Por otro golpe en la Bombonera

La Academia de Diego Martín Cocca jugará el próximo domingo un partido clave contra Boca en el Estadio Alberto J. Armando, por la novena fecha de la Superliga. En esta nota de RdA repasamos victorias memorables de Racing jugando en La Boca.

Transcurrían los primeros días de un caluroso diciembre de 1995 cuando un domingo por la tarde Mauricio Macri le ganaba las elecciones presidenciales del club de la Ribera a un histórico como Antonio Alegre. Ese Boca conducido por Silvio Marzolini iba puntero del certamen, cuando sólo restaban tres jornadas para el final de aquel Torneo Apertura. En su camino aparecía el Racing de Miguel Angel Brindisi, quién había agarrado el timón la fecha anterior en la victoria ante Newell's en el Cilindro. La Academia se encontraba a cinco unidades de la cima, recordando que en aquel Apertura 1995 se estrenaron los tres puntos al equipo que ganaba. La campaña del conjunto de Avellaneda había sido auspiciosa bajo el mando de Pedro Marchetta, quien pese a dejar al equipo en los primeros lugares, tuvo encontronazos con la dirigencia de turno (Otero) y decidió dar un paso al costado. En sus filas aparecían históricos del club como Nacho González y Costas, varios jugadores de experiencia recientemente contratados como Tito Pompei y el Mago Capria, y rapiditos como Marcelo Delgado y Claudio Javier López en la delantera. No habían pasado 20 minutos de juego en el ex Estadio Camilo Cichero, que la Academia ya  se había puesto en ventaja 3 a 0 con tantos del Mago Capria, el Piojo López y el Chelo Delgado. Los dirigidos por Silvio Marzolini amagaron con una reacción y se fueron a las duchas 2-3 abajo gracias a los tantos de Diego Maradona (de penal) y Darío Scotto. Sin embargo, para la algarabía de las casi 15.000 personas que superpoblaron la segunda y la tercera bandeja que dan al Riachuelo, el Mago Capria tuvo una tarde-noche soñada y le anotó dos goles más al pobre de Navarro Montoya , que sumados a otra gran definición del Piojo estiraron el resultado casi al terreno tenístico: un contundente 6-2. Fue un verdadero baile que ni siquiera se vio afectado por el hecho de que Boca se haya acercado dos goles para decorar el resultado final 6-4 para la Acadé. Dicho sea de paso, vale destacar que Boca, luego de esa derrota, no pudo alcanzar el título y que el campeón fue el Vélez de Bianchi, Y los dirigidos por Brindisi alcanzaron un más que meritorio subcampeonato, que a la larga fue determinante para obtener la clasificación a la Copa Libertadores 1997.

El Mago la rompió y Racing ganó 6-4.

Una mañana primaveral del año 2002 fue testigo principal de otra tremenda victoria de la Academia frente a Boca en la Ribera. Promediaba el torneo Apertura de ese año,y el elenco xeneize, conducido por Oscar Washington Tabárez peleaba el torneo palmo a palmo con Independiente, mientras que el Racing de Osvaldo Ardiles deambulaba por la mitad de la tabla de posiciones. El primer tiempo fue un vendaval para los locales, Boca fue mucho más que la Acadé y se fue al descanso 2 a 0 con goles de Marcelo Delgado y Carlos Tevez. Lo que nadie esperaba fue la reacción de los dirigidos por el Pitón, quiénes en un ráfaga y con tantos de Bastía, Clemente Rodriguez en contra y el Buitre Pavlovich dieron vuelta la historia. El empate transitorio conseguido por Hugo Ibarra para el conjunto boquense parecía que opacaría la remontada racinguista, pero no hizo más que agigantarla, luego de que en una definición memorable y restando cinco minutos para el final del pleito, Mariano González hiciera una de las suyas y convirtiera para ganar un partido inolvidable, que finalizó 4 a 3 para los del Pitón Ardiles.

En 2002 lo dio vuelta: 4-3.

Seguramente la más recordada por su proximidad en el tiempo y hasta quizá la más festejada por las circunstancias del momento y la posterior obtención del título fue la victoria con aroma a epopeya en la Boca en el mes de Septiembre de 2014. El partido había arrancado un domingo a la tarde con una lluvia infernal que hacía imposible el juego de ambos equipos. En medio de ese diluvio, se había presentado un cotejo friccionado, en el que Boca y Racing no se sacaban ventajas, hasta que apareció Calleri para poner el 1 a 0 para el conjunto que dirigía el Vasco Rodolfo Arruabarrena. Era tanta el agua que seguía cayendo, que el árbitro Federico Beligoy debió suspender el encuentro a los 57 minutos.  El cotejo se reanudó 11 días después ( un jueves por la tarde) en el mismo estadio y hasta con una lluvia similar. La Academia estaba urgida de un resultado positivo para bancar a su entrenador Diego Martín Cocca, muy cuestionado desde todos los sectores posibles. Con un Milito inspirado e influyente, una gran labor de Marcos Acuña y principalmente por la contundencia demoledora de Gustavo Bou, Racing consiguió el periplo de revertir el marcador y en tan solo 14 minutos ponerse 2 a 1 con dos golazos de La Pantera. En el segundo mini-tiempo hubo que aguantar el embate del conjunto local, pero cuando el partido finalizó, se empezó a notar que  Racing a partir de esa jornada épica, iba a dar que hablar y …..así fue.

1 comentario en “Por otro golpe en la Bombonera”

  1. En el 2014 estaban saja,lollo,videla,acuna,centurion,bou ymilito,los q le dieron el campeonato a RACING,ahora cocca nos lleno d muertos,sera dificil pero con RACING todo puede pasar,ojala ganemos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba