Cvitanich Racing

Cvitanich y la nueva normalidad de Racing

Que se íba Cvitanich. Que se quedaba. No había acuerdo. Idas y vueltas. Blanco le quiso rebajar el 50% el contrato. El ex Banfield quería seguir en Avellaneda, pero defendía lo suyo. Darío Cvitanich, delantero y referente en Racing, fue protagonista de una de las novelas de la cuarentena. Pero finalmente, llegó a un acuerdo y renovó con la Academia. Puso el gancho, la gente apretó el puño y ahora, luego de el ok de la AFA, volvió a reencontrarse con sus compañeros. En esta nueva realidad, el 9 contó qué es lo que más extrañó, los nuevos entrenamientos con mil protocolos y entre risas soltó algunas intimidades del plantel.

“Estoy muy bien, muy contento. Tenía ganas de volver a la rutina, se hizo largo pero dentro de todo llevadero. El patio y las escaleras de mi casa han sido testigos del entrenamiento”, contó Darío Cvitanich. “Pero bueno, ahora ya volvimos a lo más lindo. Volver a oler el pasto, reencontrarse con todos los chicos, que más allá de lo que se ve todos los domingos tenemos un ambiente de trabajo hermoso, todo”, dijo como desahogándose en diálogo con ESPN FC. Claro, también hubo tiempo de bromas con la entrevistadora: Cecilia Bonelli. Chechu, esposa del punta, aprovechó el espacio para chicanearlo por el auto. “Día por medio va al lavadero”, se sinceró Cvita, que vuelve todos los días sin bañarse. Claro, protocolos...

“Es como volver a las Inferiores. Cuando fuimos a hacernos el hisopado nos dieron un bolsito con dos mudas de ropa y nos tenemos que cambiar acá en casa. Llevamos cada uno nuestras cosas en el auto. Llegamos, nos entrevistamos con el doctor, nos toman la temperatura, nos miden el olfato y otros testeos más”, contó el atacante académico. Y agregó entre risas: “No te digo que voy con los botines puestos porque es peligroso, pero más o menos”.

Cvitanich contó que es lo que más extrañaba de Racing

Aunque obvio, los futbolistas no sólo echaron de menos el olor a césped. “Extrañé a todos. Es un grupo muy lindo el que tenemos, me conectaba más en Zoom para molestar que para entrenar, ja”, soltó Darío. Aunque también admitió: “Ya no me aguantaban, le pedían al profe que me saque. Pero volvimos y al Licha ya lo anduve molestando un poco. Eso es lo que más se extraña, el vestuario”.

3 comentarios en “Cvitanich y la nueva normalidad de Racing”

  1. ¡ESTOY EN DESACUERDO CON BASTANTES COSAS DEL SECRETARIO TÉCNICO Y ALGO DE LA CD. !
    ¡LO DE DARÍO ES UN EJEMPLO CÓMO LO VIVE ÉL Y SU FAMILIA! ¡LE CREÍ CUÁNDO DIJO QUÉ SE SENTÍA CÓMO UNO DE 20 AÑOS! ¡ÉSTO ES LO POSITIVO Y, SI NO LO TRAICIONAN LAS LESIONES NOS DARÁ INMENSAS SATISFACCIONES Y TENDRÁN QUÉ RENOVARLE PERO EN FORMA ÉTICA, DIGNA PUES HABRÁ CRACK PARA RATO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba