Diego, el Turco, los penales y "¡vamos Racing, carajo!"

Debería tratarlo con el psicólogo. Por alguna extraña razón tengo un trauma con los penales. Me pongo nervioso hasta viendo una serie vieja en la que no juega Racing. Una mezcla de adrenalina, angustia y cagazo me recorre el cuerpo de manera exagerada. ¿Qué me debería generar ver un Brasil-Italia definiendo la Copa del Mundo de 1994 desde los pasos? Es totalmente incoherente. Una pavada. Escribiendo estas líneas creo haber encontrado respuestas a una pregunta que tuve durante años. Pongo a mi Academia, una y otra vez, en esa papel que ocupan temporalmente otros equipos y sufro situaciones hipotéticas. "Si fuera Racing ya me hubiera agarrado un ataque", repito en cada tanda de penales.

MÁS NOTICIAS  ¿Orban titular en Racing ante Huracán?
Racing Arias.
El penal decisivo que atajó Arias.

Esta del Maracaná, a mis 36 años recién cumplidos, fue la que más sufrí. Y la que más gocé. Por el rival, por el Maracaná, por habernos sentido clasificados en tiempo reglamentario y haberme estrujado el corazón con ese cabezazo de William Arao. Para mí, ir a penales era sinónimo de quedar eliminados. No era sólo un sentimiento pesimista. Sabía del tamaño del rival que teníamos enfrente. Un Flamengo con el mejor atajador de penales del mundo (Diego Alves en España atajó 22 de 47), con pateadores de jerarquía internacional, en el Maracaná y con el tanque renovado tras empatarnos en tiempo de descuento. No me tenía fe. "No tenemos chances", le escribí por WhatsApp a mi hermano. Pecado mortal, subestimé a nuestros pibes (¡mil perdones!), al gigante Gabriel Arias, a la templanza de Sigali, a la buena pegada de Rojas y la sapiencia de Lisandro...

La ayuda divina para nuestro Racing

También metí un agregado. Conecté cuando Licha llevó la mirada al cielo buscando seguramente la complicidad del Diego. No soy de tener cábalas. Sólo me gusta, cuando no puedo ir a la cancha, mirar el partido sin que nadie me hable. Si estoy solo, mejor. Ayer lo estaba, pero por primera vez necesité compañía. Agarré una foto de Maradona y el Turco García, una que me encanta cuando el 10 fue nuestro efímero DT, y la aferré viendo los nueve penales. No podíamos perder y no perdimos. Sabía que alguno del Flamengo tenía que flaquear con ayuda divina en las manos de Arias ¡Cómo el Diego iba a dejar que los brasileños nos quitaran una noche que estaba predestinada a ser histórica! "¡Vamos Racing, carajo!"

5 comentarios en “Diego, el Turco, los penales y "¡vamos Racing, carajo!"”

  1. MORO DE U. S. A
    POR EL. BIEN DE==RACING==ME HUBIERA GUSTADO. QUE..... ==MILITO==
    SE. ARRIPIENTA DE. SU RENUNCIA. Y SIGA. EN SUS FUNCIONES. ........PERO.
    TENIENDO. DE LADERO AL. ==COTUR ==GARCIA==YA QUE .......ES DE SUMA IMPORTANCIA PODER. .DIALOGAR. TODO. REFERENTE A SU FUNCION CON
    OTRO DEL MISMO TENOR...SERIA UNA DUPLA IDEAL. PARA AMBOS Y EN. ESPECIAL.........PARA TODA LA COMARCA ===RACINGUISTA===ABRAZO. MACHAZO. CHAU MORO DE U. S. A

  2. Lá verdad me siento identificado con Diego como jugador de lá selección. Con Racing nada. Diego fue siempre anti River y anti Racing. Ahora pensar que nos dió alguna ajuda és una fantasia.
    No nos dejemos llevar por pasquines.
    Vamos lá AKD!

    1. Excelente! Concuerdo con tu comentario. Lamentablemente tuvimos de dt al Diego, fue una épocs muy triste, Diego qepd no acompañaba a muchos partidos porque estaba super DROGADO en algun hotel y no lo podían hacer volver. Mancha HORRÍBLE para Nuestro amado Racing Club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba