El momento de Brian Mansilla

Brian Mansilla fue una de las bajas más previsibles de Racing en el último mercado de pases. El delantero de la Academia decidió por su cuenta emigrar a préstamo hacia algún lugar donde pudiera sumar minutos y así darle rodaje a su corta pero fructífera carrera. Pero por el momento, parece no acoplarse del todo al conjunto Tripero.

Su llegada a Gimnasia se produjo una semana antes de finalizar su recuperación de la fractura del segundo metatarsiano del pie derecho. Recién pudo estar a disposición de Pedro Troglio en la fecha 17, donde debutó con la camiseta del Lobo. Jugó todo el segundo tiempo en el triunfo por 3 a 1 ante Tigre. No tuvo mayores intervenciones ni produjo un desequilibrio neto. Recién pudo alcanzar la titularidad en la fecha siguiente, derrota como visitante ante Lanús por 2 a 0, partido en el que completó los 90 minutos.

Un importante dirigente de la entidad platense le confirmó a RdA que, a pesar de que el contexto deportivo no es muy beneficioso, lo ven muy bien a Mansilla en cuanto a lo anímico: “El mal momento futbolístico no ayuda mucho pero lo vemos bien, está entusiasmado, con ganas”. Este sábado, el juvenil de Racing disputó 35 minutos ante Defensa y Justicia, principal rival de la Academia para quedarse con la Superliga. Pero no hizo demasiado. No se lo vio fino desde lo futbolístico y fue al choque en reiteradas oportunidades, con demasiada agresividad física.

Su deseo de volver

Semanas atrás, en diálogo con Esto es Racing (AM 1050), Mansilla había asegurado que la decisión de partir de La Academia había sido difícil pero que priorizó su carrera al tomarla. Aún así, no se olvidó del club al cual todavía pertenece: “Ojalá pueda jugar la Copa Libertadores con Racing el año próximo, pero hay que ir paso a paso, sin apurarse".

El aún hoy jugador de la Academia tuvo muy pocos minutos el semestre pasado, formó parte sólo de algunas nóminas y pudo ingresar en contados compromisos en el equipo dirigido por Coudet. Por Superliga, fueron diez las veces que ni siquiera formó parte de los suplentes y cinco las que estuvo en el banco. En cuatro de ellas reemplazó a un compañero y entre todos sus ingresos, sólo alcanzó a disputar 24 minutos (en Gimnasia ya suma 170 en tres cotejos).

Cabe recordar que Brian Mansilla ya había sido cedido a préstamo a Quilmes por 18 meses, sin cargo ni opción de compra, con la posibilidad de rescindir contrato a los seis meses. Volvió a Racing en junio de 2016 y renovó hasta junio de 2020. El pasado diciembre se fue a préstamo por un año a Gimnasia sin cargo ni opción de compra. Su cláusula de salida es de nueve millones de euros.

1 comentario en “El momento de Brian Mansilla”

  1. QUEDATE EN GIMNASIA Y NO VUELVAS MAS.

    IGUAL QUE CUADRA SON HORRIBLES LOS DOS.-

    TERMINEMOS CON JUGADORES DE MEDIO PELO, POR MAS QUE SEAN DE LAS INFERIORES, NO
    ESTAN A LA ALTURA PARA JUGAR EN LA PRIMERA DE RACING.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba