Un semestre para el olvido

Licha López

 

Ni siquiera esa brisa de verano que resultó la victoria con Gimnasia puede apartarnos de un juicio justo y objetivo sobre lo que han sido estos seis meses de Racing en cuanto a lo futbolístico: la calificación de lo hecho por el equipo se encuadra en un plano intermedio entre regular y malo. Si la Academia estuviera cursando en un colegio secundario, la nota oscilaría entre cuatro y cinco puntos. Para hacer un análisis preciso de lo realizado por el conjunto de Avellaneda, debemos desglosar sus actuaciones de acuerdo a cada competencia disputada.

En la Copa Argentina, los dirigidos por Diego Cocca arrancaron mal pisados. Una victoria con lo justo ante el humilde Mitre de Santiago del Estero y una caída estrepitosa ante Olimpo con cuatro goles de los de Bahía en un tiempo, para dar vuelta el 2-0 inicial. De no ser Cocca el DT,  esta dura eliminación podría haber dejado el barco sin capitán.

MÁS NOTICIAS  El Racing de Gago y una sorprendente virtud

En cuanto a lo hecho en la Copa Sudamericana, la sensación es agridulce. Si bien Racing nunca pudo brillar en el juego, atravesó varias fases e incluso eliminó al poderoso Corinthians en una serie que se jugó con el cuchillo entre los dientes. Ya en cuartos de final, la Academia quedó eliminada frente a Libertad tras perder 1 a 0 en Asunción e igualar sin goles en el Cilindro. Durante la llave, el equipo de Cocca no pudo marcarle ni un gol a Libertad en ambos cruces y el sueño continental quedó trunco. De esta manera, se despidió de la Copa con tres victorias, cuatro empates y una derrota; con nueve goles a favor y seis en contra.

MÁS NOTICIAS  Lolo Miranda gana terreno en el 11 de Racing

En la Superliga, en las 12 fechas que se llevan disputadas, el patrón que domina las estadísticas es la irregularidad. Cuatro triunfos, cuatro empates y cuatro caídas. En lo que respecta a goles, Racing marcó 15  y recibió 14. En cuanto a lo intangible, jamás encontró una idea de juego y nunca pudo pasar por arriba desde su funcionamiento a un rival en el torneo doméstico. Como aliciente, vale decir que jugó algunos partidos con suplentes y que el plantel fue víctima de las lesiones que sufrieron dos de sus jugadores más importantes: Lautaro Martínez y Diego González. Apenas la victoria ante el puntero Boca fue el único mimo a los hinchas durante esta parte del torneo local.

MÁS NOTICIAS  Racing, más cerca de la Sudamericana

El goleador del semestre fue Lisandro López con cinco tantos, cuatro en la Superliga y uno en la Copa Argentina. Lautaro, jugando menos partidos que el resto debido a su lesión, anotó cuatro goles (todos en la Superliga).

En las últimas dos fechas se vio otro Racing.

Durante el interinato del Lagarto Fleita, consumada la renuncia de Diego Cocca, se vio rebeldía y ganas de dar pelea el próximo año, donde el principal objetivo será la Copa Libertadores 2018.

Lo pasado, pisado. Y este segundo semestre, mejor perderlo que encontrarlo.

4 comentarios en “Un semestre para el olvido”

  1. WmowwalterwaWmalterw

    Muy buen análisis como siempre vasco traer buenos jugadores ese es el secreto muy preciado lo demás es verso gracias felices fiestas Racing de alma

  2. Cuanta expectativa se creó alrededor de todo lo nefasto que fue ocurriendo durante este año. Que mal se portó el club con algunos jugadores referentes. Lo que se hace se paga, no digo que. Habían ciclos cumplidos pero esa descuartizada que se mandaron cocca y blanco a la cabeza marcó un quiebre con los que quedaron y calculo que mal predispuso a recibir a todo lo que llegó (qué vale decir, no fue nada mejor que los que se fueron). Siento que dimos 10 pasos para atrás. Lo mejor que tiene racing es su gente...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba