Pilares del vestuario de Racing campeón

Racing quiere volver a un clásico.

Detrás de un gran campeón hay un gran grupo. Y cada grupo, tiene sus pilares. Esos que te levantan cuando las cabezas miran el piso, los que logran que el día a día sea alegre, los que hacen que salga el sol hasta cuando la lluvia más cruel azota. Sin dudas, una de las claves de este Racing campeón fue que cada uno entendiera su rol en el plantel.

Sin egos ni caras largas, encolumnados detrás de un líder como Lisandro López, Todos sabían lo que tenían que hacer. Algunos adentro de la cancha y otros afuera, haciendo ese trabajo que pocas veces se ve. Ahí es donde Iván Pillud y Jonatan Cristaldo se comen el escenario. Sí, hasta le sacan sonrisas a Licha, de los más serios del plantel.

MÁS NOTICIAS  Racing tomó una decisión final con Copetti

Ambos suplentes (Churry en la segunda parte de la Superliga), son dos cracks en lo humano. Esos pilares que sostuvieron a los demás en todo momento. Chistes dentro del vestuario, cargadas a cualquier compañero y hasta el propio entrenador, que es uno más en le grupo. Y, cada vez que les tocó ingresar, también rindieron dentro del campo.

MÁS NOTICIAS  Racing y su mandíbula de cristal ante un terrible Lanús

Jamás un enojo y siempre dispuestos a tirar para adelante. Pillud, campeón y titular en 2014, elogió una y mil veces a Saravia y entendió su lugar. Churry, quien le había ganado el puesto a Bou, se bancó la llegada de Cvitanich y, pese a perder el puesto, hasta bromeó una y mil veces con el ex Banfield. ¡Hasta le puso BebeCvita de apodo! Ni hablar de las imitación de Pillud a Licha López... Dos genios del humor,

Así también se ganaron el cariño de la gente que los aplaudieron cada vez que jugaron. Dos campeones que la rompieron afuera de la cancha desde el primer día hasta el último.

MÁS NOTICIAS  Racing afuera de la Copa Sudamericana

Los elogios a Pillud y a Cristado, claves en Racing

"Pillud es el mejor compañero y amigo que tuve en toda mi carrera", aseguró Marcelo Díaz, un jugador que pasó por miles de vestuarios. Y Cvitanich, otro que pasó por varios lugares, elogió al Churry: "Cristaldo nos hace reír mucho, es muy buena persona. Ahora me inventó un apodo que ya me dicen todos".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba