La anécdota imperdible entre Viola y Saja en Racing

Surgido de las Inferiores de Racing, Valentín Viola jugó en la Primera del club en dos ciclos: 2010-2012 y 2013-2014. En ambos tuvo de compañero a Sebastián Saja, quien terminaría siendo un puntal, junto a Diego Milito, en la obtención dle título de 2014 y en el cambio de mentalidad en la institución. En el primero de esos períodos, Titín y el ex arquero protagonizaron algunas vivencias imperdibles. Una de ellas fue narrada al detalle por el ahora atacante de Nueva Chicago, en la segunda categoría del fútbol argentino .

"Con el Chino tenemos varias anécdotas porque yo tenía una muy buena relación con él a pesar de la diferencia de edad (12 años). Nos trataba como uno más. Siempre con el respeto debido, pero al entrar en confianza...", arranca Viola y pone unos segundos de misterio durante su relato en @radioracingshow.

Por momentos, mientras va detallando la historia, Titín se ríe. Es que recuerda con absoluta minuciosidad todo y eso parece transportarlo sin escalas a aquellos instantes vividos en el vestuario de Racing que quedaron grabados en su memoria. "Un día le agarramos el teléfono, que en ese momento era un Blackberry. Teníamos su contraseña... En ese momento se usaba el estado "sin batería", "ocupado" o esas cosas. El técnico era Miguel Russo. Nadie de los chicos quería hacerlo..." aclara. Y continúa: "En un momento fui, le saqué el teléfono y le puse de estado "Gracias Miguel por la confianza de darme la cinta, te quiero mucho (años después, Milito sería el capitán). Y nos fuimos a entrenar... Obviamente, cuando volvimos, el Chino se sentó en su locker. Agarró el teléfono y se sorprendió. Yo lo tenía justo enfrente. Empezó a mirar y nadie de nosotros obviamente, decía nada. Tenía mensajes de periodistas y de todos, que le decían 'Chino, qué bueno que tengas tan buena relación con Miguel, qué bueno que lo quieras tanto'. El Chino estaba ciego, nos quería matar".

Alguien en Racing le pasó el dato a Saja y llegó la revancha...

La cuestión es que a Saja alguien (un misterio al día de hoy saber qién fue) le pasó el gran dato. Y entonces, rápidamente el ex guardameta planificó una revancha que ncluyó al ayuda de terceros. "A los tres o cuatro días -cuenta el delantero-, cuando volví al vestuario después de entrenar, llegué a mi locker. Y ahí me encontré con las cuatro llantas de mi auto apiladas en mi lugar. Se ve que alguien me delató... Cuando fui al playón, mi auto estaba sobre cuatro ladrillos. Creo que el Chino le había pagado al utilero para que me sacara las ruedas mientras yo entrenaba. Tuve que engrasarme las manos, ponerle las llantas, y con el miedo de que se me saliera una rueda mientras llegaba a mi casa porque yo de mecánica mucho no entiendo".

6 comentarios en “La anécdota imperdible entre Viola y Saja en Racing”

  1. Avatar

    Muchachos, o tengo muy mala memoria o Saja no estuvo nunca con Russo en Racing? Si mal no recuerdo, al Chino lo trajo el Cholo Simeone a mediados de 2011, y el Cholo vino después de Russo. No es así?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *