Qué sentís que te faltó para lucirte en el Villarreal?

-Tener más oportunidades de jugar. Fue un poco raro lo que viví en Villarreal. No me fue mal, pero no me dieron muchas chances y no me daban la confianza que necesitaba. De todas maneras, siempre quedará en mi memoria el tanto que le marqué al Real Madrid.

-¿Cuáles son tus objetivos esta temporada?

-Mi meta es romperla en México y tener una chance en la Selección Colombia.

-¿Cómo te llevás con los colombianos que juegan en el fútbol argentino?

-Tengo muy buena relación con los colombianos que están en Boca Juniors, sobre todo con Wilmar. Cardona y Barrios siempre me dicen que vaya a jugar con ellos a Boca, pero yo estoy muy feliz en México, afrontando un gran desafío.

-¿Qué es lo que más extrañás de Racing?

-Extraño mucho jugar en el Cilindro, el cariño de la gente y jugar los clásicos. Lo que se vive con la hinchada de Racing no sucede en ningún lugar del mundo.

¡Compartí esta noticia!

Juan Gorrochategui

Periodista y docente. Redacción en Racing de Alma. Integrante de "Esto es Racing" (L A V de 14 a 15 por AM 770).

Juan Gorrochategui has 608 posts and counting. See all posts by Juan Gorrochategui

Juan Gorrochategui

4 comentarios sobre “Roger: “Jugaba al fútbol para olvidarme del hambre”

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *