Micó: “Lisandro confió en Racing cuando nadie quería ir”

Dicen que en los ojos de los descubridores de talentos hay algo especial. Capturan imágenes en un instante, las procesan en segundos y pueden darse cuenta tan solo en pocos movimientos si ese jugador puede llegar. Miguel Angel Micó estaba trabajando en inferiores de Lanús cuando observó a un delantero que jugaba para un combinado de Rojas, pueblo cercano a Rafael Obligado. El pibe la rompía toda. Y Miguel lo vio, lo fotografió en su mente y cuando fue a trabajar a Racing, lo recordó. 

En una entrevista brindada en exclusiva a Racing de Alma, el encargado de llevar a Lisandro López a la Academia recuerda con emoción todos esos momentos y comparte el orgullo que siente hoy por la carrera que hizo Licha. 

-¿Cómo se dio la llegada de Lisandro López a Racing?

-Mucho tuvo que ver Lisandro. Él quiso venir a Racing. Es una persona especial, que confío cuando nadie quería venir. Era muy chico y en ese momento Racing estaba peleando el descenso, era difícil que un jugador juvenil quisiera llegar. 

Miguel no se olvida que no eran tiempos fáciles en Racing. Se luchaba en los puestos de abajo, la administración era defectuosa, los juveniles pasaban penurias y los jugadores profesionales, a diferencia de lo que pasa hoy, preferían no venir.

-¿Qué pasó entonces?

-A fin de ese año se venció mi contrato en Lanús y pasé a Racing, con todo lo que significaba. Y lo primero que hice fue llamar a Lisandro López para que venga a Racing. Él tenía 17 años ya, pero lo llamé. Hablé con él y con la familia, que me dieron su confianza. Le dije que no necesitaba prueba, que venía y fichaba. Y me dijo que se venía enseguida. Era principios de 2001.

-¿Qué es lo que más te llamó la atención de él?

-Sus movimientos dentro del campo de juego y lo mucho que se enojaba cada vez que no le salían las cosas. Eso lo vi en ese torneo antes en el 2000, tuvo una actuación importante y su equipo de Rojas llegó a la final con Lanús. Un chico que es admirable por todo la que peleó. Demuestra que tiene carácter. El presente de hoy es el estandarte y va marcando una imagen de un Racing que hace cumplir los sueños. Mucho más para él que se animó a venir en la difícíl.

-¿Cuándo llegó jugó en Reserva con usted todo ese año?

-No, llegó y fue a jugar a la quinta. Debutó el cuarto partido por una cuestión de papeles. Recuerdo que fue ante Argentinos en la cancha de Atlanta: empatamos 3 a 3 y Licha hizo los tres goles. Ese fue su primer partido con la camiseta de Racing. 

-Y pensar que estuvo cerca de no jugar en ningún lado…

-Es así. Se probó en Boca, en San Lorenzo, en Vélez. Condiciones le sobran, pero a veces por diferentes cuestiones no quedan. Quizá mismo él no estaba convencido de quedar. Pueden ser muchas cosas. Por circunstancias de la vida nos encontramos y llegó a Racing. Yo no tenía que estar en ese torneo, él la rompió, yo me fui de Lanús y llegue a Racing… El destino quiso que Lisandro López jugará en Racing.

-¿Desde chico era fastidioso como ahora?

-Ja, tenía sus cosas… La verdad que nunca tuve un problema con él. Cuando se lesionó del metatarsiano antes de debutar lo fui a ver por temor a que no quiera seguir jugando. Pero todo lo contrario. Nunca se rindió y pensó en volver. Después debutó y dejó en claro su calidad. El presente de hoy es ejemplo para varios. Fue el primer goleador histórico de torneos cortos que salió de las Inferiores de Racing.

-Y ahora se superó…

-Sí, tremendo. Licha siempre fue muy solidario con el equipo. A uno lo pone bien verlo. Es capitán del equipo, asume cosas… Ha hechos cosas que él sentía que podía revertir. Hay jugadores que les pasa algo y no se levantan mas. Él no. Las cosas que decía las decía por algo, con convicción. Es un buen mensaje y todo eso se ve en Racing. Un equipo solidario, que siempre va para adelante. Ahora apareció Zaracho que es un fenómeno..Empezó y hoy tiene un presente bárbaro.

-¿Tiene que ver que concentre con Lisandro López?

-Lógico. Es importante todo. Lisandro es el capitán y el referente, lo debe ayudar muchísimo. En su momento Lisandro, cuando era chico, disfrutaba haciendo bailecitos en sus festejos. Son cosas que te dan alegría y que salen bien.

-Teniendo en cuenta eso y cómo es Licha, ¿te sorprendió el abrazo con Coudet?  

-Yo creo que esa semana habrá sido compleja en cuanto a emociones y sentimientos. Tal vez los dos pensaban de manera similar en varias cosas y sintieron darse ese abrazo. Son cosas que se dan.

-¿Qué sintió cuando escuchó la conferencia de Lisandro López luego de la eliminación contra River?

La verdad que te llega mucho. Te transmite más. Creo que hoy (por su cumpleaños), hay que ponerse contento por el presente de Racing y el presente de Lisandro. Es un día especial. Está en un momento bárbaro. El otro día, ante Independiente, en la última jugada tuvo la claridad para darle el pase a Zaracho. Tremenda toma de decisión. Eso lo pinta tal cual es. ¡Qué jugador! Ojalá se le cumplan los deseos que haya pedido. Sería el broche de oro… Me pone muy feliz porque se lo merece. Pensaban todos que se retiraba y está pleno.

-¿Sentís que todo le cuesta un poco más?

-Sí. Quisiera lo mejor para el hombre que confió y quiere un final feliz para Racing y para él. La verdad que dan ganas de verlo ganar algo en el club.

-¿Sería una injusticia si no se da?

-Realmente sí. En su caso sí. Igual, ha logrado cosas importantes ya en el club. Goleador una vez, ser goleador ahora… La imagen que dio durante toda su carrera. Es la bandera del club. Si no se le da sería una enorme tristeza. Los que la pelean y están unidos, llegan a cumplir sus sueños. Y ese es su sueño pendiente. De hecho creo que hasta dejaría de ser goleador con tal de ser campeón. Lo quiere mucho, lo desea. Es ídolo sin haber ganado un título y está bien.

-¿Qué siente usted al ser la persona que trajo a Lisandro a Racing?

-Los que andamos en esto queremos que estos jugadores puedan cumplir su sueño. Tuve la suerte de estar en ese momento, pero ahora quiero pasar desapercibido. Me pone realmente feliz. Si no hubiese estado quizá lo veía otro… Cuando lo vi me di cuenta que era especial. Lo único que hice yo fue elegirlo. Si hoy hablo de Lisandro López es porque Lisandro habló de mí. Tuve la suerte de encontrar a un jugador diferente. 

-¿Con qué Lisandro López se queda?

-Este de la segunda etapa. Es más completo y pasó a ser el capitán del equipo. Acá se ve el todo, Lisandro en su máxima expresión. Pero lo que más me gusta fue su proceso. La peleó desde que llegó y siempre pasó las dificultades. Es muy difícil sostener el nivel por tanto tiempo. Aparece en los momentos difíciles y sigue expresando lo que él quiere. Está muy bien.

-¿Es un ejemplo para los más pibes?

-Es para agarrar a un pibe que habla de no tener posibilidades y mostrarle lo que es. Si estás convencido tenés que estar siempre y cuidarte, como hizo Lisandro. De chico Licha quería jugar de enganche, pero era un animal siendo delantero. Quedó claro en estos 18 años… si se quiere llegar a los 36 años en nivel de alta competencia, esta es la manera.

Agustín Iuele

Periodista Deportivo. Diario Olé y Racing de Alma.

Agustín Iuele has 648 posts and counting. See all posts by Agustín Iuele

Agustín Iuele

Un comentario sobre “Micó: “Lisandro confió en Racing cuando nadie quería ir”

  • Avatar
    el 2 marzo, 2019 a las 22:51
    Permalink

    Que visión la de mico
    Tienen que hacer la peli del licha
    Feliz cumpleaños capitán!

    Vamos AKD!!
    Saludos a todos los racinguistas

    Respuesta

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *