Turquito García: "Contra el Rojo me bajaría los pantalones como hizo mi viejo"

Lo lleva en la sangre. Tiene muy claro quién es su papá, pero quiere ganarse por sus propios méritos un lugar en el corazón de los hinchas de Racing. Yamil García, el Turquito, atiende a RDA desde su casa en Ezeiza. Relajado, el pibe de 17 años que la rompe en la Quinta División, nos contará en esta entrevista exclusiva cómo es ser el hijo de un referente de la Academia en los años '90.

Su contextura física robusta, su picardía en las respuestas y un sentido del humor distintivo, son algunos de los rasgos que comparte con su papá. También, es consciente de que no debe repetir los errores que llevaron a Claudio Omar García a caer en las adicciones. Por eso, Yamil se cuida como nadie. Alcanza con mirar el volumen de su masa muscular y escuchar cómo padeció su familia aquellos difíciles años del Turco. Esa época en la que con apenas seis años dormía con una serpiente pitón enroscada en el cuello. Ahora, orgulloso de la recuperación de su viejo quien trabaja en Racing como captador de talentos juveniles, sueña con brillar en la Academia y, porqué no, emular el festejo histórico del número 7 ante el rival de toda la vida.

-¿Cómo y cuándo llegaste a Racing?

-Llegúe con edad de novena, a los 14 años. Antes jugaba en Santa Fe, en Sportivo Rivadavia, ahí en Venado Tuerto. Mi viejo era el DT del clásico rival de Rivadavia, je. Me fui con Davor, uno de mis mejores amigos, a los seis años. Estábamos jugando a la pelota en la calle. Se nos ocurrió irnos a probar a un club y fuimos al que quedaba más cerca. Ahí arrancamos a jugar fútbol once.

-¿Cómo evaluás tu rendimiento en la Sexta el año pasado?

-El año pasado metí siete goles, fui el cuarto goleador de todas las inferiores. Este año tengo como objetivo meterme en el plantel de Reserva. Sería muy bueno agarrar el ritmo que tienen ellos, se vive el fútbol de forma diferente.

-¿Cuáles son tus características como delantero?

-Soy centrodelantero. Pero me gusta tirarme atrás para participar del circuito de juego. Soy rápido y le pego fuerte con las dos piernas. Obviamente todavía tengo mucho por mejorar.

Este año, el Turquito lleva dos goles en cinco partidos.

-Se nota que sos un jugador que se cuida mucho físicamente. ¿Quién te lo inculcó?

-Mi viejo. Por suerte tengo una genética muy similar a la de él. Me gusta cuidarme en las comidas e ir al gimnasio. Voy todos los días, soy medio loquito, je. Hago lo necesario para estar a full cuando me toca jugar.

-¿De qué forma convivís con la comparación constante con tu viejo?

-Trato de tomarlo con tranquilidad. Hay que sacarle el jugo a todo lo bueno que él hizo en su carrera. Y tratar de no repetir lo malo. Creo que la mochila de “el hijo de” ya me la saqué. Soy Yamil, lo que hizo mi viejo en este club ya lo sabemos todos y quedará para siempre. Ahora me toca a mí demostrar que no sólo juego por el apellido. Cuando hago una jugada bien o un gol, tiene el doble de repercusión. Pero también eso se puede venir en contra cuando no jugás bien. Es un arma de doble filo.

-¿Qué sentiste al ver el video de tu viejo bajándose los pantalones ante Independiente?

-Cuando lo vi dije 'este muchacho está loco'. Hoy por hoy, si hacés eso te sancionan seguro. De hecho a él lo sancionaron y no pudo jugar el próximo partido. Igual yo lo intenté copiar. El año pasado, antes de jugar el clásico, le pedí permiso a los dirigentes para repetir ese festejo pero me dijeron que no lo haga. Encima, al final, terminé mojando. Lo festejé como loco y se lo dediqué a papá, pero no pude meter ningún festejo raro.

-¿Te animarías a hacer ese festejo en un clásico en Primera?

-Depende de cuántos partidos tenga en Primera y del contexto. Ahora, si se da la oportunidad, contra el Rojo me bajaría los pantalones como hizo mi viejo.

-Si te menciono el 11 de febrero de 2008, ¿qué se te viene a la cabeza?

-Es una fecha muy especial. Ahí mi viejo empezó a cambiar su vida y la de la familia porque dejó las adicciones. Ahora me dieron la camiseta número 11 y con mi novia Pilar también me puse de novio un día 11. Es una fecha muy significativa para mi familia.

El Turco y el Turquito.

-En la ciudad de Venado Tuerto, tu viejo logró ganar su partido más bravo. ¿Qué recordás de aquel momento?

-La gente de Venado Tuerto lo ayudó muchísimo a mi papá. José Mena fue clave para que él pudiera recuperarse, se ocupó de darle una mano cuando más lo necesitaba. Yo era chico, tenía siete años y no me daba cuenta lo que estábamos pasando. Fue un momento muy bravo para mi familia. Económicamente, estábamos con lo justo cuando apenas llegamos a Venado Tuerto. Andábamos en bicicleta para todos lados. Igual yo siempre me sentía feliz porque estaba rodeado de mi familia.

-¿En qué momento sentís que tu viejo hizo el click?

-Cuando se empezó a juntar con gente buena, le empezaron a surgir muchas oportunidades de laburo. Hizo un gran laburo en el club Pueyrredón de Venado Tuerto y a principios de 2014 lo llamó Racing para que comience a trabajar en el club. Ese año, toda la familia se mudó a Buenos Aires y ahí llegué a la Academia. Vivo con mi papá y mi vieja, Mariela.

-¿Qué aprendiste de lo que le sucedió a tu papá?

-Aprendí mucho de mi viejo. Él tiene una fundación que se llama Turco García y ahí ayuda a recuperar a personas que tienen adicciones. Eso significa que no se olvida de que hay muchos que, como le paso a él, necesitan ayuda. Es un tipo sin maldad y un papá muy presente.

-¿Te genera miedo cometer errores similares a los de él?

-No, para nada. Soy un pibe tranquilo que ama el fútbol y la vida sana. Me puse de novio con Pilar hace unos meses y eso me acomodó aún más la cabeza. Me siento pleno.

-Tu viejo contó varias veces que tuvo una serpiente pitón como mascota. ¿Qué te acordás de esa época?

-Fue una locura, je. Mi viejo, cuando yo tenía seis años, me daba la serpiente y yo dormía con ella enroscada en el cuello. Por eso no les tengo miedo, me encantan. Era como un juguete o una mascota para mí. Hoy no sé si me animaría a tanto.

-¿Cuántos tatuajes tenés?

-Tengo una bocha. La pierna derecha está toda tatuada. A mis mejores amigos, Davor y Martín, me los tatué en la muñeca. Unas alas en el cuello. Una nota musical, una corona en el pecho, un tigre en la mano, una pelota de fútbol. Ni yo me acuerdo ya la cantidad, je. El más especial es el de la pierna porque ahí tengo uno de mi mamá vestida de india. Ella fue una guerrera en la vida y lo ayudó muchísimo a mi viejo. También tengo el número 7 en honor a mi papá.

"Tengo una bocha de tatuajes. El más especial es el de la pierna derecha"


-¿A qué futbolista del exterior observás?

-A Neymar. Miro muchos videos de él para intenar copiarle movimientos. Es un monstruo.

-¿Y tu máximo referente en el fútbol local?

-Esa es fácil: Lisandro López. Fue fundamental para que Racing salga campeón. Tiene una jerarquía difícil de igualar.

-¿Cuál es tu máximo sueño?

-Mi sueño es jugar en la Primera de Racing. Siento mucho estos colores, los llevo adentro. Además, a mi viejo le tienen mucho cariño acá y sería hermoso que sientan lo mismo por mi. Eso me lo voy a tener que ganar yo sólo, rompiéndola en cada partido.

-¿Qué futbolista de las inferiores de Racing es el que más te sorprendió?

-Evelio Cardozo, sin dudas. Fue un orgullo jugar con él. Como persona es excelente y como futbolista es mejor aún. Nunca tuve un compañero así. Me daba todas las pelotas. Era ‘tomá y hacelo’. Lo quiero mucho al pendejo ese.

Otras noticias

Juan Gorrochategui

Periodista y docente. Redacción en Racing de Alma. Integrante de "Esto es Racing" (L A V de 14 a 15 por AM 770).

Juan Gorrochategui has 995 posts and counting. See all posts by Juan Gorrochategui

Juan Gorrochategui

4 comentarios sobre “Turquito García: "Contra el Rojo me bajaría los pantalones como hizo mi viejo"

  • Avatar
    el 16 abril, 2019 a las 11:09
    Permalink

    MUY BUENA ENTREVISTA. OJALA TRIUNFE EN RACING. ESPERO QUE A EL Y A OTROS JUGADORES DE INFERIORES LES DEN LA OPORTUNIDAD DE JUGAR EN PRIMERA.CUANDO SE SIENTE LA CAMISETA HAY UN PLUS EN EL JUGADOR QUE ES INCOMPARABLE CON EL QUE VIENE DE AFUERA.SE QUE PUEDE SER UNA COMPARACION ODIOSA PERO ES LA DIFERENCIA ENTRE UN SOLDADO Y UN MERCENARIO.SUERTE YAMIL Y QUE TRIUNFES POR VOS Y POR ESTA QUERIDA INSTITUCION

  • Avatar
    el 16 abril, 2019 a las 15:52
    Permalink

    "Curso rápido de retórica" a cargo de Mauricio M

  • Avatar
    el 16 abril, 2019 a las 19:03
    Permalink

    Parece buen pibe

  • Avatar
    el 23 abril, 2019 a las 00:15
    Permalink

    Muy buena nota, parece buen pibe y auténtico. Ojalá llegue a 1ra y cumpla sus sueños. Me conmovió el aguante que le hace a sus familia, debe demostrarlo siempre honrandolos. Muy buena la observación del usuario Forastiero, sobre... "Soldados y Mercenarios".

Comentarios cerrados.

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.