Julián López en Racing

El pibe Julián López dio un paso atrás

Las últimas dos jornadas de entrenamientos de la Academia dejaron una dualidad. Mientras que Jonatan Cristaldo evolucionó y este miércoles volvió a trabajar a la par de sus compañeros en la cancha auxiliar, hay un jugador que retrocedió en su recuperación en Racing: Julián López.

El volante juvenil de la Academia estaba mejor luego de las dolencias musculares. Pero nuevamente sintió molestias al ser más exigido. De esta manera, el martes realizó ejercicios diferenciados y este miércoles llevó adelante labores de kinesiología.

Churry se entrenó al mismo ritmo que sus compañeros en el ensayo matutino y también participó del vespertino, en este caso con una intensificación específica. El delantero dejó atrás una distensión en uno de los isquiotibiales, lesión que le impidió ser citado para los partidos contra Alianza Lima y Nacional en Montevideo. Si no se produce algún contratiempo, Cristaldo estará a disposición de Beccacece para el encuentro del 21. En esa fecha, Racing reciba a Estudiantes de Mérida en el cierre de su presencia en el Grupo F de la Libertadores.

Además de Julián López, Díaz tambien diferenciado en Racing

Por otro lado, Marcelo Díaz tampoco trabajó a la par del plantel. Si bien está repuesto de una contractura en el bíceps femoral izquierdo, por precaución realizó movimientos livianos para no arriesgar, teniendo en cuenta que aún hay margen para el compromiso venidero. De todos modos, la idea es que el próximo lunes retome todas las tareas con normalidad junto al grupo.

Lisandro López, en tanto, aún no pudo volver a trabajar de la misma manera que el resto de los jugadores. Es que todavía se recupera de una distensión en el cuádriceps izquierdo. Este miércoles, además, se ausentó con aviso al entrenamiento: él y Mechi Blanco fueron papás de Guadalupe en al medianoche del martes.

Foto: @RacingClub

4 comentarios en “El pibe Julián López dio un paso atrás”

  1. Avatar

    Me parece que Licha va a jugar poco y en diciembre cuelga los botines. Entre los músculos que ya no responden bien, el ritmo que se pierde cada vez más y las noches sin dormir para cambiar los pañales, se pasará todo el 2020.
    Se viene el partido de despedida del ídolo.

Los comentarios están cerrados.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Ir arriba