¿Se queda un Cacha más?

La búsqueda de un volante de marca en el inicio del mercado de pases obliga a una pregunta. ¿Qué pasará con Egidio Arévalo Ríos? Con Tijuana e Independiente Santa Fe como dos opciones viables, todo dio un vuelco inesperado en los últimos días. Cuando parecía que Cacha quería irse -no quiso viajar a Newell's y en su lugar jugó el juvenil Gutiérrez-, ahora todo indica que seguirá en Avellaneda. Según dijeron desde su entorno, el uruguayo no quiere irse por la puerta de atrás y tiene ganas de jugar la Copa Libertadores, un torneo clave para sus aspiraciones de jugar el próximo Mundial.

Arévalo se quiere quedar.

Por eso, rechazó las ofertas del fútbol mexicano y colombiano y cumplirá -al menos es su deseo- los seis meses de préstamo que todavía tiene en Avellaneda.

8 comentarios en “¿Se queda un Cacha más?”

  1. fabianfabian zalazar

    que se vaya ya,es una carreta lenta y vieja para jugar de 5 en este futbol actual,igual no creo q Coudet lo tenga en sus planes por la forma en que juegan sus equipos.

  2. Opino que es el mejor refuerzo que tuvimos. Va a todas, acompaña y juega para el equipo, todo lo contrario a Pulpito González. Me gustaría que se quede

    1. Pablo totalmente de acuerdo,no entiendo porque la mayoría lo mata,jugó al lado de Solari,Ibarguen y el pulpo que parece el hincha lo ve como si fuera Pirlo de la Juventus,no marca ,se hace amonestar a los 5-10 minutos de cada partido y no para ni al colectivo,digo....si en este contexto queres el cacha se banque solo el mediocampo,que alguien me explique cómo hacerlo.

  3. Al tipo se le nota el oficio. Siempre está bien parado pararecibir y descargar que lo hace muy bien. No creo q todo pase por la velocidad, un central que distribuye juego al compañero es bienvenido, lo que le falta un poco es en él recuperación y en la marca. Pero bueno, ojalá se quede a aportar lo útil que puede con su larga experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba