Coudet quiere amargar a Holan como con Racing

Coudet buscará amargar (otra vez) a Holan

Racing finalizó segundo en el Grupo F y espera rival en octavos, mientras el Chacho Coudet en Inter busca abrochar la clasificación, pudiendo ser un potencial rival de la Academia.

Este jueves, desde las 21:30, Internacional de Porto Alegre se enfrentará a la Universidad Católica, equipo chileno que es dirigido por Ariel Holan, ex DT de Independiente. Los comandados por Coudet necesitan un punto para asegurarse la clasificación y una victoria si aspiran a terminar en la primera colocación.

La última vez que estos entrenadores se retaron a duelo fue en el inolvidable clásico de Avellaneda de febrero de 2019. Aquella noche, en cancha de los vecinos, el Racing de Coudet amargó a los de Holan ganando por 3 a 1, con un gol de Zaracho en la última bola del encuentro tras una maravillosa corrida de Lisandro López.

Ese resultado fue vital para encaminar el título en la Superliga 2018/19, un torneo de cosecha casi perfecta para el conjunto más pasional de Avellaneda. El destino quiso que Chacho y Holan se vuelvan a cruzar en el certamen continental en un cotejo vital para ambos: si los chilenos caen derrotados, finalizarán en el último puesto, quedando afuera de la Copa Sudamericana.

El Inter de Coudet puede ser rival de Racing

Hay siete equipos que ya se aseguraron el primer puesto en la fase de grupos y son potenciales rivales de la Academia: Palmeiras, Flamengo, Wilstermann, Boca, River, Santos y Nacional. Sólo queda dirimir la primera colocación del Grupo E. En esa zona, Gremio tiene 10 puntos mientras que el Inter de Coudet tiene ocho unidades. Más atrás, con cinco, América de Cali necesita un milagro (debe golear a Gremio en Brasil). Si se dan los resultados lógicos, Gremio culminará en primer lugar e Inter terminará segundo. De esta manera, Racing evitaría cruzarse con el conjunto del Chacho en octavos de final.

2 comentarios en “Coudet buscará amargar (otra vez) a Holan”

  1. El planteo de Inter ayer contra la Católica fue lamentable. Ganando pasaba a ser primero de la zona. Sin embargo, no atacó nunca. Es más, perdió por refugiarse atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 12 =

Ir arriba