Las señales de Zaracho en Racing

La intensidad con que Matías Zaracho había trabajado a un costado de la cancha, el domingo, había dejado señales positivas. Y esos indicios se reforzaron fuerte este martes en Racing. Es que el volante volvió a entrenarse a la par de sus compañeros por primera vez desde que sufrió la distensión en el isquiotibial semimembranoso de la pierna derecha. Y lo más importante: no sintió molestias.

Esta noticia, claro, llegó con un aumento considerable en las chances de que el Negro juegue ante Boca, el próximo viernes, desde las 21.10. El mediocampista se lesionó frente a Aldosivi. Durante toda la semana pasada se entrenó aparte, siempre en el campo. Pero el parate en la Superliga le vino muy bien para recuperarse más allá de la tristeza que le generó quedarse afuera de la última gira con la Selección.

La mañana de Matías en Racing

Zaracho empezó la práctica aparte del resto, aunque luego se sumó a las tareas con pelota al mismo ritmo que sus compañeros. Se lo vio picar y mandar centros a la carrera sin inconveniente alguno. En las próximas jornadas seguirá siendo evaluado y el miércoles habrá un panorama más claro aún sobre si actuará en la Bombonera.

En el caso de que Coudet resuelva no arriesgarlo, elegirá entre Matías Rojas, David Barbona y Evelio Cardozo para jugar por el centro de la línea de tres media. La otra opción para esa posición era el Pulpo González. Pero está descartado por un largo tiempo (cerca de siete meses) a raíz de la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. El volante fue operado con éxito este martes.

El Chacho, además, deberá definir cómo arma la defensa. Una posibilidad es que deje a Domínguez en la zaga junto a Leonardo Sigali (como contra el Tiburón) o que regrese de Alejandro Donatti por Nery. En este caso, habrá que ver si Dómínguez sale del equipo o permanece en el medio, con la consecuente salida de Marcelo Díaz.

Foto: @Prensa_Racing

Agustín Iuele

Periodista Deportivo. Diario Olé y Racing de Alma.

Agustín Iuele has 907 posts and counting. See all posts by Agustín Iuele

Agustín Iuele