"Ahora quiero un título de Racing"

Martina Barraza, feliz por adjudicarse un premio de 1.340.000 pesos.

Sus ojos estallaron en lágrimas. No por nerviosismo, sí porque empezó a degustar el sabor de la gloria. Fueron unos segundos que parecieron minutos, horas, días... Lloraba de alegría. Estaba frente a la chance de su vida. Un paso, sólo eso le faltaba para alcanzar el premio mayor. Martina Barraza ya había escuchado por segunda vez la definición de Iván de Pineda, el conductor: "Estamos con la letra z: propenso a concebir sospechas  o a tener desconfianza". La joven, en estado de trance, soltó un convincente "supicaz". Era todo lo que necesitaba para completar los 25 aciertos y adjudicarse nada menos que 1.340.000 pesos por haber descubierto todas las palabras del Rosco, del cual participó diez veces hasta proclamarrse en el programa Pasapalabra, por Canal 13. Pero el momento de euforia no la corrió de su pasión. En pleno festejo, lo primero que hizo fue invocar a la Academia. “¡Aguante Racing! Es todo lo que puedo decir”, le salió del alma, desde una boca llena de sonrisa, a esta chica de 22 años, la segunda persona campeona en lo que va del ciclo.

Martina BMartina, abrazada a Iván de Pineda, conductor del programa.
Martina ganó 1.340.000 pesos en Pasapalabra.
Esa felicidad sería mucho más completa unos días después. Fue el viernes, poco antes de las 19, cuando le llegó un reconocimiento que jamás haya imaginado por parte del club que la desvela.  Previo al encuentro ante Lanús, los departamentos del hincha, de prensa y de cultura le hicieron entrega de una casaca con el dorsal 22 y la palabra "suspicaz". Se sintió una reina en el Cilindro que tantas veces la cobijó, aunque esta vez en un día imborrable de su vida sin que esto tuviera que ver con un resultado deportivo. "Fue alucinante, increíble. Pablo Del Piero, del Departamento del Hincha y de Filiales, se comunicó con mi papá para decirle que me querían dar un regalo. Cuando llegamos al Cilindro nos encontramos con él y fuimos al sector de prensa. Nos sacamos una foto y me entregaron la camiseta hermosa, divina y original. No sólo tiene la palabra Suspicaz abajo del 22, sino que además está firmada por Milito. En la platea estaba atrás mío y yo me di vuelta para hacerle una seña de agradecimiento mostrándole la camiseta. Después del partido tuve la oportunidad de pasar al césped del campo. Nos sacamos unas fotos con mi hermano y mi viejo”, vuelve a emocionarse ante RDA.
Martina, junto a su hermano, en el Cilindro.
Después del partido, la chica de 22 años pisó el césped.

-¿Cómo fue que se te ocurrió el "aguante Racing" en la celebración?

MÁS NOTICIAS  Racing tomó una decisión final con Copetti

-Cuando Iván me preguntó qué sentía, estaba muy bloqueada. Lo primero que me salió fue eso. Nunca pensé que llegaría a ganar porque es un juego muy difícil. No iba al programa con la intención de ganar, más allá de que anteriormente había estado cerca. Esta vez, a medida que iba acertando todo, empecé a pensar en la posibilidad...

Diego Milito muestra la casaca que el obsequió a Martina con la palabra suspicaz.
Milito le regaló una casa con su firma y la palabra ganadora.

-¿Cómo reaccionó la gente de Racing con vos?

-Con mucha alegría por el buen momento del equipo y porque yo le di más difusión al club con lo que dije, je. Te juro que es algo que me nació, no podía decir otra cosa. Era lo ínico que podría decir, me salió del alma. Expresé la euforia por ese lado.

-¿Cuándo arrancó tu pasión por los colores?

-Mi papá me hizo de Racing desde que nací. Soy socia. Me acuerdo muy poco de las primeras veces que fui a la cancha porque era muy chica, pero siempre me acompañaba él. Hasta el día de hoy vamos siempre a la cancha y lo pasamos excelente. Si bien al principio no me tocó la mejor época del club, ahora vamos remontando. Pero siempre igual, tengo locura por Racing.

MÁS NOTICIAS  Racing afuera de la Copa Sudamericana

-¿En tu casa tenés mucho de Racing?

-Mientras estoy hablando con vos,veo la imagen de Diego Milito en un poster gigante que tengo en la pieza. Tengo de todas las chucherías que te puedas imaginar de Racing. También tengo fotos con un montón de jugadores, algunos inolvidables y otros para el olvido.

Un poster de Diego Milito en la pared del dormitorio de la ganadora.
La intimidad de la habitación de Martina.

-Y además llevás un tatuaje de la Academia en la espalda.

-Desde que era muy chica, siempre supe que quería tener un solo tatuaje en mi vida y que tuviera que ver con Racing. Un amor, un dibujo o una banda pasa de moda. Pero Racing dura para siempre. Me hice el tatuaje el día que cumplí 18 años, así que fue mi primer acto de disfrute de mi mayoría de edad. Al diseño lo armé yo, la saqué de la vieja revista de Racing. Y la frase que le puse es de una canción de Los Piojos: "Todo lo demás no es nada". Representa mi sentimiento por el club.

La Academia le cuida la espalda a la joven de 22 años.
El tatoo de Racing que lleva Martina.

-¿Cómo viviste estos días después del premio?-Aunque pasaron varios porque el programa estaba grabado, todavía no caí del todo. Lo voy haciendo de a poco. Estoy recién a la mitad, je. Estoy muy contenta y agradecida por el cariño que me dieron en las redes sociales y en los medios. Todo el mundo. Antes de ganar tenía cien seguidores en Twitter y ahora son 10.000 casi. En Instagram tenía más de 200 y ahora llegué a 5.000.

-Los seguidores del programa te tomaron mucha simpatía. ¿siempre notaste eso?

MÁS NOTICIAS  Racing y su mandíbula de cristal ante un terrible Lanús

-Estuve en diez programas que abarcaron 15 días de participación. Después de un par de días de aparecer en pantalla, ya me empezaban a reconocer por la calle. Son cosas muy raras para mí porque no estoy acostumbrada; soy una persona normal. Ya después de ganar el juego en el máximo desafío, recibí una catarata de mensajes. Hasta me crucé con una señora que se sacó una selfie conmigo. Todo muy loco, muy raro.

Martina guardará como un tesoro esta camiseta.
La dedicatoria de Milito en la casaca.

-¿Sentís timidez o lo tomas con naturalidad?

-Es extraño, pero sé que esto es algo pasajero. Nunca dejé mi vida norrnal, estoy yendo a trabajar como todos los días en una editorial. Hasta ahora, todo lo que me brindaron fue mucha buena onda y energías. Todo muy pero muy lindo.

-¿Qué te dijeron en tu casa cuando llegaste?-Estaban todos locos, especialmente mi papá. Porque en programa, Iván (De Pineda) ya le había mandado un saludo. Estaban todos orgullosos y gritando cuando lo nombraron. Como el programa estaba grabado, lo vimos en familia en mi casa con muchos gritos y llantos. Ya son presidentes demi club de fans, je.

-Antes de dar la respuesta te pusiste a llorar. ¿Qué pensabas?-No, nunca me sentí nerviosa durante todo el transcurso de la participación. Al contrario: me divertí y lo tomé cómo lo que es: un juego. La pasé muy bien. Me jugó a favor no ponerme nerviosa porque es importante el tiempo y la concentración. El llanto fue porque antes de responder se me ocurrió la palabra y estaba convencida en un 99,9 por ciento de que iba  aganar.

-¿Y ahora que esperás?

-Ahora quiero un título de Racing, sería la coronación ideal.

1 comentario en “"Ahora quiero un título de Racing"”

  1. Muy buena la nota a la fana de racing , yo tambien tengo 2 nenas que siempre me preguntan cuando las voy a llevar a la cancha de racing porque viven pendiente como el papa. Claro,si estuviese a 500 km tal vez me daria una escapada los domingos pero estoy 1800 km se me hace un poco mas complicado pero no imposible,asi que esperaremos las vacaciones, ah!!(un poquito de envidia a los que viven en avellaneda).Saludos a todos los enfermos porque creo que eso somos y AGUANTE LA ACADE!!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba