El mal menos malo

Lo peor, que hubiera sido la rotura de un ligamento cruzado o de uno de los laterales, sólo quedó como un temor despertado por los gestos de dolor y su llanto. La lesión de Diego González es de mucha menor gravedad que aquello, aunque podría permanecer hasta un mes afuera de las canchas.

Según lo demostró un estudio que le prácticaron este domingo, el Pulpo sufrió un esguince en la rodilla derecha con hematoma postraumático en cara externa del tercio proximal de pierna. De este modo, tendrá una recuperación de tres a cuatro semanas.

Será una baja sensible para Eduardo Coudet por tratarse de un jugador clave en el mediocampo y referente de Racing, pero el Chacho se aferra a un aliciente: Neri Cardozo, quien pasó al centro del campo cuando salió lesionado González a los 4 ‘ de partido, tuvo una muy buena actuación en ese puesto por claridad en el encuentro contra Olimpo. Es decir, tendría muchas chances de seguir en esa posición.

De ser así, Centurión (entró por el Pulpo en Bahía Blanca) continuaría por uno de los costados.

1 comentario en “El mal menos malo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba