Fileppi: "En Racing llegué a comer sobras con arroz"

Más pausado y apacible que cuando encaraba por el sector izquierdo del campo, nos atendió Claudio Fileppi, aquel zurdo mediocampista proveniente de Misiones formado en la cantera racinguista, a quien le tocó atravesar de todo en el club. El Caio, con tereré en mano para paliar el calor de su tierra natal, nos contó lo que es no tener para comer en la pensión, el haber integrado aquel equipo que resistió a la Promoción y un sinfín de experiencias más ligadas a la Academia. No te pierdas este mano a mano de RdA con un tipo que hoy transcurre sus últimas temporadas como profesional en el Interior y que a lo largo de su carrera fue dirigido por Simeone, entabló una gran amistad con Maxi Moralez y  hasta compartió vivencias con Lisandro López.

Fileppi posando con la camiseta de Racing.
Fileppi es hincha y mira los partidos desde Posadas.

-¿De dónde proviene tu amor por el fútbol?

- Viene directamente desde cuando nací, vengo de una familia muy numerosa en Posadas y comencé jugando en una escuelita de fútbol que tenía mi viejo, donde le metía día y noche a la pelota.

-¿Cómo se da tu llegada  a Racing?

- Un señor me ve jugando acá en mi club, Bartolomé Mitre de Posadas, donde jugué hasta los 14 años prácticamente y me dijo de ir a Buenos Aires a probarme al club. Recuerdo que fui en el año 99 y estuve una semana a prueba. El que coordinaba todo era Juancito Barbas, quien a mí siempre me dio una mano importantísima.

-¿Cuáles fueron las cosas que más te impresionaron al llegar de adolescente desde el Interior a un club grande como Racing?

- No quiero exagerar pero mi llegada coincidió con un año muy complicado desde lo dirigencial para la institución, pero más allá de eso me impresionó el fanatismo y la pasión de la gente desde el primer día. Yo vine de Misiones con muchísimas ganas y en Racing encontré mi casa acá en Buenos Aires.

- Hoy en día se habla mucho de las comodidades de las instalaciones  del Predio Tita, en dónde se entrenan las Divisiones Inferiores del club. ¿Cómo era todo en aquél entonces?

-La verdad es que me pone muy contento escuchar que hoy todo ha mejorado y que los pibes de la pensión viven muy bien. En nuestra época no teníamos tantas facilidades o comodidades en la pensión. Te lo digo porque también tuve la suerte de estar en la nueva pensión y era otro mundo. A veces como no teníamos para comer juntábamos entre un par de compañeros alguna sobra que teníamos de lo que nos habían mandado nuestras familias y cocinábamos algún arroz. A veces el cocinero que nos preparaba la comida no venía porque no le pagaban, por eso te digo que el club evoluciona por suerte muchísimo.

- ¿Cuáles de esos chicos que estaban en la pensión terminan llegando a Primera con vos?

- Y de mi categoría estaba el Chaco Torres y al año siguiente llegó el Enano Maxi Moralez. Licha López vino en el 2001 a la pensión también.

-¿Qué técnicos fueron importantes en tu formación en las Inferiores del Club?

- Fundamentales, sin duda, Juan Barbas y Miguel Micó, que arribó al club al poco tiempo de que yo haya llegado. Tuve la suerte también de que me dirija en Primera División.

MÁS NOTICIAS  Racing paga los platos rotos del mercado de pases

- ¿Qué recordás de tu debut en Primera?

- Y fue de la mano de Guillermo Rivarola, que era el entrenador en un partido contra Colón en Santa Fé. Yo pensé que iba a quedar fuera de la lista de concentrados y finalmente el Tiburón me dijo que voy al banco y en el segundo tiempo me mandó a la cancha. Ganamos aquel partido con goles del Mago Capria y Pipa Estévez. Usé la camiseta número 32.

- Convertiste un gol en una linda victoria ante River en el Monumental.

- Sí, un partido que si mal no me acuerdo lo íbamos ganando con gol de Maxi Moralez y luego yo lo termino definiendo. Fue al final del torneo y ya estaba Simeone como técnico.

- Fuiste compañero y también fuiste dirigido por el Cholo. ¿Ya notabas que tenía un potencial tremendo como entrenador?

- Si, era una bestia Diego en todo sentido. Trabajaba ordenado, metódico y nos trataba muy bien, sea como compañero o como entrenador. Le llegaba fácil al jugador con ideas claras y con una propuesta fácil de entender. Se notaba que le iba a ir muy bien porque además tiene un gran temperamento y una experiencia extraordinaria.

-¿Cómo era Lisandro Lopez en sus inicios como futbolista? ¿Llegaste a jugar en Primera con él?

- Tuve la suerte de compartir pensión con él un par de años y es un ser humano muy bueno, un tipo muy sencillo. Con el no llegué a jugar en Primera, porque cuando a él lo transfieren a Europa, yo recién empecé a dar mis primeros pasos. Tengo muy buenos recuerdos de él, adentro de la cancha ya marcaba una diferencia abismal en las Inferiores.

- ¿Con que técnico encontraste tu mejor versión como jugador de Racing?

- Y yo creo que anduve bien con Micó y también con Mostaza Merlo, que en su regreso al club en el 2006 me tuvo bastante en cuenta, conmigo se portó un fenómeno Reinaldo.

-¿Cuál fue tu mejor partido con la camiseta de Racing?

- Y para mí porque era un pibe con pocos partidos en el lomo, el que le convirtí el gol a River y ganamos en cancha de ellos. Ese torneo lo habíamos arrancado muy mal y después lo terminamos de la mejor manera.

- ¿En qué momento perdés continuidad en el primer equipo?

- Y quedé medio relegado con el Chocho Llop, que también siempre me fue de frente y me dijo que iba a poner otra clase de jugadores. Después del tema de la Promoción me vino a buscar Gimnasia de Jujuy y ahí me fui del club justamente buscando sumar minutos en otro equipo.

- ¿Cómo hizo aquel plantel en donde la mayoría eran muy pibes para bancarse la mochila de pelear por la permanencia?

- Puntualmente la Promoción yo no la jugué porque estaba lesionado, pero lógicamente estaba en aquel plantel, que sufrió demasiado en aquella campaña. Lo sufrimos porque éramos chicos del club y nosotros le teníamos un cariño gigante a Racing. Hubiese sido terrible haber perdido aquella Promoción. Lo que nos sirvió mucho fue el apoyo de la gente que a todos los pibes nos bancaron siempre, eso nos dio un plus. Para aquel plantel haber salido airoso de aquella dramática situación fue un alivio inmenso.

MÁS NOTICIAS  Maggi quiere irse de Racing

-¿Cuál fue el jugador con el que compartiste cancha en Racing que más te deslumbró con su juego?

- Y para mi Maxi Moralez era un distinto, tenía muchas condiciones y mucha personalidad para aparecer cuando más se lo necesitaba.

- ¿Mantenés el contacto con el Enano?

- Si tanto con él como con Wally Martinez Gullota, Gaby Mercado y toda aquella camada de pibes que la peleamos mucho en el club, seguimos en contacto varios años. Capaz que ahora hace un tirón que no nos vemos pero siempre nos tenemos presentes.

- A Maxi Moralez una parte de la gente de Racing le reclama el hecho de haber priorizado otros horizontes antes que el club. ¿Sentís que es algo injusto para con él?

- Mira, yo que lo conozco bien y compartí vivencias con él te digo que era uno de los tipos que más quería al club y más comprometido estaba con la camiseta, de eso no tengo duda. También hay que entender que en esas épocas la situación dirigencial no era la mejor y eso obvio que repercute en las decisiones que uno puede tomar.

-¿Cómo era la relación de aquel plantel plagado de pibes con el gerenciador Fernando De Tomaso?

- Y sintetizando se podría decir que no estaba tan empapado de varias cuestiones que calaban hondo en el plantel. Los más grandes igual se solían juntar con él y sus allegados para poner puntos claros sobre lo que nos hacía falta, sobre las deudas con todos y demás.

-Tras jugar en Racing anduviste por el Lobo jujeño, Instituto de Córdoba y otros clubes del Ascenso. ¿En algún momento te llamaron de Racing para que juegues de vuelta en el club?

- En Jujuy estuve un año más en Primera y después nos tocó bajar. De ahí me fui para Instituto y por muy poquito no se nos dio el ascenso. Ahí sentí que había jugado muy bien y que podría haber tenido alguna chance de volver, pero lamentablemente no se me dio. En su momento retorné por el tema de que el pase era del club cuando estaba Caruso, pero me dijo que ya tenía la base del plantel y luego cuando estaba el Cholo en su segunda etapa en 2011, pero tampoco hubo chance.

-¿Te ha tocado jugar contra Racing?

- No, porque cuando estaba en Jujuy, como estaba la claúsula de que no podía jugar contra mi ex equipo, no concentré para aquel partido. Lo que si tuve la chance es volver a jugar en el Cilindro con la camiseta de Gimnasia Jujuy ante Independiente, el tiempito que ellos hicieron de local por estar arreglando el estadio. Hasta les metí un gol y todo jaja y obvio que fue muy especial a pesar de que finalmente el resultado no nos acompaño en aquel partido.

MÁS NOTICIAS  De Paul, gol y pase a octavos de Champions

- ¿Cómo es el tema de volver a tus pagos tras varios años de ir andando de club en club?

- El tema es que estuve muy cerca de largar el fútbol por una lesión que tuve en la rodilla que estuve casi un año parado, ahí me puse una escuelita de fútbol que aún tengo y después es que me sale la chance de regresar a Bartolomé Mitre de Posadas. Anduve bien y de ahí me vengo a Guaraní Antonio Franco del Torneo Federal A, donde hoy por hoy sigo jugando como titular.

-¿Estas pendiente de la actualidad de Racing? ¿ Solés mirar los partidos de la Academia?

- Si, a full porque mi nene de 8 años es fanático de Racing y siempre vemos todos los partidos con la gente de la Filial Posadas. Me encanta además este Racing ofensivo e intenso del Chacho Coudet.

-¿Cómo lo ves al equipo del Chacho en la Copa?

- Acá en la Filial de Racing estamos muy entusiasmados con que se nos pueda dar. Con Lautaro y Centurión en este nivel todo es posible. Lautaro es un jugador completísimo.

- Me imagino que te has enfrentado contra el Chacho como jugador. Vos como volante por izquierda siempre te tocaba toparte con los mediocampistas derechos de los rivales…

- Si, de hecho a los pocos partidos de mi debut jugamos contra San Lorenzo y me tocaba seguirlo cada vez que se mandaba al ataque. Por suerte el Chacho ya estaba más grande y yo recién arrancaba, asi que velocidad para marcar su habilidad tenía, sino la hubiese pasado fulero jaja.

- Estás ingresando en tus últimas temporadas como futbolista profesional. ¿Te gustaría en un futuro trabajar en Racing,teniendo en cuenta tu experiencia en la escuelita de fútbol?

- Si, lógicamente me encantaría, este año estoy terminando el curso de técnico y espero que con el tiempo se me pueda dar la chance de aportar mi granito de arena en algún espacio dentro del club, que por lo que se ve de afuera y por comentarios de allegados está en un gran momento institucional.

-¿Sentís que aquella camada de pibes de la que fuiste parte en este contexto podría haber conseguido pelear por cosas importantes?

- Sin duda, de hecho muchos de esos chicos fueron a otros clubes y anduvieron muy bien, triunfaron en Europa y demás. No era nada sencillo antes, pero por suerte para todos los que queremos a Racing, hubo un cambio total. Ahora hay que pelear bien arriba.

- ¿Qué le aconsejarías a algún chico surgido de tu escuela de fútbol que se quiera venir a Buenos Aires a ser jugador de fútbol?

- Lle haría hincapié en el tema del estudio, que no lo deje, que siempre suma y que es una herramienta que complementa muy bien la formación de cualquier futbolista. Después remarcarles el compromiso y la responsabilidad para tomarse los entrenamientos, que es el lugar donde hay que mostrarse para que te pongan en los partidos.

4 comentarios en “Fileppi: "En Racing llegué a comer sobras con arroz"”

  1. Siempre hay que valorar a los pibes del club, sea Fileppi, Mercado, José Luis Fernández o cualquier otro. Tengo por regla no chiflar ni insultar a jugadores surgidos del club, a lo sumo indiferencia, pero hay mucho boludo que insulta y se olvida que muchas veces fueron los pibes los que pusieron la cara por Racing…

  2. Gracias Caio por tu amor al club, los verdaderos hinchas te tenemos en el corazon, muchos creen que el futbol es patear la pelota y se olvidan de lo que lo rodea. Excelentes jugadores se fueron de Racing y/o no jugaron bien por razones extra futbolisticas, como las de no cobrar, no comer, no tener pelotas ni camisetas, etc etc.. Racing sabe mucho de eso, por eso hay que valorar a los jugadores que pusieron el hombro en los peores momentos como lo hiciste vos. Gracias por todo y gracias por querer tanto a mi amado Racing!!!!

  3. No se porque me acorde de fileppi, me acorde que era una bestia de tirar centros desde la izquierda que los corria a todos.. es como muchos pibes salidos de la cantera que les tocó jugar en el peor momento de la gerencia.. la sub20 llego a tener 6-8 jugadores de racing y no nos quedo nada de eso desgraciadamente mercado se fue a estudiantes y triunfó en river, matias sanchez a estudiantes, moralez truinfó en velez, gustavo cabral parecia q pintaba para ser el 2 de la seleccion y no lo pudimos mantener en nivel despues se fue a fuera.. el pibe de la fuente, el negro gomez q lo vendimos por monedas y la rompio en lanus.. no eran cracks como lisandro, milito, o lautaro pero en otro contexto del club hubieran sido buena base para los pibes de ahora..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba