El día que Alcaraz fue arquero y goleador

Detrás de cada chico que llega a Primera hay historias. De sacrificios, de frustraciones que se van superando en el camino, de satisfacicones por los escalones subidos. De personas que apuntalaron, enseñaron, ayudaron a un crecimiento. A la formación, básicamente. Antes de ser el volante de Racing que se vistió de héroe con su gol del trunfo en tiempo de descuento contra Aldosivi por la Copa Superliga (en su debut en la red en Primera), hubo un recorrido previo en el que Carlos Alcaraz tuvo como acompañantes, por ejemplo, a Carlos Pizarro, por aquel entonces su técnico en el DIVE (Deportes Infantiles Villa Elisa), hoy presidente del club.

Este hombre, que además posee un comercio de cerrajería y productos de pesca, fue testigo de su transformación. Y de sus bondades en la cancha como un todoterreno que fue hasta tiempos no tan lejanos. Supo ocupar todos los puestos del medio, jugó de zaguero, de centrodelantero... Hasta se puso los guantes alguna vez en un partido imborrable para el pibe de 17 años que ya firmó contrato profesional.

"El caso de Carlitos es muy especial. Conozco a su papá de toda la vida porque él jugó mucho tiempo en la liga amateur. A Carlitos me lo cruzaba siempre. Sin verlo jugar, le insistía al padre, un poco en serio y otro en joda, para que me lo mandara al DIVE . La mamá me había contado que, siempre que él pasaba por nuestra canchita, le decía que quería jugar ahí. El Negro (el papá) no me dejaba", le cuenta Pizarro a Racing de Alma, sobre Alcaraz.

Alcaraz (el tercero de arriba, de izqierda a derecha), con una sonisa. Carlos Pizarro, su ex DT, el primero.

-¿Y entonces?

-Un día me cayó su mamá en el negocio. Y a fines de un noviembre me lo llevaron a Carlitos cuando tenía nueve años. Empezó a entrenarse con nosotros mientras seguía juando en otro lado. Y ya en 2012 lo fichamos. Ahí arrancó todo.

Su euforia en el festjo de su gol, el el irunfo por 4-3 sobre Aldosivi. Atrás, Zaracho, su espejo futbolístico. Foto: @RacingClub

Cómo jugaba Alcaraz antes de llegar a Racing

-¿Qué recordás de esos comienzos?

-Me encontré con un pibe excepcional, muy respetuoso, muy humilde. Con un carácter fuerte, sí: no le gustaba que lo sacara. Se empacaba, se enojaba. Para lo que era fútbol infantil, jugaba en cualquier lado. No tenía problemas. En nuestro primer partido oficial, cuando se nos lesionó el arquero... Éramos poquitos en la categoría, apenas siete. Sin suplentes ni nada. A los nenes de 10 años les preguntamos si alguno quería ir al arco. Yo quería que levantaran la mano todos, menos Carlitos por lo que nos daba en el campo. Como ninguno quería atajar, Carlitos se prestó a atajar. Y en una salida de tiro libre, a un costado, cerca del area de ellos, metió un gol como arquero. ¡Fue un golazo!

Pizarro, su ex DT, junto a Carlitos, antes del gol a Aldosivi. Los acompaña Iván Gómez, otro jugador surgido del DIVE que llegó a Primera (Estudiantes de La Plata). Foto: Carlos Pizarro.

-¿Cómo eran sus características en el juego?

-Tenía, y tiene incoprorada, una técnica bárbara. La fue trabajando. Jugaba de volante, después de nueve. Fue creciendo en la definición porque se apuraba mucho. Es un chico muy ansioso. Lo carcome la ansiedad. Pero lo fue puliendo con el correr de los años. Con nosotros, en los últimos dos, terminó jugando de nueve. Pero no tiene problemas de hacerlo en cualquier lado. Hasta fue dos. El físico lo ayuda. Era muy chiquito cuando llegó y empezó a pegar un estirón.

Alcaraz llegó al club platense cuando tenía nueve años. Foto: Carlos Pizarro.

-¿Y qué pensaste cuando lo viste meter el gol del triunfo contra Aldosivi?

-Aunque no soy de Racing, grité el gol como un loco por él. Me acordé de esto: en su últmo año en DIVE, en 2015, hizo exactamente lo mismo que el otro día. ïbamos perdiendo 0-2 con Ateneo Popular y en tres minutos metimos tres goles. El último fue de Carlitos, con un tiro libre casi desde la mitad de la cancha. Y terminó el partido. Siempre nos reímos con los padres porque, a falta de cinco minutos para el final, ya estaban todos frente al portón esperando que el árbitro pitara para poder irse.

Frescura de inancia. Foto: Carlos Pizarro.

El crecimiento que vio su ex DT en un partido de la Reserva de Racing

-¿Seguís en contacto con él?

-Lo veo seguido.Ahora no lo llamé ni nada porque lo deben estar volviendo loco, pero un par de días antes del último partido de Racing estuve con él. Es más, lo fui a ver en el partido de la Reserva, contra River, en el Tita. Yo hacía un año que no lo veía jugar. Y lo que cambió su juego... Terrible. Me dejó muy asombrado.

El orgullo del DIVE. Foto: Carlos Pizarro.

-¿En qué notaste esa evolución?

-Lo vi muy veloz con la pelota al pie y cabeza levantada. Él ya tenía ese manejo, pero le sumó rapidez. Debe ser por cómo cambió físicamente. Me acuerdo que, después de un corner en contra, metió un cambio de ritmo y apareció en el área de River como si nada. Se metió entre los centrales rivales como por arte de magia. El remate se le fue por poco.

Gradecimiento a Carlos PIzarro, quien aportó las fotos de Carlos Alcaraz en el club que antecedió a Racing.

4 comentarios en “El día que Alcaraz fue arquero y goleador”

  1. Avatar

    Q maravilla q pasen estas cosas!!! Esos técnicos valen oro xq son los de antes en el baby fútbol los q te enseñaban y te educaban a la vez. Felicitaciones!!!! Lo digo porque yo tuve a Alberto Villarreal ex San Lorenzo. Una exelente personas para con los pibes. Aguante Racing!!!!

  2. Avatar

    Puntería de Bkcc ,son pocos los técnicos que se animan a ir poniendo de a poco a los juveniles distintos sin ser titulares en pocos minutos te hacen estragos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *