Pancho Cerro: "Racing abre el placard y le cae jerarquía”

Exitoso. Protagonista en cada lugar que pisó. Auténtico. “Bancame un rato, estoy volviendo, está muy complicado el tránsito”, admite. A sus 31 años y con varios vividos en Buenos Aires, todavía su acento santiagueño aparece cada tanto. Una especie de talismán, por qué no. Campeón en todos los clubes donde estuvo. Vélez, Racing, Rayo Vallecano….

Francisco Javier Cerro está actualmente en Defensa y Justicia pero no juega desde hace un par de meses por una grave lesión en su rodilla derecha. Con su corazón partido en dos, se anima al mano a mano con RDA en la antesala de una fecha crucial en la Superliga. Pero él sigue manteniendo la misma calma de ese muchacho que alguna vez estudió abogacía. El tiempo lo fue transformando en su forma de jugar pero no en la de ser Ayer en la universidad, hoy vigente en un deporte como el fútbol. Aquel joven que escuchaba más de lo que hablaba, lleva 11 años en Primera tras debutar en Quilmes pero conserva la misma estirpe. Y, sobre todo, esa humildad que lo ha caracterizado durante toda su trayectoria.

-¿En qué momento de tu carrera estás?

-En lo personal, recuperándome de la lesión de ligamentos cruzados, ya estoy por el cuarto mes, en la etapa que puedo empezar a correr y agregar algo de pelota. Estoy super feliz con el presente de Defensa y con la expectativa de poder llegar a la última fecha con Racing, con chances de ser campeón.

-¿Te sentís cada día mejor?

-Sí, ya en esta etapa de este tipo de lesiones tan graves llega un punto donde en el día a día uno evoluciona muy rápido, sobre todo cuando empezás a trotar. Eso hace que me motive solo. Empiezo a ver avances en mi rehabilitación y eso me llena de fuerzas.

-¿Este tipo de lesiones se vive como una frustración?

-Esta es la primera lesión grave que tengo en mi vida. Al principio fue frustración, te querés matar, sobre todo por cómo me estaba sintiendo. Era un buen momento para empezar a jugar, por lo que nos estábamos jugando y por lo feliz que me sentía en un esquema como el de Defensa. Pero después, a medida que va pasando el tiempo, te das cuenta de que son riesgos que uno tiene que asumir, cosas que pueden pasar en el fútbol. Se pasa todo tan rápido que parece que fue ayer que me lesioné y al final no era todo tan grave.

-¿Te estabas sintiendo nuevamente desde lo futbolístico como en Vélez o Racing?

-Sí, me estaba volviendo a sentir muy feliz de jugar al fútbol, por la forma en que lo hace Defensa. Uno ve que los chicos la pasan bien adentro de la cancha y eso también lo transmite el técnico. En mi caso, que me lesioné en cancha de Independiente, ganando tres a cero y dando vuelta una serie jugando espectacular, la frustración pasa por ahí. Ser tan feliz después de tanto tiempo en una cancha y que justo te pase esto es tremendo.

Pancho salió campeón en Vélez, Racing y Rayo Vallecano.

-Vos encima no venías de una experiencia tan feliz en el Rayo Vallecano, porque venías de jugar sólo ocho partidos. Etapa complicada, ¿verdad?

-No, todo lo contrario. Si bien jugué poco, estuve entre los 18 convocados durante todo el año. Viví en Madrid, en un club espectacular, salimos campeones por primera vez en la historia y logramos el ascenso a la Primera División. Por todo lo vivido, fue una etapa espectacular e histórica. Obviamente me hubiese encantado jugar más pero siento que eso me abrió un montón de puertas y cuando me llamó Sebastián (Beccacece) no dudé en volver a la Argentina.

-¿Qué quedó de aquel Pancho Cerro campeón con Racing en 2014? ¿Te reinventaste?

-Siempre le voy agregando cosas a mi juego y evolucionando. Estoy en esa búsqueda de continuidad que cuando la conseguí en Racing anduve muy bien. Antes era más táctico y defensivo, hoy el fútbol te va pidiendo otra cosa. Ahora soy más un volante interno. Después, los que me conocen saben que cuando no me toca jugar soy el primero en apoyar desde afuera y los logros de los demás me hacen igual o más feliz, como lo que estamos viviendo ahora. Gracias al trabajo de los chicos que están haciendo sus primeras armas en Primera hoy tenemos la posibilidad de pelear el campeonato con un grande como Racing.

-En la última etapa no te tocó jugar tanto y apoyaste más desde afuera. ¿Sentís que en ese momento no se te fue de frente?

-Le voy a estar eternamente agradecido a Mostaza por haberme llevado a un club impresionante como es Racing. Y después por haber vivido esos momentos, el ver cómo un grupo de jugadores pudo cambiar una mentalidad completamente. La llegada de Diego Milito la hemos vivido en primera persona y que el club esté como está se debe, además de a una dirigencia, a un gran grupo humano. Ese Racing Positivo le cambió la mentalidad a un club desde ese momento hasta hoy. Después, mi salida tuvo que ver con una cuestión de gustos del técnico. Lo que uno siempre pide es que se le vayan de frente, nada más. Todos pretendemos que se nos trate así, no es un capricho mío. Es lo más fácil, decir las cosas de frente. Pero en su momento ya me descargué y ahora es cosa del pasado.

-Recuerdo escucharte decir 'en Racing las pasé todas'. ¿A qué hacías referencia con esa frase?

- Fueron cuatro años en un club grande con una exigencia permanente que me encanta. Y después, no sé si las viví todas pero ese 2014 fue clave y produjo un quiebre en la historia del club. Milito y (Sebastián) Saja cambiaron una institución.

"Milito y Saja cambiaron una institución, afirma Pancho.

-¿Te seguís hablando con Milito?

-Sí, me lo crucé el otro día y de vez en cuando nos mandamos mensajes, pero nos une una gran relación con todo ese grupo. Gabriel Hauche Germán Voboril, Luli Aued, el Chino (Saja). Nos liga haber sido testigos de algo increíble.

-Justamente esta es una semana especial para vos porque fuiste campeón con Racing en 2014 y ahora sos parte del plantel de Defensa y Justicia, ¿se mezclan algunas emociones? ¿Tenés sentimientos encontrados?

-Hoy estoy acá y quiero salir campeón con Defensa. Después el destino quiso que nos encontráramos con Racing, que viene siendo puntero casi desde que arrancó el torneo. Siempre fuimos atrás de ellos con la ilusión intacta. Fuimos creciendo fecha a fecha y sabíamos que el objetivo principal era clasificar a la Copa Libertadores. Después si nos daba para pelear el torneo, mejor. Hoy lamentablemente no dependemos de nosotros pero tenemos la fe intacta. Lo que queremos es llegar a la última fecha con posibilidades, pero hoy eso está en nuestra contra porque el gran favorito y el gran candidato es Racing, que depende de sí mismo. Y no hay nada más lindo que eso.

-¿Qué siente y qué pasa por la mente de un jugador en los momentos previos a ser campeón?

-Si hablo de lo que me toca vivir ahora en Defensa, estamos muy tranquilos. Si bien estamos a miércoles, creo que estábamos más ansiosos la semana pasada que esta. Porque ya desde el lunes entrás en esa vorágine de estar pensando en el domingo. Es un torbellino de emociones, nuestro caso no es el que vive Racing pero estamos con muchas ganas de jugar y esperando una ayuda de Tigre. Es ansiedad más que otra cosa. Y cuando estaba en Racing pasó algo parecido porque también tuvimos que esperar una semana más. La ansiedad iba aumentando, fue algo espectacular porque el club hacía 14 años que no conseguía un título y se definía en la última fecha. Yo esa semana quería que arrancara el partido ya. El tema son los siete o 14 días previos que son un montón de tiempo.

-Y después de que pasa todo ese momento de gloria, ¿qué viene?

-Una vez que disfrutás ese día y el siguiente, como me pasó en los lugares donde triunfé, después te das cuenta que la vida sigue igual. Uno va cayendo con los años, se va dando cuenta lo difícil y lo groso que es salir campeón en el fútbol argentino. La ficha te cae mucho tiempo después y recién ahí se goza del objetivo logrado. En lo personal, disfruté mucho más las personas con las que salí campeón. Después, el título en sí es algo efímero porque siempre se van a recordar esos pequeños momentos que uno comparte con amigos. Ahí se forma una hermandad para toda la vida.

-Volviendo a Racing y Defensa. En cualquier otro contexto, ambos ya hubiesen salido campeón...

Lo increíble es la campaña que están haciendo ambos. Son por lejos los dos mejores equipos de la Superliga. La cantidad de puntos que han sacado es infernal. Me parece algo lógico porque tienen similitudes en cuanto a la intensidad de juego y ser protagonistas en toda la cancha.

-¿Cuántas veces nombra Beccacece la palabra Racing?

-(se ríe) No, nada que ver, sinceramente estamos muy enfocados en lo que hacemos nosotros. En cuanto nos ponemos a pensar en lo que hace Racing seguramente no ganemos. Entonces eso nunca nos preocupó, siempre quisimos depender de nosotros. Ellos sacaron ventaja en nuestra derrota con Patronato, pero cada uno tiene que hacer lo suyo, nunca estamos pendientes de los demás.

-¿Qué tienen el equipo del Chacho y el de Beccacece para estar donde están?

-La principal diferencia entre ambos equipos es que Racing tiene jerarquía en todas sus líneas, abre un placard y le caen jugadores de jerarquía. Tiene futbolistas determinantes que en cualquier momento te definen un partido. Fijate que Licha López y Cvitanich fueron claves en las últimas fechas. En cambio, a Defensa lo sostiene lo colectivo. Sabemos que si no funciona lo colectivo, seguramente perdamos el partido porque somos sólidos e intensos en todas las líneas pero cada una depende de la otra. Si una falla, automáticamente el equipo se cae. A Racing lo sostienen las individualidades sabiendo lógicamente que hay un equipo detrás. No tenemos esa jerarquía y dependemos de un funcionamiento que intentamos mantener.

-Recién me nombraste a Lisandro, ¿se valora más su liderazgo o su vigencia a la edad que tiene?

-Lo de Licha es admirable por la edad, se le nota en la cara las ganas que tiene. Sigue corriendo y disfrutando el juego como si tuviese tres años. Mantener ese espíritu amateur a lo largo de tantos años y poder demostrarlo es para aplaudir de pie.

-¿Lo emparentás con lo que ocurrió con Milito en 2014?

Claro, si hay un común denominador en ese tipo de jugadores tan trascendentales, vigentes tantos años y en un nivel alto es justamente ese espíritu amateur. Es disfrutar el juego de la misma forma tanto cuando sos chiquito como a los 36 años. Es lo que los mantiene vivos.

-En la antesala de dos partidos como los que se vienen, ¿cómo toman el hecho de que se hable de incentivación, que aparezcan pasacalles o que se hable de ir para atrás?

-La verdad es que molesta un poco porque es atentar contra la integridad de los jugadores de fútbol. Me ha tocado vivir situaciones similares y siempre en la semana previa aparecen este tipo de cosas. El otro día creo que Coudet estuvo bien en decir que Racing era el grande y no el poderoso. El que está adentro del fútbol sabe que estas son boludeces que se utilizan para condicionar. Esto de los pasacalles en Santa Fe es una falta de respeto a los futbolistas y mucho más en el caso de Unión, que se juega la clasificación a la Sudamericana, algo histórico para el club.

"La diferencia entre Racing y Defensa es la jerarquía".

-En junio termina tu contrato en Defensa, ¿te gustaría seguir en el fútbol argentino?

-Estoy más que feliz, me gustaría seguir acá, todavía no he podido hablar nada por lo que se está viviendo. Cuando llegue el momento se verá, pero me encantaría porque hemos clasificado a la Copa Libertadores por primera vez en la historia y tenemos un grupo bárbaro. En junio se verá y ojalá sea con un Defensa campeón. Quiero mucho a Racing pero deseo salir campeón acá.

-Si no salen campeones, ¿la tristeza será un poco menos porque el que se consagra es Racing?

-Es muy difícil responder. De no conseguir el título, hemos adoptado ya una mentalidad que es la de no conformarse con la clasificación a la copa. Sentimos que teníamos que ir por más. Sería una frustración no poder salir campeón. Pero si querés, llamame la semana que viene y te cuento cómo me siento, je.

Lucas Morales Chena

Redactor en Racing de Alma. Integrante y productor en Esto es Racing (AM 1050) y Mundo Racing (AM 1570).

Lucas Morales Chena has 243 posts and counting. See all posts by Lucas Morales Chena

Lucas Morales Chena

6 comentarios sobre “Pancho Cerro: "Racing abre el placard y le cae jerarquía”

  • Avatar
    el 28 marzo, 2019 a las 09:53
    Permalink

    Lo mejor para pancho Cerro,una muy buena persona y gran jugador de futbol, tengo un gran recuerdo de su paso por La Acade,siempre dando el 100% desde donde le toque. Pero quiero dar otra vuelta querido pancho asi que espero que vos la des en otra oportunidad o volve al Cilindro 😉

  • Avatar
    el 28 marzo, 2019 a las 10:12
    Permalink

    Un señor, un caballero del Futbol Sr Panchito Cerro. Faltan muchas personas como Usted para hacer grande una sociedad.. !!

  • Avatar
    el 28 marzo, 2019 a las 10:12
    Permalink

    Un señor, un caballero del Futbol Sr Panchito Cerro..

  • Avatar
    el 28 marzo, 2019 a las 11:41
    Permalink

    Pancho Cerro...exelente jugador, pero mejor persona...un caballero...siempre en el recuerdo de los académicos...

  • Avatar
    el 28 marzo, 2019 a las 12:10
    Permalink

    Que grande Pancho Cerro-Berto, un capo muy querido, y un Señor dentro y fuera de la Cancha, eternamente agradecido.

  • Avatar
    el 29 marzo, 2019 a las 10:15
    Permalink

    Lo mejor para vos Pancho, eso sí, en el próximo campeonato. Tengo un gran recuerdo de tu paso por Racing. Y siempre lamenté que Cocca hubiese preferido a Acevedo para el puesto en lugar de vos, porque habías sido la figura indiscutible en el equipo de Mostaza. Saludos, y que gane Racing.

Comentarios cerrados.

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.