Milito y su hijo en Racing

La evolución del hijo de Milito en Racing

Milito hay uno sólo. Ese es el cántico atronador desde las tribunas de Racing cada vez que los hinchas quieren brindarle afecto a uno de los máximos ídolos de la historia de la Academia. El Príncipe que se convirtió en rey tras la vuelta en 2014 donde cosechó su segundo título en el club, expuso parte de la corona años después vinculándose como director deportivo a la institución. Y otra vez triunfó: como manager ya cosechó dos competencias, potenció las inferiores y fue vital a la hora de reducir el margen de error en la contratación de refuerzos. Pero en Racing, Milito ya no hay uno sólo.

Leandro, hijo de Diego Alberto, empieza a recorrer de a poco su camino en las categorías juveniles de la Academia. Próximo a cumplir 13 años, empezó a jugar en el club a principios de 2015, meses después del regreso de la familia Milito de Italia.

Cinco años más tarde, su evolución futbolística es notoria. Atacante, como su viejo, este año comenzará la Pre-Novena. Todo en vistas a poder disputar el torneo oficial de Divisiones Inferiores en Novena en 2021.

Leandro es zurdo y puede desenvolverse tanto de número 9 como de extremo por la izquierda, siempre con el arco entre ceja y ceja. Desde el Tita, cuentan que creció mucho en lo físico y que lo ven cada vez más potente. Aunque más allá de la posición en la cancha y de sus condiciones técnicas, creen que lo mejor es que vaya paso a paso, sobre todo teniendo en cuenta que en esta etapa de formación el aspecto lúdico y la diversión dentro de la cancha es primordial. Con el apellido que tiene, cargarlo de presión o responsabilidades está lejos de ser lo apropiado. Así lo entienden todos en el club.

¿Cómo lo ven en Racing al hijo de Milito?

Muchos valores se transmiten de generación en generación. Este es uno de esos casos. Leandro es muy querido en el Tita, por su humildad y su forma de relacionarse con los profes y con sus compañeros. Y en esto mucho tuvo que ver el mensaje que le transmitió Diego a los entrenadores de juveniles desde un comienzo. "No quiero que tenga un trato preferencial ni que se vean obligados a hacer ninguna diferencia. Que sea uno más", fueron sus palabras.

De perfil bajo, Leandro se dedica a entrenarse de la mejor manera buscando resaltar por su manera de desenvolverse en el terreno de juego. Lógico, no pretende que sea por el linaje que lo une al ídolo de Racing, su papá.

12 comentarios en “La evolución del hijo de Milito en Racing”

  1. Avatar

    Vamos Lea te acompaño en este camino propio que vas a ir creando tu sangre es celeste y blanca por eso superarás al maestro ja ja ja

  2. Avatar

    Ojo, hay que llevarlo con cuidado. Ser el hijo de Milito seguramente le abre puertas, pero le pueden quemar la cabeza.

  3. Avatar

    Muy bueno el mensaje de Diego Milito,mi hijo es "uno más" ninguna ventaja así proceden los grandes vGallardo x ejemplo mi hijo es uno más si anda bien y si no estudió Dos Argentinos brillantez.

    1. Avatar

      Haciendo uso de conocimiento Burrero, cuándo el padrillo es bueno , los hijos salen igual o mejor , ley de pura sangre.

  4. Avatar
    Guillermo portilla brenner

    OJALA QUE LLEGUES A PRIMERA Y SUPERES LOS LOGROS DE TU PADRE,TODO PUEDE SER , EL FUTURO ESTA EN TUS MANOS ,VAMOS...

  5. Avatar

    Buenísimo...lo unico q el padre es derecho no zurdo..abzo de gol para todo el pueblo racinguista

  6. Avatar

    Gallardo dejo libre al hijo. el hijo dew milito tendra mucha facilidad para llegar pero MUCHA PRESION . ojala la sepa manejar.

  7. Avatar

    Que lindo otro milito, en nuestra Academia, ojala supere al padre, pero el principe es un capo x su humildad!!!!

  8. Avatar

    La mejor suerte del mundo.
    Paso a paso.
    A todo esto, pregunto, de la forma q Diego llevo a su hijo al club, porque Simeone llevo a sus pibes a River?

Los comentarios están cerrados.