Un Pulpo solidario

El barrio nunca se olvida. Las calles, los árboles y los olores con los que uno creció perduran siempre en el inconsciente, listos para aflorar cuando uno menos lo espera. Y el Pulpo González, con el gran motivo del día del niño que se celebró el último domingo, se acordó del suyo y volvió para darles una alegría a los más chicos.

La sede fue la filial Almirante Brown, bautizada desde hace unos años con el nombre de Agustín Pelletieri, y los convocados fueron los chicos del club Unión Calzada, institución en la que Diego empezó a patear cuando tenía una edad similar a la de los niños a los que alegró ayer.

Obviamente, no faltaron los regalos. Pelotas y distintos juguetes le alegraron la tarde al buen puñado de chicos que se volvieron con una sonrisa a sus casa. ¡Vale el gesto!

2 comentarios en “Un Pulpo solidario”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba