Vittor: "Estuve bien condenado por el clásico"

Los guerreros también se cansan y deben aprender a perder como cualquiera. Después de dar batalla, necesitan un descanso para limpiar la cabeza, repasar los traspiés y recargar sus energías con la mirada puesta en el próximo objetivo. Hombre temperamental, de fortaleza mental y muy franco, Sergio Vittor encontró más allá de la Cordillera una tranquilidad que le hizo muy bien en lo psicológico. A la distancia, sin las presiones que reinan en el fútbol argentino, el Chino se acomodó rápido a una nueva etapa. Y en esa suerte de bálsamo, pudo asimilar poco a poco lo que fue una salida difícil de Racing. Hoy consolidado como titular en la Universidad de Concepción de Chile, equipo modesto que marcha segundo en el torneo, el central no tiene complejos en admitir lo que, según él, lo eyectó de la Academia: la falla en el clásico que Independiente ganó 1-0, el 25 de noviembre de 2017.

"Tuve la mala fortuna de ese clásico, en el cual se me condenó. Y, a ver... Estuve bien condenado por el clásico porque cometí un error. Ya está, errores tenemos todos. Después de que me fui no quise hablar más para no hacer daño a nadie. Le tengo mucho cariño a Racing más allá de mi salida. La verdad que no tengo otras palabras que de agradecimiento: me dio la posibilidad de volver a jugar en un club grande, de participar de copas, de volver a sentirme importante. En Paraguay, Brasil, Colombia o donde fuera, a nivel internacional, siempre traté de jugar todos los partidos y creo que lo hice bien", le cuenta el zaguero a RDA, en la primera nota que brinda para un medio argentino desde que emigró a préstamo. Por momentos hablará como si ya no fuera parte de la Academia, aunque su pase todavía le pertenece y deberá regresar a fin de año. Siempre y cuando lo pretenda el técnico que esté.

-Se nota que ya digeriste lo que te ocurrió.

-Como ya pasó un tiempo desde que me fui, veo las cosas con más tranquilidad, ya sin la calentura del momento. Obviamente que uno siempre quiere jugar, más en un club como Racing. Pero a la larga uno entiende que puede no ser del gusto de un técnico, no estar en los proyectos políticos del club o el club decidir que uno ya cumplió un ciclo. La realidad es que siempre traté de jugar en Racing dela mejor manera. He cometido un error, un gran error en un clásico (NdeR: se confió en la salida, Leandro Fernández le robó la pelota y metió el 1-0 definitivo). Con el tiempo lo digerí bien y lo asumo. Me ha pasado a mí y me hago cargo. Pero lejos estuve de sobrar en los partidos o querer jugar sobrado. Siempre entré a dejar todo. Y me quedo tranquilo con eso.

-Decís que se te condenó por eso. ¿Creés que fue demasiado alto el costo que pagaste si fue sólo por esa razón?

-Antes de ese partido, no creo haber tenido otro error como para irme del club. Pero bueno, a veces pasan cosas y te repito que hay partidos que te condenan. Los clásicos te hacen millonario o te condenan. Y a mí me condenó. Es así, esto es fútbol. Yo siempre lo entendí así. He mirado clásicos como hincha, y si algún jugador se mandaba alguna macana yo sabía lo que pasaba después. Ya está... Si fue alto o no el precio que pagué, o si hubo tras cosas, eso lo sabrán otros. Yo nunca tuve un problema.

-Se habló de una discusión fuerte que tuviste con Cocca, por ejemplo.

-Jamás pasó eso. Yo con Diego tengo la mejor, he hablado después de que se fue. Sólo tengo que agradecerle. Cocca fue el técnico con el que más jugué y el que más me bancó. Me sentaba y me decía: 'vos podés ser el central de cualquier equipo, en cualquier parte. Y como te tengo yo, te quiero aprovechar'. Me mostraba videos míos viejos y actuales, me pedía que me hiciera cargo del equipo, que saliera jugando desde atrás. Por lejos, fue uno de los mejores técnicos que tuve en mi carrera. Que digan que yo estaba peleado con Diego me sorprendió. Cuando se hablaba de eso, el que más cerca estaba de él, y el que más dialogaba, era yo. También se habló de una pelea con el Tanque (Gerk, ayudante de Cocca). Y tomábamos mate juntos. Fue todo muy raro... El tiempo pasó y ahora yo estoy bien, y Racing también.

Sergio Vittor, en la práctica.
Vittor está a préstamo en Chile hasta fin de año.

-¿Y cómo vivís lo que pasa con Racing a la distancia?

-Sufrí como un hincha más cuando quedó afuera de la Libertadores con River. Porque sabía la ilusión que había y porque me quedaron amigos dentro y fuera del plantel, que son hinchas de Racing. Siempre voy a esperar lo mejor para ese club. Ojalá que en el corto tiempo logre un campeonato, una copa o lo que fuera. Más allá de los técnicos, del presidente, del vice o del manager que esté, siempre voy a querer lo mejor para ese club porque conmigo se han portado bien.

-¿Qué te parece el equipo?

-Lo veo bien aunque no haya podido seguir en la Libertadores. Racing está en un proceso del que me tocó ser parte y quedar afuera como otros tantos chicos. Ojalá que los que agarren el tiempo del Racing ganador, del que pelee cosas y las gane, lo disfruten mucho. Porque cuando ganás algo en ese club, se disfruta mucho. Yo me metí siempre en la cabeza hacerlo, pero no pude. Lo intenté, dejé todo. Cuando vuelva me quedará un año y medio más de contrato, y Dios dirá... Si quieren que me quede, lo haré encantado. Y si no, me iré. No voy a poner trabas en nada.

-¿Qué estás viendo de la dupla Sigali-Orban, más Donatti como nuevo recambio?

-Los veo muy bien, muy sólidos. Hacen una dupla muy buena, se acoplaron bien. Fue una lástima que no tuvieran el premio final de seguir en la Copa. Se lo merecían todos. Es raro que tus dos centrales terminen siendo figura en un equipo que no logra los objetivos. Siempre les voy a desear lo mejor. Estoy muy feliz por Orban porque es un gran chico que la peleó mucho, la pasó muy mal en Racing por todas sus lesiones. Y había sido cuestionado por un partido de Copa Argentina, contra Olimpo. No me olvido más. Ese partido lo perdió un equipo, no él. Se merece todo lo que le está pasando. Ojalá que vengan cosas mejores para él.

Vittor, en el entrenamiento.
El Chino es un pilar de la defensa de su equipo.

-¿Con qué ex compañeros de Racing seguís charlando?

-Con Iván, con Pillud es el que más hablo. Es un fenómeno, siempre íbamos a pescar. Es un gran pibe. Es el compañero que siempre querés tener. Yo quisiera tenerlo en Universidad Concepción al lado mío. Es muy positivo, es un grande. Muy buena gente, de lo mejor que he conocido en el fútbol. También espero verlo jugar y que le vaya bien.

-En Racing varios jugadores usan mucho públicamente la palabra campeón, no le temen a la presión. ¿Te sorprende eso?

-Hoy juego en Universdad Concepción y peleo contra monstruos como Colo Colo, Universidad de Chile y la Católica, clubes con un presupuesto muchísimo más alto. Pero antes de cada partido les digo a mis compañeros que quiero ser campeón. Y está perfecto que así sea. Los jugadores tienen que pensar en salir campeones. Después, se llegará hasta donde se pueda. Pero desde la cabeza uno tiene que convencerse de querer ser campeón. Esos son los verdaderos jugadores ganadores.

-Entonces, ¿vos te definirías como un ganador?

-Sí, me considero un jugador ganador porque quiero salir campeón en todos los equipos donde juego. Ya sea si voy a pelear contra el descenso o una Libertadores, como lo hice con Racing. Mi decepción por quedar afuera de la Sudamericana, con Libertad, fue muy grande. No podía aguantar las lágrimas por no poder cumplir los objetivos y no poder jugar la semifinal contra Independiente. Si pasábamos esa fase, la ganábamos nosotros. Pero no nos alcanzó. Uno vive poniéndose objetivos: me voy a comprar esta camioneta, me voy a hacer mi casa en el 2020, o lo que sea. Con la jerarquía que tiene Racing hoy, si cada jugado deja todo de sí, no tengo dudas que puede ganar un título. Soy el primero que voy a desear que Racing salga campeón. Y el primero que va a festejar. Callado la boca, sin publicar nada, sin decir nada.

-¿Con qué te encontraste en Chile?

-Primero que nada, con una vida mucho más tranquila, sin vivir tan a lo loco como en la Argentina. La verdad, estoy en una ciudad (Concepción) donde todo es muy tranquilo. Y el club, lo mismo. Se formó hace sólo 24 años. Ya ha ganado la Copa de Chile dos veces (2008 y 2014) y se clasificó a torneos internacionales que peleó. La aspiración del club para este semestre era grande y por eso se dio la contratación mía y de otros compañeros. Está muy bien social, deportiva y económicamente. Muy ordenado. Jugamos de locales en un estadio hermoso. Necesitaba esta tranquilidad que en mi país no tenia por cómo se vive el fútbol ahí y la vida.

Vittor encontró tranquilidad en Chile.
El zaguero no se fue bien de Racing.

-¿Cada tanto te pica el bichito de la adrenalina del fútbol argentino?

-En esta liga hay muchos jugadores argentinos. Entonces, eso hace más competitivo al fútbol de acá, esa adrenalina única. Todo el tiempo me pica ese bichito. Nosotros hoy estamos a ocho fechas para que termine el campeonato. Vamos segundos en la tabla, a dos puntos de la Católica, equipo al que dentro de dos fechas vamos a enfrentar. Y también nos falta jugar contra la U de Chile y Colo Colo. Para nosotros es un privilegio estar ahí arriba por todo el esfuerzo que venimos haciendo. Esperemos coronarlo de la mejor manera.

-¿Cómo es el juego en Chile?

-Yo me encontré con un fútbol muy parejo. La presión y la forma de salir jugando desde abajo están muy presentes. Se emplea mucho en Chile. Creo que, en general, en el fútbol sudamericano. Se ve en las selecciones, que están todas muy parejas. Cualquier equipo chileno da pelea. Lo demostró Colo Colo cuando fue a Brasil y pasó a Corinthians en la Libertadores. Yo sé lo difícil que es pasar a ese rival porque lo viví en Racing. Acá se vive un fútbol parecido al de Argentina, aunque es distinto el post partido ya sea en las derrotas y en los triunfos. Si perdés no te quieren matar ni nada por el estilo. Es un "bueno, la próxima será". El argentino es todo el tiempo exigente y también se autoexige. Esa presión de ganar sí o sí, porque si no después no podés salir con tu señora a comer, en Chile no existe.

-¿Qué características tiene tu equipo?

-Somos un equipo muy sólido atrás, uno de los que menos goles en contra recibimos. Tenemos efectividad, con un esquema clásico de 4-4-2, con dos cincos: uno de marca y otro que se suelta. Y tenemos dos delanteros, uno bien de 9 y otro que se tira como enganche, más dos volantes por afuera. Siempre partimos desde la base de hacernos fuertes atrás, manteniendo el cero propio. Casi siempre ganamos por un gol de diferencia. Muy rara vez ganamos 3-1, por ejemplo. No nos sobra nada, pero luchamos mucho.

-¿Conservás la esperanza de volver para jugar o con los centrales que tiene Racing hoy la ves muy difícil?

-Siempre dije lo mismo. He peleado con muuuchos centrales de jerarquía. Siempre me tocó lucharla desde un inicio con Lollo, Nico Sánchez, Yonathan Cabral... Y siempre decía que iba a terminar jugando yo. Por convencimiento mío. Si me dan otra posibilidad de jugar en Racing, voy a decir lo mismo: que quiero jugar yo. Después, decidirá el técnico y eso será respetado. A todos los lugares donde fui siempre jugué. Y si no, puede no tocarme, como cuando jugaron Danilo Ortiz, Torsiglieri o Barbieri... El propio Barbieri te lo puede decir: siempre fui el hincha número uno suyo para que le fuera bien, y yo a veces era su suplente...

Reconoce el buen momento de Sigali y Orban en la Academia.
El defensor está cómodo en Universidad de Concepción.

-¿Qué opinás de Centurión, que volvió a tener problemas de conducta en el último tiempo?

-Hay que dejarlo tranquilo. Si Centurión choca un auto, es noticia. Pero si lo choco yo, no lo es. Que haga lo que mejor hace, que es jugar a la pelota. Eso lo hace perfecto. Juega bárbaro al fútbol. Es muy desequilibrante. En Argentina hay una presión sobre él que pareciera estar más afuera de la cancha que adentro. El tiene que jugar al fútbol. Si no fuera un chico profesional, no habría llegado adonde llegó, no se habría ido al exterior, no habría sido campeón con Boca y con Racing... No es casualidad. Si lo cuidan y lo dejan tranquilo, Centurión le va a dar mucho a Racing. Espero que así sea por su bien, porque me parece un buen chico.

Otras noticias

Nicolás Montalá

Periodista. Cubro Racing desde 1996 para Olé, trabajo en Racing de Alma, Esto es Racing (AM 770) y en @CorazonAkdemico (AM 1010, martes de 22 a 24).

Nicolás Montalá has 844 posts and counting. See all posts by Nicolás Montalá

Nicolás Montalá

5 comentarios sobre “Vittor: "Estuve bien condenado por el clásico"

  • Avatar
    el 21 septiembre, 2018 a las 10:28
    Permalink

    Sincero y positivo. Dámelo a este.

    • Avatar
      el 21 septiembre, 2018 a las 18:34
      Permalink

      ok, llevatelo a tu casa y no lo trigas mas por favor...

  • Avatar
    el 21 septiembre, 2018 a las 14:08
    Permalink

    Todo bien con vos ...pero te quedo grande la camiseta de Racing

  • Avatar
    el 22 septiembre, 2018 a las 05:51
    Permalink

    Un burro con todas las letras. Nunca vi un central salir tan mal de atras. Lo malo es q cree q solo fue contra independiente. Mi vieja es buena y no por eso quiero q juegue en racing. Vendanlo. Blanco si te dan 500k entregalo.

  • Avatar
    el 22 septiembre, 2018 a las 15:47
    Permalink

    Para decir pelotudeses. ... mejor sigan cocinando y limpiando la casa... No opinión en cosas de viejas chotas

Comentarios cerrados.

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.