Racing y el Demonio

Gabriel Hauche quedó en el corazón de Racing. Es un sentimiento recíproco, en realidad. Porque el Demonio, vaya paradoja, siempre llevó los colores desde chiquito. En el hotel Crown Plaza de Ciudad de México, y gracias a una gestión del Departamente de Relaciones Internacionales del club, el delantero de Toluca recibió a la filial académica y estuvo un largo rato charlando sobre su actualidad y el amor por el equipo de Avellaneda. De recuerdo se llevó una remera y el banderín del pedacito de Racing que hay en México. Además, le envió un mensaje a la Academia mexicana, que hoy juega una final para seguir ascendiendo. "Gabriel me dijo que disfrute mucho", dijo Triverio al llegar a Argentina, ex compañero del Demonio.

Hauche firmó autógrafos.

 

MÁS NOTICIAS  De Paul, gol y pase a octavos de Champions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba