Marcelo Díaz volvió a trabajar diferenciado

Será un fin de semana largo para Racing. Mucho más de lo que un parate por fecha FIFA pudiera suponer. La Academia deberá esperar una semana más para jugarse la posibilidad de ser campeón contra Tigre. Será el domingo 31, a las 18.10, en Victoria. En caso de ganar, no importará el resultado de Defensa. Se quedará con la Superliga una fecha antes del final. Estos días, entonces, serán utilizados para recargar energías y recuperar a algunos jugadores lesionados, especialmente Marcelo Díaz.

Este jueves por la mañana, el plantel se volvió a entrenar en el predio Tita Mattiussi y repitió la rutina para los que trabajan diferenciado. El chileno, Mauricio Martínez y Nery Domínguez realizaron trabajos de campo. Carepato es el más seguido de cerca, porque si no sucede ningún contratiempo será titular contra Tigre. Se espera que este viernes, o a más tardar el lunes, vuelva a trabajar a la par de sus compañeros para la puesta a punto final. El volante central arrastra una sobrecarga en el sóleo izquierda que le impidió jugar contra Belgrano. Su lugar fue ocupado por Domínguez, quien redondeó una muy buena performance en un partido clave para las aspiraciones de la Academia.

La actualidad de Orban

Lucas Orban, por su parte, viene de un esguince en el ligamento colateral de la rodilla derecha, sufrido durante una práctica. Habrá que ver si llegará al partido en Victoria, dado que en este tiempo resignó ritmo de competencia. Este jueves volvió a trabajar con normalidad, pero sería un riesgo demasiado alto llevarlo al banco sin haber jugado un partido en Reserva. Coudet deberá decidirlo con el correr de los días. El plantel hizo trabajos de circulación y definición. Este viernes volverán a trabajar en la Cancha Auxiliar del Cilindro, en el último ensayo de la semana, que no tendrá actividad oficial porque juega la Selección.

Foto: Racing Club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =

Ir arriba