Lo que dejó el acto

Sufrió. La pasó mal. Y esto nada tiene que ver con una ideología política. Leonardo Tarrio habrá sentido que estaban dañando el patio de su casa o algo muy parecido a eso, por ser el canchero de Racing. De un campo de juego que este lunes fue pisado por miles de personas durante el acto que encabezó Cristina Fernández de Kirchner.

“Cada placa llevó 13 apoyos que ejercieron presión aplastando el césped”, arrancó Tarrio. Manguera transmitió tranquilidad. “La cancha se va a recuperar bien para el partido del 1 de noviembre (en la revancha ante Libertad de Paraguay por la Sudamericana). Si no se hubiera puesto el piso, habría sido gravísimo”.

Por último, el encargado del mantenimiento fue claro después de comenzar con las trabajos de restauración del campo, donde la imagen asusta, pero es sólo pasto aplastado: “Al cesped ya lo cepillamos para acomodarlo. Ahora se descompactará el suelo, se fertilizará y luego se pondrá arena para emparejarlo. Está aplastado, pero se recuperará bien".

 

1 comentario en “Lo que dejó el acto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba