Cuello: “Hasta el año pasado vendía hamburguesas en el Cilindro”

¡Compartí esta noticia!

A sus 18 años, Alexis Cuello demuestra una madurez poco común para un chico de su edad. El volante ofensivo de la Reserva de Racing, una de las mayores promesas del Predio Tita Mattiussi, comienza a ganarse un lugarcito en la Primera, donde cada tanto se entrena a las órdenes del Chacho Coudet. En 2017, el chico que está hace 12 años en la Academia, firmó su primer contrato hasta junio de 2021 con una cláusula de rescisión de 10.000.000 de euros netos. Sí, el mismo pibe que unos meses antes vendía hamburguesas en el Cilindro para dar una mano en la casa luego de que su padre quedara privado de la libertad. Ese mismo chico que este año gambeteaba a Di María y al Pipa Higuaín en Rusia, adonde fue como sparring de la Selección.

Chucky nos abre las puertas para relatarnos una historia de vida que estremece y lo emociona de sólo recordarla. Su dura infancia en la Isla Maciel, sus ganas de debutar en Primera, la experiencia mundialista junto a Messi y compañía, la ilusión de que su padre salga de la cárcel y lo vea romperla en Racing… Conocé a Alexis Ricardo Cuello en este mano a mano emotivo con RDA.

Alexis Cuello vivió una experiencia inolvidable como sparring de la Selección Argentina en Rusia.

-¿Pudiste observar el partido entre Argentina e Irak?

-Lo vi por momentos porque después me tuve que ir a entrenar.  Como estaba con los de Primera, me tocó practicar a la tarde.

-¿Qué sentís cuando un pibe como Lautaro Martínez mete un gol en Argentina? Hace tres años él estaba en la misma situación que estás vos ahora.

-Siento una felicidad enorme porque me lo crucé un par de veces en el club y hasta hace poco jugaba en Racing. Me dio una alegría inmensa que haya hecho un gol, se merecía esta oportunidad de titular. Contra España lo pusieron muy pocos minutos y en un partido complicado.

-¿Quién te trajo a Racing y cuándo?

-Cuando tenía seis años, Monchi Medina se contactó conmigo y me dijo que me venga a probar a Racing. Él me vio jugar en el club Las Torres en Isla Maciel y me trajo a la Academia.

-¿Cómo fue tu infancia?

-Me críe en la Isla Maciel, un barrio bastante complicado en Dock Sud. Cuando recién empecé en Racing y les contaba a mis compañeros de donde era medio que me miraban de reojo. Gracias a Dios hoy el barrio está un poco mejor, siguen habiendo algunos robos y asesinatos como en cualquier villa pero no tanto como cuando yo era más chico.

-¿Alguno de los pibes que jugaba con vos en tu barrio terminó mal?

-Mmm compañeros que haya conocido en el club creo que no tengo ninguno que haya terminado mal… (hace una pausa). Ah, sí. Un amigo que quedó libre de Racing se terminó metiendo en algunas cosas raras. Hoy en día está preso.

-¿Te sentiste cerca de desviarte del camino del fútbol en algún momento?

-Yo siempre tuve en claro que quería ser futbolista pero tuve muchos problemas que me llevaban la cabeza para cualquier lado. Incluso llegué a pensar en largar todo para darle una mano a mi familia en lo económico. Hasta el año pasado vendía hamburguesas en el Cilindro con mis primas. También en las canchas de River y Boca. Pero me mientras tanto seguía a full mi carrera en el fútbol.

-¿Cómo la pasabas vendiendo hamburguesas?

-La pasaba bien. Compartía tiempo con mi familia y, además, muchas veces venían compañeros cuando terminaban los partidos en el Cilindro y nos quedábamos ahí todos juntos en el puestito que tenía yo.

-¿A ellos les cobrabas las hamburguesas?

-No me pagaban, je. Se los dábamos gratis porque muchos de mis compañeros estaban en una situación parecida a la mía.

-¿Cómo hiciste para combinar el trabajo y el fútbol?

-En el fútbol siempre me sentí bárbaro. El fútbol tiene dos partes: una es cuando te dejan libre y te bajoneás.  La otra es cuando te ponen siempre de titular. Yo gracias a Dios tuve la suerte de jugar casi todos los partidos y no ir casi nunca al banco. Eso me hizo estar siempre enfocado en mi carrera pero, mientras tanto, al ser el único hombre de la casa, tenía que laburar para poder ayudar de alguna manera a mi familia.

-¿Seguís viviendo en Isla Maciel?

-No. Gracias a Dios se dio la oportunidad de salir del barrio pero cada tanto voy a visitar a mis amigos. Ahora, con mi familia, estamos viviendo cerca del centro de Avellaneda.

-¿Alguna vez pasaron hambre en tu familia?

-Tuve miles de problemas y hubo momentos donde pasamos hambre. Pero siempre Dios nos ayudaba y terminaba apareciendo un plato de comida de algún lado. Nosotros eramos una familia normal pero después mi papá cayó preso y la vida se nos complicó bastante. Con mi mamá nos pusimos la familia al hombro, buscamos trabajo juntos por todos lados. Yo trataba de tener plata para pagarme el boleto de colectivo e ir a entrenar a Racing sin tener que pedirle a mi vieja.

-¿Fuiste a visitar a tu viejo a la cárcel?

-Antes de viajar al mundial, pedí permiso en Racing para poder ir a verlo porque está en la cárcel hace un par de años y hace rato que tenía ganas de compartir un rato con él.

-¿En qué cárcel está?

-Antes estaba en una más lejos y ahora vino a una más cerca. Mi mamá me cuenta los nombres pero yo después me los olvido.

-¿Cómo estaba de ánimo cuando lo visitaste?

-Lo vi muy bien, feliz de que yo esté con él. Es un buen padre que cometió errores como nos pasa a todos.

-¿Qué te dijo sobre tu viaje a Rusia?

-Ya veníamos hablando de lo del mundial y él quería verme porque me extrañaba y quería charlar conmigo. Me dio un abrazo fuerte y me deseó suerte para el viaje que se me venía.

-¿Pensás volver a visitarlo este año?

-No sé cuándo, pero espero ir pronto. Ahora estoy entrenando casi todos los días y no tengo mucho tiempo. Además, es difícil arreglar un día fijo para ir a verlo porque él pide visitas y a veces toca justo en el horario que yo estoy jugando o entrenando en Racing.

Alexis no parece detenerse a pesar de los duros obstáculos que ha debido atravesar con tan sólo 18 años. Empujado por una gran fe en Dios y un amor incondicional por la redonda, sigue en busca de sus sueños. Y no hay nada ni nadie que pueda frenar su ilusión.

Alexis Cuello hace bicicleta entre Donatti y Díaz, dos cracks del plantel profesional.

-Este semestre jugaste algunos partidos en Quinta y otros en Reserva. ¿Qué diferencias encontrás entre ambas categorías?

-La diferencia entre jugar en Quinta y con la Reserva es el ritmo futbolístico que hay en ambas categorías. Estos seis partidos que jugué en el equipo del Lagarto fui solamente titular una vez porque después de que me fui a Rusia y hubo varios profesionales que empezaron a jugar en la Reserva. Ahí se me hizo más difícil.

-En el único partido que jugaste como titular le metiste un gol a Boca…

-Con Boca era la gran oportunidad que estaba esperando para demostrar que puedo jugar no sólo en la Reserva sino también en la Primera. Me sentí muy bien, tenía muchísima confianza y se la transmití a mis compañeros en la entrada en calor. Me incentivó mucho la gran cantidad de gente que había en el Tita.

-¿En qué posición te sentís más cómodo?

-Me siento más cómodo de extremo izquierdo. Le puedo pegar con ambas piernas, soy derecho pero hago goles con las dos. No me cuesta nada encarar y pegarle con zurda.

-¿Tuviste alguna charla con el Chacho?

-Sí, el Chacho me pide que vaya adquiriendo herramientas para poder jugar como volante interno por la izquierda. No tengo problemas en adaptarme a esa posición.

Alexis Cuello fue como sparring al mundial de Rusia.

-¿Cómo fue acompañar a la Selección Mayor en el mundial?

-Fue una locura terrible estar al lado de todas esas bestias. Es inexplicable.¿Qué puede sentir cualquiera que esté al lado de Messi? Te ponés re nervioso sabiendo que estás al lado del mejor futbolista del mundo.

-¿Cómo te animaste a pedirle una foto?

-Un compañero se la pidió primero y aproveché para pedirle una yo. Nadie podía sacarle los ojos de encima a ese extraterrestre.

-¿Con cuál de los futbolistas de la Selección tuviste mayor afinidad?

-Con el que más charlé fue con Willy Caballero, era re copado. También hablé mucho con el Huevo Acuña, sobre todo cuando todavía estábamos entrenando en Buenos Aires.

-¿Qué recuerdo te quedó de Jorge Sampaoli?

-Sinceramente, a pesar de todo lo que decía la prensa, Jorge Sampaoli me pareció una buena persona. El trato que tuvo con nosotros fue muy bueno. Siempre se llevó de diez con los sparrings, nos juntábamos y él se ponía a charlar con toda la onda.

-¿Te animaste a armar alguna jugada en los entrenamientos con la Selección?

-Me acuerdo de una jugada con Di María. Me quiso pasar pero le saqué la pelota y  empecé a encarar. El Fideo me siguió de atrás y me agarró de la remera pero no me pudo parar. Después me sale a marcar Higuaín. Se tiró al piso a barrer, levanté la pelota y lo pasé. Cuando intento seguir con la jugada apareció un defensor y me tiró a la mierda (risas). Cobraron falta para nosotros. Nos pedían que le juguemos de igual a igual y eso hacíamos.

-¿Cuál es tu objetivo deportivo para lo que resta del año?

-Mi objetivo es sumar la mayor cantidad de minutos en Reserva y seguir demostrando que estoy para la Primera. Ojalá que en el 2019 el Chacho me convoque a la pretemporada. Sé que no le voy a fallar.

-¿Te comparan con algún futbolista?

-Mirá, a mí me gusta encarar, tirar bicicletas, pisarla… ¿A quién decís que me parezco?

-¿A Centurión?

-Puede ser, me encanta como juega Centu. Igual él es un crack, ya salió campeón con Racing metiendo un gol en el último partido. A mi me falta mucho todavía para poder alcanzar ese nivel.

-¿Cuál es tu mayor deseo?

-Mi mayor deseo es hacer a mi familia feliz. Me imagino a mi viejo en libertad y viniendo a verme con toda la familia al Cilindro. Ese día la rompo toda, eh. Aunque, también, va a ser difícil jugar sabiendo que él está ahí. Es una persona muy importante porque siempre me acompañó a todas las canchas. Siempre me pedía que encare y me decía que yo podía hacer la diferencia con mi talento. Hace mucho que no me ve jugar. Ojalá que, cuando salga, me vea romperla en la Primera de Racing.

Otras noticias

¡Compartí esta noticia!

Juan Gorrochategui

Periodista y docente. Redacción en Racing de Alma. Integrante de "Esto es Racing" (L A V de 14 a 15 por AM 770).

Juan Gorrochategui has 662 posts and counting. See all posts by Juan Gorrochategui

Juan Gorrochategui

10 comentarios sobre “Cuello: “Hasta el año pasado vendía hamburguesas en el Cilindro”

  • el 13 octubre, 2018 a las 11:23
    Permalink

    Rescato esta frase: “cuando te dejan libre y te bajoneás”. Según mi opinión, mandar a un juvenil con condiciones a jugar a Santamarina de Tandil (por ejemplo); como pasó con Roger Martínez, es lo mismo que dejarlo libre y se “bajonean” igual. A Roger lo rescató el Teté Quiroz llevándolo a Aldosivi, donde “revivió” y volvió a Rácing para ser luego la segunda venta más cara, después de Lautaro. De aquí en más confío en que Milito, por haber pertenecido a nuestras inferiores; será más cuidadoso en el trato con Alexis Castro y el resto de los pibes que la vienen remando. Será en beneficio de ellos y del patrimonio futbolístivo y económico de La Academia.

    Respuesta
  • el 13 octubre, 2018 a las 11:24
    Permalink

    MORO DE U.S.A
    DIFICIL PODER TRANSMITIR LO QUE AL LEERLO. SENTI. NO SE SI. POR QUE SOY VIEJO. PERO.
    DECEO. NO. SOLO QUE TRIUNFE TAMBIEN QUE SU VIEJO. SE. RECOMPONGA DE. SUS. CAGADAS
    PARA BIEN DE EL. MISMO Y LA FELICIDAD DE TODA SU. FAMILIA. GRACIAS POR EL. REPORTAGE. ESPERO. QUE LO LEA MIL VECES SU PADRE. YA QUEN SIEMPRE HAY UN MANANA. PARA TODOS
    CLARO. DEPENDE DE UNO MISMO ESO SI. EL PIBE DEBE DE VISITAR SEGUIDO A. SU VIEJO ESO LE VA A. HACER TRABAJAR SU. CONCIENCIA (a su viejo) A ENTENDER LA ENORME DIFERENCIA DEL. BIEN Y. DEL MAL. CHAU MORO DE U.S.A

    Respuesta
  • el 13 octubre, 2018 a las 12:03
    Permalink

    Por todo lo que paso este chico merece tener una oportunidad y que la pueda aprovechar, el semillero de Racing se nutre de muchos chicos con historias duras y ojalá le sigan dando alegrías al pueblo académico.

    Respuesta
  • el 13 octubre, 2018 a las 12:52
    Permalink

    Vamos pibe! ojala que la rompas! saludos desde Rosario

    Respuesta
  • el 13 octubre, 2018 a las 14:25
    Permalink

    Es algo increíble la nota, me dejo mudo y me conmovio bastante, más cuando contaba la situación de su padre (creo q es no es comodo para nadie contar esas cosas muy privadas). Saludos desde Gastona, Tucumán.

    Respuesta
  • el 13 octubre, 2018 a las 16:26
    Permalink

    Pibe que huevos tenes , un ejemplo de persona y lucha , como la apechugaste con la vieja para salir adelante , realmente me emocione al leer tu nota , un luchador de la vida , seguro tu viejo mucho tiene que ver tambien con tu formación como hombre , todos alguna vez nos equivocamos , felicitaciones y rompela , que huevos no te faltan …
    Un fuerte abrazo !!! ya voy a pasar por el cilindro para que me firmes alguna remera para mis hijos.

    Respuesta
  • el 13 octubre, 2018 a las 17:50
    Permalink

    Grande campeón la verdad tu historia de vida se merece una oportunidad. Con respecto a lo de tu viejo te entiendo a mi tambiénme tocó ver de chico al mío en la casita feliz y yo pelear la con mi vieja. Grande viejo y todo el éxito para vos abrazo…

    Respuesta
  • el 14 octubre, 2018 a las 11:35
    Permalink

    Vamos Alexis que con sacrificio vas a llegar a cumplir tus sueños… Espero pronto poder gritar tus goles… Saludos desde Tucumán…

    Respuesta
  • el 15 octubre, 2018 a las 02:47
    Permalink

    Felicitaciones por la nota, me emocionó. que lindo seria que esta historia tenga un final feliz, vamos pibe seguro que vas a lograrlo, huevos veo que te sobran

    Respuesta
  • el 26 octubre, 2018 a las 15:31
    Permalink

    Que grande Alexis! Un pibe muy inteligente, así lo recuerdo de mi epoca de maestro. Ojala le siga yendo bien y manteniendo esa humildad y simpatia que tenia con sus compañeros.

    Respuesta

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *