"Cuando Cocca llega, algo pasa"

Llegó a Racing en 2014 de la mano de Diego Cocca. En ese entonces, la tarea no era sencilla. La Academia no vivía este enorme presente desde lo anímico y él debía atacar una nube de nervios que sobrevolaba por Avellaneda. Gustavo Goñi, psicólogo del plantel, hombre que se fue con Cocca a fines de 2015 y volvió sobre el final de 2016 (los últimos tres partidos), habló de todo en un mano a mano con Racing de Alma. Lo importante de la cabeza para los jugadores, lo que valen los líderes dentro y fuera del campo, la relación Cocca-Bou y lo que genera el regreso del entrenador campeón, uno de los creadores del Racing Positivo. Pasá...   

Musso, Cuadra, Rosales, Goñi y Brian Fernández, en un momento distendido.

-¿Cómo es la psicología en el deporte?

-Tiene más de 100 años. Empezó porque había atletas que hacían metas distintas cada día y comenzaron a pensar que había algo más allá de lo físico que influía en las actuaciones.

-¿Cuánto le afecta a los jugadores?

-Como psicólogo trato de trabajar siempre a nivel de un equipo interdisciplinario. Eso quiere decir que cada uno trabaja desde su campo y luego nos reunimos para ver qué vio cada uno. Todos los detalles son importantes, los grandes y los pequeños. La psicología del deporte es una mirada diferente de cómo se ven las cosas. En Primera quizá no se recurre mucho a esto, pero más que nada por desconocimiento. Es un buen aporte.

MÁS NOTICIAS  Lolo Miranda gana terreno en el 11 de Racing

-¿Sentís que los técnicos nuevos les dan más posibilidades a ustedes?

-Sí, los técnicos jóvenes tienen una formación con más elementos que antes y en eso está la psicología. Igual no tiene nada que ver un psicólogo clínico o psicoanalista con uno que se dedica al deporte. Yo soy el que va al lugar de trabajo de los jugadores. Charlamos de sus fortalezas y debilidades.

-¿En el fútbol cuánto juega la cabeza?

-Mucho. Hay que escuchar mucho y saber en lo que hay que hacer hincapié. Que uno esté bien o mal tiene que ver con su rendimiento dentro del campo. Lo más importante es que los líderes de un cuerpo técnico tengan una idea propia. Trasmitirla y que los jugadores se puedan comprometer. Eso tiene que ver con lo humano. 

-¿Estuviste en algún plantel en el que sentías que no te dieran cabida?

-Los grupos son distintos en todos lados. Generalmente, cuando vos ingresás a un club tenés que mostrar tu trabajo para que el jugador te entienda. Hay poca gente que haya tenido experiencia en esto. Uno debe explicarle de qué se trata. Si lográs confianza vas a laburar muy bien. Si no, va a ser difícil. Hay que inspirar algo.

MÁS NOTICIAS  Racing Vivo: Meaurio revolucionó Avellaneda y el mercado de pases

-¿Es un ambiente complicado?

-No, como todos. Tengo que ser confiable a partir de mis acciones. Si no lo sos, el trabajo no tiene ningún sentido.

-¿Lo que es Racing hoy como club te permite trabajar mejor?

-No trabajo a partir de los resultados, pero lógico que el contexto es muy importante por lo que es el ambiente. 

-¿Los resultados hacen que los jugadores confíen más en vos?

-No, nosotros trabajamos en procesos. Eso genera confianza y fe. Después ellos mismos son los que se dan cuenta si es bueno o malo lo que se hace.

-¿Ponés mayor foco en los chicos?

-No, cada ser humano es particular y tiene sus inquietudes. Hay de todo y lo importante es que la persona quiera aprender. Eso hace que uno crezca.

-Cocca dijo que vos cada día tenés más tarea por el contexto en el que crecen los jugadores... ¿Coincidís?

-En el año 2000 empecé a trabajar y había problemáticas que ahora no, pero es como todo, dinámico. Hay que estar actualizado.

MÁS NOTICIAS  Racing, más cerca de la Sudamericana

-¿Es más complicado trabajar en este contexto social?

-No, para mí no. Es mi trabajo y me dedico a eso...

-En 2014 se generó el Racing Positivo y ahora, con la vuelta de Cocca reapareció. ¿Cómo lo explicás?

-Este cuerpo técnico tiene algo distintivo: pregonan el ser positivos. Todo el trabajo tiene ese sello e intentan captar las fortalezas y las debilidades de cada jugador para poder explotar al máximo al grupo. Todo esto bajo una óptica de positivismo y la meta es el crecimiento personal y grupal.

-¿Cómo explicás lo que Cocca genera en los jugadores?

-El parte de una idea y la transmite. El jugador entiende que eso lo hace mejor persona y mejor jugador, por lo que lo hace comprometer. Genera un compromiso mayor. Vengo trabajando con Diego desde que ascendimos con Defensa y Justicia. El nunca pierde el eje y siempre tiene ganas de mejorar y aprender. Vos notás que cuando él llega, algo pasa. Es diferente.

-¿Cómo es la relación Cocca-Bou?

-Guardiola dijo: el líder es el que te hace mejor y a Gustavo le debe venir bien el tipo de liderazgo de Diego. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba