El oro y el barro

Una dupla delantera que nada tiene que ver con la jerarquía del resto. Racing volvió a demostrar que con Lautaro Martínez y Lisandro López le puede hacer un gol a cualquiera, pero con esta defensa también le puede convertir cualquier rival. Otra vez la defensa, no así Orion, hizo agua. Salió mal desde el fondo, marcó muy mal en el mano a mano y si no hizo perder a la Academia fue impericia de Aldosivi o algún buen manotazo del arquero. Sin González ni Acuña, el mediocampo no tuvo creación y mostró otra vez a un doble cinco que no es ni por asomo lo que fue en 2014. Lentos, sin capacidad de cambio de marcha e imprecisos, Videla y Aued siguen en bajo nivel.

MÁS NOTICIAS  Alcaraz, la esperanza de Racing para la Sudamericana
Lisandro, casi solo, no puede.

Con este empate, Racing dejó pasar una gran chance de acercarse a la Copa Libertadores. En dos semanas se vendrá River y las preguntas son mucho. ¿Cómo hará una de las peores defensas del campeonato para anular a uno de los mejores ataques del país si no el mejor junto con el nuestro? 

1 comentario en “El oro y el barro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba