El pibe sensación de Racing, mano a mano con RDA

Generó una revolución en Racing apenas llegó. No por la chapa de su apellido ni por una transferencia cuantiosa, sino porque desde que se puso la celeste y blanca no paró de hacer goles. Alex Almaraz, centrodelantero de la Novena División, es el pibe sensación de las inferiores. Y ahora está usando la otra celeste y blanca: tras romperla con la camiseta de la Academia en un amistoso enfrentando a la Selección Nacional Sub-15, fue convocado para entrenarse con el plantel de cara al Sudamericano en Bolivia.

La joven joyita de 14 años llegó al Predio Tita Mattiussi en enero de este año por una recomendación de Claudio Úbeda, quien quedó maravillado con Almaraz en un campeonato regional. Arribó proveniente de Atlético Rafaela y a cambio de diez mil dólares. Tan sólo siete meses después, luego de demostrar su tremenda potencia goleadora, se convirtió en uno de los proyectos más interesantes del fútbol argentino en sus divisiones juveniles.

Con los pies en la tierra y sin volverse loco por este presente, Alex le contará a RDA en esta entrevista cómo fueron sus comienzos, el apoyo de sus padres, sus características como jugador y su tremenda actualidad en Racing, esa que le abrió las puertas de la Selección. "El gol es mi amigo", nos dice sin titubear. Y razón no le falta: lleva 13 tantos en 16 partidos. Es el 9 del futuro, con un formidable presente.

-¿Cómo se dio tu llegada a Racing?

-Jugué un torneo provincial con Atlético Rafaela que se llama Sueño Celeste. Por suerte me fue muy bien y ahí se pusieron en contacto desde Racing conmigo.

-¿Quién te avisó que existía esta chance?

-Un alcanza pelotas del torneo, que estaba haciendo de planillero en el club, me llamó un sábado a la noche y me avisó que gente de Racing le había pedido información sobre mí. Ahí me di cuenta que estaban interesados en mi.

-¿Sabiendo del interés, jugaste con mayor presión?

-Presión, no. Creo que si uno hace las cosas bien, lo demás termina llegando solo. Por suerte, después del llamado de Racing, me siguió yendo bien. En octavos y cuartos la metí. Después, en semis, nos tocó quedar afuera. Pero hice un gran torneo.

-¿Con quién de tu familia se comunicaron para contarles sobre el interés?

-Se comunicaron con mi vieja al principio. Después tuve una charla con un representante y terminé firmando con él.

En sus comienzos en Rafaela, la joyita de Racing no paraba de meterla.

-¿Tu familia te apoyó en la decisión de venirte a Racing?

-Sí, me re bancaron. Vengo de una familia muy futbolera. Mi viejo me regaló mi primera pelota de fútbol a los dos años. Él siempre amó la pelota. Mi vieja también estuvo presente, siempre me acompañó a todos lados.

-¿Cómo fue tu infancia en Rafaela?

-Cuando era muy chico mis viejos se separaron. Entonces aprovechaba para jugar al fútbol en cualquiera de las dos casas. Al lado de la casa de mi papá hay una cancha. Juntarse a jugar con primos y amigos era lo más lindo. En lo de mi mamá jugaba siempre en la calle, haciendo un arco con dos piedras. Toda mi infancia me la pasé jugando al fútbol.

-¿Cuáles son las principales diferencias entre jugar en un potrero y ahora hacerlo de manera profesional?

-Cambia mucho, hay otras responsabilidades. Ahora tengo que entrenarme todos los días, cumplir horarios, cuidarme en las comidas. En mi barrio jugaba a la hora que yo quería, volvía a casa cuando quería. Era otra cosa.

-¿Siempre supiste que querías dedicarte a esto?

-Cuando llegué a Atlético a los 12 y empecé a ser titular, empecé a sentir que podía dedicarme de manera profesional. Estuve un año jugando en Atlético Rafaela. Pero llegar acá fue un quilombo…

-¿Por qué?

-Yo jugué desde los cuatro a los seis años en Argentinos de Quilmes, acá en Rafaela. Después me vino a buscar Atlético pero Argentinos no me quiso dar el pase. Tampoco me pude quedar ahí: tuve que mudarme de provincia para poder seguir jugando al fútbol.

-¿Dónde y con quién fuiste? Tenías sólo seis años...

-Con mi vieja nos fuimos un tiempo a Córdoba para poder jugar en San Francisco y quedarme con el pase en mi poder. Es una locura jugar al baby allá. Había mucha gente en cada partido, un griterío tremendo.
Te volvían loco. Pero eso te acostumbra a jugar con presión.

-¿Siempre fuiste un goleador letal?

- Cuando era más chico, no jugaba tan bien. Por suerte mis viejos (Melisa Villarreal y Silvio “Gareca” Almaraz) siempre me apoyaron. Estoy muy agradecido con ellos por haberme acompañado tanto y confiar en mi.

-¿Cuándo notaste que mejoraste tu nivel?

-Cuando crecí me empezó a ir mucho mejor. Siendo chico, te excedés un poco con el peso y no te entrenás seriamente. En Atlético me acomodé física y mentalmente: me empecé a poner metas de cantidad de goles. Por suerte las cumplía siempre, je.

Almaraz, el 9 del futuro en Racing.

-¿Imaginabas arrancar tan bien en Racing?

La verdad que no. En los amistosos de pretemporada no se me daba el gol. Y cuando jugamos el primer partido por el torneo con la Novena metí tres goles. A partir de ahí me liberé y no paré más. Así empezó la racha del gol.

-¿Qué significa el gol para vos?

-Toda mi vida fui amigo del gol, para el 9 es lo más importante. Mi viejo jugó toda su carrera de delantero y me transmitió muchos conocimientos importantes para un delantero. Siempre digo lo mismo, el gol es mi amigo. Me desespero mucho cuando no la meto. Si ya estamos ganando me lo tomo con más tranquilidad pero si estamos empatando o perdiendo me vuelvo loco por intentar hacer un gol. Lo más importante igual es que gane el equipo.

-¿Cuál es tu principal característica como delantero?

-Lo que más me caracteriza es la potencia en el remate y el oportunismo dentro del área. De cabeza tambien tengo goles pero no tantos.

-¿Ser zurdo es una ventaja?

-Dicen que los zurdos juegan mejor, je. Pareciera que tenemos un plus.

-¿Te diste cuenta que sos el pibe sensación de las inferiores?

-Yo soñaba con meter muchos goles pero no pensé que se me iba a dar todo tan rápido. Es muy lindo que la gente me empiece a conocer y a preguntar por mi.

-¿Tuviste la oportunidad de cruzarte con Licha?

-A Lisandro me lo crucé dos o tres veces. Cuando vino de visita a la pensión aproveché y me saqué una foto con él. Es un fenómeno.

Racing de Alma, mano a mano con el pibe sensación
Almaraz, el pibe sensación de Racing.

-¿Le pudiste decir algo?

-No me animé a decirle nada, me dio vergüenza. Tenerlo cerca fue impresionante. También me saqué fotos con Lautaro Martínez cuando nos vino a visitar a la pensión. Saludó y se sacó fotos con todos los chicos, un capo.

¿Soñás con estar en la Selección Mayor como Lautaro? Ya sos parte de la Sub-15...

Fue una locura lo de la Sub-15. Pude meter un gol en el amistoso y ahora me llamaron para entrenarme con ellos. Sin dudas uno de mis mayores deseos es poder jugar un mundial con la Selección pero para eso todavía falta mucho.

-Todo goleador tiene un festejo particular. ¿Cuál es el tuyo?

-Siempre levanto los brazos y se lo dedico a mi abuelo, Checheque Almaraz. Él falleció hace un par de años pero siempre me decía que yo iba a llegar lejos en el fútbol y que quería que yo le dedique los goles.

-¿Tenés algún referente en tu puesto?

-Mi ídolo es Martín Palermo, por la virtud que tenía para meter goles de todos lados y de cualquier forma. Me identifico con eso.

Juan Gorrochategui

Periodista y docente. Redacción en Racing de Alma. El Vasco es integrante de "Esto es Racing" (L A V de 20 a 21 por Radio Güemes AM 1050).

Juan Gorrochategui has 1356 posts and counting. See all posts by Juan Gorrochategui

Juan Gorrochategui

12 comentarios sobre “El pibe sensación de Racing, mano a mano con RDA

  • Avatar
    el 8 agosto, 2019 a las 12:05
    Permalink

    Pregunta de ignorante nomas... no seria bueno que empiece a practicar con categorías mas grandes? No digo una boludez como primera ni el selectivo... pero si es tan bueno y por el puesto que va a tener que acostumbrarse a que lo fajen y fajarse con los centrales... digo no seria piola hacerlo saltar un par de categorias para ver como responde?

    • Avatar
      el 9 agosto, 2019 a las 20:15
      Permalink

      Amigo Nicolandro, Valenzuela no se destacó en Chicago porque juegan con ladrillos.
      En Barracas no mejoró, fue la figura sensación de la divisional. Y casi termina goleador jugando de enlace.
      Si el sub 23 no tiene nivel para vos, allí está jugando Gaich, me explico bien?

  • Avatar
    el 8 agosto, 2019 a las 12:57
    Permalink

    Hay etapas de desarrollo fisico, de huesos de musculatura, de fuerza y mental, que hay que respetar, no son iguales en todos, dependen de muchos factores com por ejemplo la alimentacion en los primeros años de vida, todo esto lo evaluan los profesionales que trabajan todos los dias con los chicos y ellos saben como ir dando los pasos correctos. Por apurar procesos se puede frustrar una carrera, hay que saber mucho para trabajar en la formacion de jugadores.-

  • Avatar
    el 8 agosto, 2019 a las 15:13
    Permalink

    Tiempo al tiempo muchacho. 14 años es una edad temprana..... y difícil.

  • Avatar
    el 8 agosto, 2019 a las 15:19
    Permalink

    Hablando de pibes, el sub 23 sigue festejando los goles de Valenzuela y por supuesto del fenómeno Gaich (Ese hay que comprar, nada de Reniero).
    Pero los responsables de correrlo, como los que lo denostaban siguen escondidos.

  • Avatar
    el 8 agosto, 2019 a las 16:52
    Permalink

    QUIEN ES EL REPRESENTANTE DE ALMARAZ? QUE PREGUNTA. PERO ES IMPORTANTE SABERLO.

  • Avatar
    el 8 agosto, 2019 a las 19:03
    Permalink

    Che y si los genios que dejaron ir a valenzuela y no le dieron chances, lo van a buscar ?

    • Avatar
      el 8 agosto, 2019 a las 20:46
      Permalink

      H H,no lo dejaron ir asi xq si,el pibe se la creyo,no le gusta entrenar,fue a chicago y no anduvo,en barracas mejoro,pero ahora anda bien en un torneo d 3 er nivel,hay q verlo en un equipo d 1era

  • Avatar
    el 8 agosto, 2019 a las 19:12
    Permalink

    muchos exitos, lamentablemente no van a ser en racing, porque te van a terminar dando a otro club porque compraron algun mediopelo suplente de algun otro equipo

  • Avatar
    el 8 agosto, 2019 a las 21:55
    Permalink

    Ya cerró Blanco lo de Reniero con Marcelo. u$s 3.600.000 por el 80%.
    Que lástima me hubiera gustado Gaich.

  • Avatar
    el 9 agosto, 2019 a las 12:39
    Permalink

    Lo mas importante a la edad de esos pibes en cuanto a lo físico es el desarrollo , entendido esto como un crecimiento cualitatitvo. El esqueleto debe finalizar su crecimiento porque si no vienen las lesiones. Darle a cada uno el tiempo que necesita, si lo apurás lo perjudicás. Si es bueno de verdad un día explota.

Comentarios cerrados.

Te recomendamos leer las Reglas para los Comentarios de la página. Si tenés alguna consulta o sugerencia sobre las mismas escribinos a [email protected] y te responderemos a la brevedad. Solo respondemos por correo.