"Desde Inferiores de Racing que no me sentí al 100%"

Un 7 de mayo de 2015 fue su último partido como profesional. Jamás lo imaginó. En un 0-4 contra Unión de Santa Fe, jugando como visitante para Argentinos Juniors, Chaco Martínez se despidió de la carrera de futbolista. Pasaron más de cuatro años y nada más se supo de Matías, ese buen defensor ambidiestro, de gran cabezazo y mucho gol que salió del Predio Tita Mattiussi. Después de muchísimo tiempo, y desde Paraguay, donde vive con su mujer, rompió el silencio. Fue Racing de Alma el medio que lo encontró para este mano a mano. "Desde Inferiores de Racing que no me sentí al 100%", contó.

"Estoy instalado en Asunción. Más cerca de mi familia, que vive en Resistencia, Chaco. Acá invertí en el sector avícola junto con Marcos Cáceres. Hacemos galpones para la crianza de pollos", le explicó este ex jugador de apenas 31 años. A pesar de la corta edad en la que debió retirarse (27), no lleva consigo signos de tristeza.

Chaco Martínez, ex Racing.
El Chaco se recibió de técnico.

-¿Por qué dejaste el fútbol?

-Desde Inferiores que no me sentí al 100% por problemas de rodilla. Tuve la última lesión en 2013, cuando me rompí los ligamentos cruzados de la izquierda, y desde ahí me empezó a costar mucho más. Nunca me sentí igual que el resto. Tuve un problema en la parte exterior, en los cartílagos: osteocondritis. Pude seguir hasta 2016, cuando me fui a Atlético de Rafaela. Era una lucha interna con la rodilla, que me cortó la carrera.

-¿Y cómo fue el momento en que decidiste terminar la carrera?

-Ya no lo estaba disfrutando. Llevaba un mes en Rafaela y todavía no había firmado. En la pretemporada, después de un partido por la Copa Santa Fe, llegué a mi casa y le dije a mi mujer que la rodilla no daba para más. Pensé en hacer una pausa y ver la posibilidad de operarme, pero los médicos no me daban ninguna garantía. Decidí que lo mejor era poner un punto final y seguir con mi vida más allá del fútbol.

Chaco Martínez en Racing
Con Sporting Cristal, la última vez que jugó en Racing.

-¿Había riesgos de quedar todavía peor de la rodilla?

-No quería ser de esos jugadores que a los 40 o 50 años tienen mucho más problemas. Yo quería seguir disfrutando de jugar con los amigos, de otras cosas de la vida. No me sentía en condiciones de representar a un equipo, con lo mucho que te pagan en el fútbol argentino. No era justo. Pude haber estado un año, pero sólo me quedé un mes.

-¿Te dolía la rodilla?

-No es dolor, es una molestia que no te deja disfrutar. Y yo desde chiquito que disfrutaba cada entrenamiento. No es lindo trabajar en algo que no te hace feliz, que era lo que me pasaba en el último tiempo.

-¿Pudiste seguir viendo fútbol o tuviste que alejar para no sufrir?

-Para nada. Seguí mi vida normal. Me cambió la rutina diaria, que es lo que más cuesta. Yo llegué a Racing a los 14 años y siempre entrené. Éramos soldaditos, teníamos todos los horarios. Ahora tengo el proyecto con Marcos, también otro en la construcción y este mes terminé el curso de técnico. Quiero apuntar a eso de acá a un par de años, es lo que más disfruto.

-¿Nunca más agarraste una pelota?

-Sí, con amigos juego una o dos veces a la semana. Era otra cosa que quería disfrutar, mis amigos, hacer otras cosas, la estoy pasando muy bien.

-¿Te mantenés en peso o después del fútbol aflojaste un poco?

-Sigo en el mismo peso. Traté de cuidarme siempre. Tengo la rutina de pesarme dos o tres veces por semana, trato de estar bien por la salud...

Chaco Martínez y su carrera en Racing

-¿Sentís que tu carrera estaba para más? Habías salido como una gran promesa del club...

-Debuté en un nivel muy alto y después cuesta mantenerlo. Tuve muchas ofertas, pero siempre sentía que quería quedarme y estar en Racing. Son cosas del fútbol. El rendimiento fue bajando, la relación con la gente y el club se fue desgastando y eso me jugó un poco en contra. Por eso decidí cambiar de aire y me fui a Argentinos, Lanús y Sporting Cristal.

-También tuviste un paso por el Siena, ¿te pagaron sólo un mes?

-Fue una linda experiencia, más allá de todo. Pude cobrar todo después de años. Fui por un año pero me volví a los seis meses. De hecho no jugué ningún partido oficial.

-¿Y de técnico cómo te ves?

-Me encantaría empezar con los más chicos, siempre es algo que me gustó. Es mi proyecto que tengo en en fútbol y ojalá se pueda dar.

4 comentarios en “"Desde Inferiores de Racing que no me sentí al 100%"”

  1. Gracias RDA por este tipo de notas. para reflexionar que la carrera del futbolista no es nada fácil. que no son sólo 90 minutos de juego y muchas veces ni siquiera eso, sino que lo digan los juveniles que ni asoman por la primera división y muchas veces no justamente por cuestiones deportivas. son innumerables las circunstancias para poder llegar y luego lo más difícil, mantenerse en el lugar que se consigiuió llegar. y recordando siempre que los que deciden y mantienen vivo el futbol como pasión y como juego de toda la vida, son los propios jugadores de futbol, los demás son simples accesorios.un abrazo akd. para todos

  2. Que lindo es saber en que siguen la vida de los que alguna vez jugaron en racing y han dejado una huella sin haber llegado a ser idolos. Ojala la sigan haciendo con otros de nuestros personajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba