Un Racing Positivo en handball

En el comienzo de los torneos de FemeBal, Racing, con cuatro equipos de mayores disputándolo, obtuvo buenos resultados. En Avellaneda, los dos elencos masculinos vencieron en condición de local. Mientras que las chicas, que juegan en la Cuarta categoría, también consiguieron una victoria, en este caso ajustada en casa. Por otro lado, el equipo de la sede de Villa del Parque cayó ante la Primera de Banco Central.

Muchas de las actividades deportivas del club empiezan con sus respectivos torneos. Atrás quedaron los entrenamientos duros y los partidos amistosos preparatorios para todo el año de competición. Llegó el tiempo de que el handball de la Academia saliera a escena, tanto en Avellaneda como en Villa del Parque. A pesar del calor, se hicieron presentes y dejaron hasta la última gota de sudor.

Todos en el mismo campeonato compiten en la misma liga, FemeBal, aunque estén en diferentes categorías. El equipo de Mayores “A”, dirigido por Julio Cantore, debutó ante Instituto Grilli, uno de los candidatos al ascenso. Los académicos la temporada pasada terminaron con 24 victorias y dos empates en el torneo de Tercera División. Y ahora se les venía un duro cruce en una nueva divisional: la Segunda.

Con un arranque demoledor, Racing lideraba el partido en los primeros minutos. Bien metido en defensa, aprovechando el juego de los pivots. Y si se podía, con corridas rápidas para quedar mano a mano con el arquero rival. Así, en diez minutos de juego, llevaba una diferencia de cuatro goles arriba (7-3).

Tras un minuto pedido en el banco visitante, Grilli se acomodó en el campo y equiparó el juego de tal manera que. Faltando un minuto, estaba arriba por 9-11. Sin embargo, Racing se aferró a la marca y buscó el contraataque. Luego de dos grandes defensas, el equipo se vio recompensado con dos tantos para irse al descanso en tablas, 11 a 11.

En la segunda parte, la visita, con experiencia en la Tercera categoría, marcó el trayecto del partido. Pero nunca se pudo despegar más de dos tantos. A pesar del gran momento que pasaban ambos arqueros, muchos de los goles llegaban por alguna desconcentración defensiva. O por no volver rápido tras un ataque y dejar al compañero solo contra dos o tres rivales.

Con quince minutos jugados, desde el banco se escuchó una palabra que a los locales volvió a meter en juego cuando el partido iba 17-19: tranquilidad. Las ofensivas se pensaron bien y fueron bien ejecutadas. Con el cuchillo entre los dientes se defendió cada pelota y dio sus frutos. En un gran cierre, Racing pasó al frente y se terminó llevando el partido por 27 a 25. En la próxima fecha deberá visitar a UAI Urquiza.

Horas antes al partido principal, el conjunto de Mayores “B” de Racing, que disputa la Séptima División, superó en la primera fecha a San Mauricio, por 41 a 15. El próximo domingo deberá enfrentar a Colegio San Marcos. En tanto, las chicas de Avellaneda, que juegan en Cuarta, recibieron a Deportivo Laferrere. En otro partidazo vibrante, ganaron 28 a 26. El sábado deberán ir ala casa de Escobar Handball.

Por último, el primer equipo de Villa del Parque, que hace de local en el club Estrella de Boedo, recibió a Banco Central en la primera fecha del torneo de Quinta. Fue derrota 20 a 16. El sábado, su rival será Lugano Tennis Club.