Oscar Romero: “Cada vez que me llaman de Racing, me dan ganas…”

¡Compartí esta noticia!
A las 10 de la mañana en la Argentina, las 23 en China, su voz por momentos se mezclaba con el bullicio típico de un restaurante. A 19.627 kilómetros de distancia, Oscar Romero cenaba junto a su esposa. En esta ocasión no necesitó de ella para pedir el menú porque se encontraba en un lugar mexicano y el idioma, esta vez, no fue una barrera. Tampoco debió requerir la ayuda del traductor que tiene a disposición las 24 horas. Pero por las dudas, mejor no alejarse demasiado de su mujer… “Ella habla muy bien inglés y eso, acá, es un golazo. Si me peleo con ella, salir solo se me haría muy difícil. Se me complicaría, je”, contó a RDA el exquisito enganche paraguayo desde la encendida Shanghai, una ciudad moderna por donde se la mire. El contrato millonario que firmó con el Shenhua hoy lo mantiene lejos del fútbol argentino, pero cada tanto se siente cerca… Así como este portal se comunicó con él, su teléfono a menudo recibe llamados que lo arriman mentalmente a la Academia, le activan la nostalgia. Y lo movilizan. Porque donde hubo amor, brasas quedan…
Oscar lleva cuatro goles en el Shanghai Shenhua, donde juega desde el inicio de 2018.

-En Racing confirmaron que te llamaron en el último mercado. ¿Con quién hablaste?

-Con la gente de Racing hablo siempre. No perdí relación. Me sentí muy feliz en el club, estuve siempre contento. Con esas personas que siempre me llevé bien, nos vamos escribiendo. Me van llamando. Siempre estamos ne contacto. En este mercado que pasó… Todos los días me van preguntando cómo estoy, cuándo vuelvo y todo eso. Pero no pasa de eso por ahora.

-¿Quiénes te contactaron?

-Ex compañeros, como Pillud, el Chino Saja y otros más. También con dirigentes y Diego (Milito), que me suele escribir. Así que seguimos en contacto. Siempre me preguntan cuándo volveré. Uno hoy en día está tranquilo, pero veremos cuándo se da.

-Las veces que te llamaron de la Academia, ¿te dieron algo de ganas de volver?

-Cuando uno fue feliz en un lugar, siempre está esa ilusión o posibilidad de querer volver. Así que cada vez que me preguntan, siempre me nacen esas ganas de volver. Pero después, uno se pone a analizar algunas cosas, siempre pensando un poco más en calma. Hay que pensarlo bien y luego responder.

-¿Vas a regresar?

-Uno siempre quiere volver adonde fue feliz. Como dije anteriormente, en Racing me sentí muy feliz y contento. Me trataron muy bien. Está claro que me gustaría volver.

-¿Te quedaron deudas en el club?

-En lo personal, me hubiera gustado ganar cosas importantes con Racing. Me quedó esa espinita de lograr un título para devolverle toda esa confianza que tuvieron hacia mi persona.

-¿En Shanghai hasta cuándo tenés contrato?   

-Tengo dos años más.

-Te debe costar mucho ver los partidos de la Academia…

-No te creas, eh. Suelo madrugar para ver los partidos, ya sea de mi país o de Racing. A veces me levanto a las 4 u ocho de la mañana para verlos. Los de la Libertadores, como se jugaban más tarde, los agarraba tempranito en China. Una lástima que no pude ver el clásico con Boca porque en ese momento estaba por viajar Paraguay para sumarme a la Selección.

-¿Y qué viste del rendimiento del equipo?

-Más allá del empate con Boca, lo veo muy bien, con un entrenador muy motivador y jugadores que tienen mucho compromiso. Ojalá que sigan de esta manera y Racing pueda salir campeón.

-¿Qué imágenes te quedaron del vestuario de Racing?

-Se extrañan muchas cosas. El vestuario, el cómo se viven allá las previas a los partidos, los partidos en sí, la hinchada, el ambiente… Se extraña todo eso. A mi mujer y a mí nos gustó mucho vivir esos dos años en la Argentina.

Oscar Romero, en familia.
Romero, con su esposa en China.

-Cocca muchas veces te ponía por derecha y no de enlace ¿Creés que fuiste algo desaprovechado?

-Sí, bueno. Está claro que mi posición natural es la de enganche. Pero el entrenador en ese momento me quería utilizar a veces por derecha y en otras, por izquierda. Yo me iba adaptando a lo que me pedía el técnico.

Al mudarse a un fútbol sin repercusión, Oscar asumió el riesgo de perder terreno en la Selección, aunque eso hoy no le ocurre: desde hace unos días, después de la nota que RdA le hizo un par de semanas atrás, de nuevo se entrena con esa camiseta, en Asunción, a las órdenes de Juan Carlos Osorio. “Desde que llegué a Chila me ha tocado estar siempre en las convocatorias. Obviamente que uno sabe que esta liga no es tan competitiva , pero uno puede rendir donde se lo proponga”, le dijo a este portal.

-¿Cómo es jugar en China?

-Sabemos que es una liga distinta a la que no estaba acostumbrado. Es un fútbol que está en crecimiento. En los últimos años han llegado jugadores de jerarquía. Y eso hace que vaya mejorando. En eso están. Y yo me voy adaptando cada vez más, también a lo que es la cultura de este país. Me encontré con una ciudad hermosa como lo es Shanghai, le gusta a mi familia.

-¿Sos una de las figuras del equipo?

-Hay cuatro extranjeros: Fredy Guarín, Gio Moreno y Demba. Los cuatro somos referentes, digamos, del equipo. Siempre contratan jugadores de afuera, de renombre, y yo estuve en esa lista.

-¿Cómo es el juego en China?

-Es muy físico porque los chinos, en ese sentido, están muy bien preparados. Corren al mismo ritmo os 95 minutos que dura un partido. Eso a uno le exige ponerse bien. Hay muchos más espacios que en la Argentina, tenés un poco más de panorama cuando recibís el balón. En Argentina no te dejan pensar, acá me encontré con un fútbol diferente. Acá te dan tiempo, la marca no es tan férrea.

-¿En qué puesto te estás desempeñando?

-Me toca jugar de enganche, atrás del delantero. En realidad, jugamos con un punta en un 4-2-3-1. Yo atrás del 9, del referente de área, que es Demba Ba.

Oscar Romero.
Romero celebra uno de sus goles.

-En lo económico por supuesto que diste un salto enorme, ¿pero creés que en lo futbolístico retrocediste?

-Sí, yo sabía que no venía a una liga competitiva como estaba acostumbrado. Al principio me tocó ir a Europa, en España (Alavés), y se nota la diferencia importante. Pero a nivel económico está claro que es una diferencia buena para el bienestar de mi familia, de mi persona. Además, era una experiencia que quería cumplir la de conocer cómo es el fútbol aquí. Y bueno… Fue una decisión que tomé en familia. Y hoy puedo decir que estoy contento, adaptado a lo que es la vida en China.

-¿Qué se te hizo más difícil en la adaptación?

-Uno ha vivido cosas extrañas, hay cosas muy distintas. Es una cultura que nada tiene que ver con la nuestra. Las personas viven de una manera diferente y eso te va sorprendiendo día a día. Por ejemplo, el tema del idioma no me afectó mucho porque todo el tiempo tengo un traductor a mi lado en el club. Cada cosa que necesito, o pregunta que debo hacer en el grupo o al presidente, siempre está presente para asesorarme. Obviamente que no entiendo nada de chino, pero con el traductor me las arreglo.

-¿Y fuera de las prácticas también podés solicitarlo al traductor?

-Sí. Ahora estoy cenando con mi mujer, pero si yo quisiera contar con su servicio, lo llamo para que él hable con el mozo. Siempre estará a mi disposición cada vez que lo necesite.

-¿Y cómo pediste comida ahora?

-Mi mujer habla muy bien el inglés. Y el inglés, en China, es un golazo. Te sirve para muchísimas cosas. Imaginate que de los 25 que somos en el plantel, 13 ó 14 hablan inglés. Así que con eso ya te podés comunicar con varias personas. Con mi mujer me manejo mejor. Si me peleo con ella, salir solo ya se me haría difícil, je. Se me complicaría.

-¿De la ciudad qué fue lo que más te impactó?

-Esto es primer mundo en cuestión de tecnología, edificios, rutas, viaductos… Es impresionante Shanghai, es una ciudad maravillosa. A mí me sorprendió para bien. Había llegado a China con el pensamiento que tenemos todos antes de conocerla, pero acá me doy cuenta de que es muy diferente, al menos en esta ciudad donde estoy, que es muy internacional. Por ejemplo, el restaurante donde estoy ahora es español. Así que hay mexicanos, argentinos, brasileños… En esta zona hay restaurantes de todo tipo. Antes pensaba: me va a costar adaptarme, qué voy a comer… Pero encontrás todo. Aunque dicen que en otras ciudades es más complicado.

-¿Gio Moreno es ídolo?

-Sí, es el referente máximo del equipo. Es el capitán es muy querido por los hinchas.

Oscar Romero y uno de sus hermanos.
Además de su mujer, a Oscar lo acompaña uno de sus hermanos.

-¿Habla algo en chino?

-No, je. Siempre lo cargamos porque hace seis años que está acá y ni hola sabe decir. Es increíble… Lo que pasa es que, como te dije, teniendo la traductor todo el tiempo, no tenés la exigencia de aprender. Gio algunas cositas dice, lo básico.

-¿Cómo es el entorno del equipo? ¿Cómo es el trato con los hinchas?

-A diferencia de Argentina, no es tanto… Cuando te vas a entrenar o salís del estadio, te esperan como 200 ó 300 personas. Pero cuando salgo a caminar con mi mujer o mi hermano, el mayor, lo hacemos tranquilos. Alguna que otra persona te para, pero no como en la Argentina, donde muchas veces me costaba salir.

-Volvamos a Racing. En el próximo mercado de pases seguramente intentarán tentarte de nuevo desde el club. ¿Te vas preparando?

-Vamos a ver si llaman…

Otras noticias

Nicolás Montalá

Periodista. Cubro Racing desde 1996 para Olé, trabajo en Racing de Alma, Esto es Racing (AM 770) y en @CorazonAkdemico (AM 1010, martes de 22 a 24).

Nicolás Montalá has 650 posts and counting. See all posts by Nicolás Montalá

Nicolás Montalá

2 comentarios sobre “Oscar Romero: “Cada vez que me llaman de Racing, me dan ganas…”

  • el 10 octubre, 2018 a las 12:35
    Permalink

    Muy buena la nota chicos, excelente , de color. Ojalá algún día regrese al club, porque hay interés de varios equipos, que siempre lo tenían en mente.

    Respuesta
  • el 12 octubre, 2018 a las 09:05
    Permalink

    Con este pibe al lado del chileno, hacemos estragos!!!

    Respuesta

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *