"Fue un desahogo"

Franco Muscogorry tiene 16 años y es el arquero de la Sexta División de la Academia que dirige Diego Rendo. Este gigante de 1,92 metros fue una de las figuras en la victoria contra Independiente, el sábado pasado, en la única categoría que ganó. En esta nota de RdA podrás conocer las ilusiones de este pibe. De palo a palo.

-¿Te acordás cuando fue la primera vez que te paraste bajo el arco?
-En Juventud Unida, hace poco me lo recordó mi abuelo, que me decía que al principio no me animaba a moverme mucho del arco, sino que acompañaba todo con la vista. Mi abuelo la tiene clara porque fue arquero de Huracán, viene de familia el tema, ja.

-¿Cómo fue que llegaste al Racing?
-Hace casi 11 años, creo que tenía 5 ó 6 cuando llegué. Me trajo el Monchi Medina, yo jugaba en Juventud Unida y de ahí, por intermedio del padre de un compañero, me trajeron al baby de Racing y me pusieron al arco porque necesitaban un grandote.

-¿Cuáles son tus características?
-Soy bueno en los centros. Al ser bastante alto, tengo más facilidad para salir a cortar los envíos, me siento cómodo así.

-Qué triunfazo el del sábado contra el Rojo...
-Sí, una gran alegría, fue el primer clásico que me toco ganar. La verdad, un gran desahogo, más jugando como visitantes. Todo el grupo está más que contento.

-¿Qué se siente ganar el clásico, ser una de las figuras y mantener la valla invicta?
-Es algo increíble, fue una emoción para todos, lo festejamos entre todos, con los Profes, con todos los que nos ayudaron.

Franco tiene 16 años y mide 1,92.

-¿Se juegan de otra manera estos partidos en Inferiores?
-Y sí, porque es el partido que nadie quiere perder. Se juega con lealtad pero se deja absolutamente todo. Nos conocemos mucho con los jugadores de Independiente, sabíamos que iba a ser un partido luchado, pero que si estabámos atentos, podíamos ganarles.

-¿Qué objetivos se trazaron con la Sexta para este segundo semestre?
-Terminar lo más arriba posible, veníamos en mala racha, hasta que ganamos estos dos últimos partidos (a Sarmiento e Independiente). Ahora estamos quintos en la tabla, hay que seguir escalando.

-¿Qué aspiraciones tenés para lo que resta del 2017?
-Hoy en día formo parte del selectivo de Reserva y para fin de año me encantaría poder mechar algún entrenamiento con la Primera.

-¿Tus referentes en la posición?
-Sin duda, Sebastián Saja. Me ha tocado alcanzarle pelotas en el 2014 y tenía una actitud increíble, despertaba mucho contagio para toda la defensa, un líder.

-¿Cómo los ves a Musso y a Gómez?
-Me parece muy bien que entre ellos estén compitiendo por un lugar. Son dos buenos arqueros que hace mucho que están en el club y se merecen la chance. Sería bueno que no contraten a nadie de afuera, como un buen estímulo para todos.

-¿Cómo es el entrenamiento de los arqueros de Inferiores?
-Las inferiores tienen dos ex arqueros en común para todas las categorías: Claudio Medina y Yago Vucetich. En todo lo que es Cuarta, Quinta y Sexta trabajamos desde bien temprano a la mañana con Medina y después sí, integrados con el resto del equipo.

-¿Tenés algún hobby en tu tiempo libre? ¿A qué colegio vas?
-Si, me gusta jugar a la Play con mis amigos, estar con mi novia. Al colegio voy al de Agremiados en San Telmo, vas rindiendo las materias como si fueran libres.

-¿Ya empezaste a palpitar lo que puede ser tu debut en Primera en unos años?
-Lo pienso y me encantaría, obvio desearía que sea en un clásico en el Cilindro, con toda la gente alentando. Qué hermoso sería...

-En todos estos años en el club, ¿sentís que has tenido algún obstáculo en tu carrera?
-Hace dos años casi tuve una hernia en la espalda y estuve cerca de largar todo porque el dolor era muy fuerte. Pero hicimos un tratamiento bárbaro con el cuerpo médico y la pude sacar adelante.

1 comentario en “"Fue un desahogo"”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba