El único caso del jugador de Racing que fue presidente del club

En charla con Infobae, Diego Milito, el hombre que suele esquivar a la prensa, esta vez quiso aprovechar el espacio para reconocer sus ganas de convertirse en presidente de la institución en algún momento. En el fútbol actual hay muchos futbolistas que luego se convirtieron en presidentes. Y en Racing hay un solo caso en su historia: el de Ernesto Malbec quien fuera jugador desde 1920 a 1923, presidente de Racing en dos ciclos y hasta de la AFA.

En los primeros años del deporte en nuestro país era muy común que una persona ocupara dos puestos en el club. En la Academia podemos encontrar a Arturo Artola y Luis Carbone, para mencionar a algunos. No sólo presidían la vida diaria de la entidad, sino que también se ponían los cortos, la camiseta y salían a defender los colores dentro de una cancha de fútbol.

Foto: Clarín.

El caso más resonante fue el de Ernesto Malbec. Nació el 9 de marzo de 1903, 16 días antes de la fundación de Racing. De muy chico, sintió un lazo con la institución que sería permanente hasta su fallecimiento. Tal es el punto de ese vínculo que su hermano, Enrique, jugó algunos partidos con el equipo que logró el tan recordado hepta campeonato. De alguna manera u otra tenía que estar en la cancha. Como hincha o, cuando no llegaba con la plata, como mascota del equipo.

Clarín.

Sus pasos en el equipo de Racing

Siguió los pasos de aquel equipo y de su hermano. Ya en 1920 integró el plantel de Tercera División y, por momentos, alternó en Primera. Su debut se dio el 28 de noviembre de 1920, en la derrota por 0-2 ante Sportivo Almagro. Pero al año siguiente, lentamente se consolidó en la máxima categoría siendo suplente de Alberto Marcovecchio y de Francisco Olazar.

MÁS NOTICIAS  Racing - River: análisis del rival

En ese plantel había nombres de la talla de Ohaco, Ronco, Riccitelli, Barreto, Comaschi y Ungaretti. El último partido que disputó fue en noviembre de 1921 en la victoria por 1-0 sobre Defensores de Belgrano. En 1923 tuvo que abandonar el fútbol por una seria lesión. En total disputó 12 partidos y no convirtió goles. 

Foto de Paso Piola del libro "La historia del primer más grande".

Desde las gradas se fue interiorizando más y más sobre lo que pasaba puertas adentro. Como cuando jugaba, lentamente fue ganando terreno en la vida política del club, mientras se dedicaba a estudiar medicina. Es así que en 1929 se recibió en la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires. Pero pocos años después le llegó una oportunidad que no dejó pasar por más difícil que fuera.

MÁS NOTICIAS  Pillud, una de las víctimas de Gago

En 1933 se transformó en presidente de Racing, mientras seguía con su labor de cirugía plástica. Su buena función en el cargo despertó la atención de todo el mundo futbolero y era el hombre indicado para lo que se vendría. El 3 de noviembre de 1934 se fusionaron la Liga Argentina de Football (profesional) y la Asociación Argentina de Football (amateur) para dar a luz lo que sería la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Todos los cañones apuntaban a una sola persona para que fuera el presidente. Sí, Malbec.

Malbec, presidente de la AFA

El 28 de febrero de 1935 se realizó la votación en la Asociación para la elección de su comandante y, por unanimidad, recibió los 18 votos que lo llevaron al cargo. Los torneos nacionales estaban llenos de sospechas de arreglos en los partidos y él era el hombre indicado para pasar el bisturí y limpiar la mala imagen por venta de partidos y soborno que estaba impregnada en el reciente profesionalismo.

MÁS NOTICIAS  Un duro revés para Racing pensando en las Copas

Tras su asunción. brindó un reportaje a la revista “La cancha”, publicada el 9 de marzo de 1935, donde habló de la actualidad del deporte. “El que tiene por norte en su gestión que su club gane presuntos campeonatos, cualquiera sea su medio, ese elemento debe desaparecer”, respondió Malbec. Un hombre que llevaba la transparencia, en todos los aspectos, como estandarte de la lucha.

Sólo un año estuvo al mando de la AFA, porque así lo reglamentaba el estatuto, y volvió a tomar la dirigencia de Racing en 1936. Una vez que se le terminó el mandato se dedicó a su profesión. Desde 1940 a 1944 tuvo a cargo la cátedra de Medicina Operatoria en la Facultad de Medicina de La Plata, presidió la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica en 1953-54 y fue jefe de Cirugía Plástica en el Hospital Ramos Mejía. Esta fue la historia de Malbec, jugador y posteriormente presidente de Racing. ¿Seguirá sus pasos Diego Milito?

3 comentarios en “El único caso del jugador de Racing que fue presidente del club”

  1. Estimado Facundo, la gloriosa Academia se fundo el 25 de Marzo de 1903, o sea unos dias despues del nacemiento de Ernesto malbec. ( si ud. presta atencion, en el recorte periodistico dice lo mismo )Abrazo academico desde Chivilcoy

  2. que bueno que estamos recuperando memoria, vale aclarar que bajo su mandato se ganó al copa competencia en 1933 , un equivalente a la copa argentina actual, y el gran chueco garcía fue traído por el, a la gloriosa e irrepetible Academia.
    Cuando dice que deben desaparecer los que pretenden ganar "PRESUNTOS CAMPEONATOS" sin importar el medio , diooooss, los de al lado y su grondonato debería ser BORRADO, arrancando con las escuchas de los 60s y sus jueces de linea. Que diferente somos a esas mentiras, las blanca y celeste de a poco se asoma en el firmamento, a pasos cortos, pero seguros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba