Racing bajó a River y sigue caliente

Con un gran marco de público, Racing venció 79 a 73 a River, en un duelo parejo que pudo ser para cualquiera de los dos. En el Centro Deportivo, por la reprogramación de la tercera fecha del Torneo Federal en la zona metropolitana, la Academia cosechó su cuarta victoria consecutiva. Así quedó peleando entre los primeros puestos. 

Una postergación que vino de diez. El equipo conducido por los hermanos Intonio debían enfrentar al millonario luego de las dos derrotas iniciales ante los animadores del torneo, Lanús y Ramos Mejía LTC respectivamente. Además, River venía de dos victorias consecutivas e iba a hacer todo lo posible para dar otro golpe. Sin embargo, el recital de Silvio Rodríguez vino como anillo al dedo, obligó a la suspensión del partido y le permitió a Racing lograr tres victorias que le sirvieron en lo anímico para enfrentar a un rival duro. Por otro lado, el conjunto de Núñez solamente había caído una sola vez y fue ante Indios de Moreno.

En los primeros minutos de juego, el visitante mostró una leve superioridad a la hora de atacar al canasto. Sin embargo, las defensas duras en ambos lados del rectángulo hacían que el goleo fuera bajo. Por eso, a falta de 128 segundos para que finalizara el primer cuarto, con el tanteador en contra por 14-17, Germán Intonio pidió minuto para refrescar algunas ideas y hacer un cambio táctico en defensa. Vaya que le sirvió: metió un parcial de 10-6 (24-23) que lo dejó un punto arriba al finalizar el periodo. Por primera vez en la noche, Racing se ponía delante del marcador y no lo iba a volver a soltar. Aunque, por momentos, la visita se acercó y llegó a igualar. Tal como ocurrió en el segundo cuarto, el Millonario comenzó un poco mejor y puso la paridad en 31. Pero la academia se afianzó con el correr de los minutos y se fue al descanso 40-36 arriba.  

Mantuvo la ventaja

 La segunda etapa se desarrolló igual a las anteriores, parejo y con la gran actuación de Ignacio Romani en la base, más las ayudas de Maximiliano Segón a la hora de penetrar o el liderazgo de Matías Barrionuevo debajo del aro. La máxima diferencia en gran parte del partido se mantuvo en cinco para el local. Por los grandes sprints finales de cada cuarto, Racing se hizo valer y se mantuvo delante del marcador. En el tercer período ajustó en defensa, cortó jugadas rápidas y salió en superioridad numérica. Así, logró cerrarlo por 59-54 arriba.

Con el último acto en marcha, la tónica se repitió. Pero no iba a cambiar el resultado, 26 segundos faltaban para que sonara la chicharra final, la Academia lideraba por tres (74-71) y la visita tenía dos faltas para dar. El técnico local vio oportuno otro tiempo muerto para armar los ataques y otra vez dieron sus frutos. La pelota para Romani y buscar la anotación, desde los libres o con bonus. En defensa, zonal para ahogar en el traslado. El tiempo se acabó y victoria se quedó en casa por 79-73. 

Con estas cuatro victorias consecutivas, Racing se trepó al tercer puesto junto a River con cuatro victorias y dos derrotas para ambos. En la próxima fecha, recibirá el viernes a Estudiantil Porteño a las 21 en el Centro Deportivo. Así terminará el rally de cuatro partidos en una semana frente a Estudiantes de La Plata el domingo de visitante. 

Esta nota habla de:

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio