¿Por qué juega infiltrado?

Su bajo rendimiento lo hizo salir del equipo. Errores determinantes (como en el clásico ante Independiente) y partidos en los que dejó ciertas dudas, lograron que el hinche la soltara la mano. Pero la lesión de Juan Musso le da otra oportunidad a Agustín Orion, cuando parecía lejos de Racing. Otra chance para demostrar que está entero y puede ser el dueño del arco de la Academia. Con contrato por un año más (hasta junio de 2018), si logra recuperar su nivel y tiene buenas actuaciones, podría seguir después del torneo. Aunque la presión de la gente no será el único rival para el experimentado arquero. Una lesión que se le produjo en el partido con Tigre lo aqueja y, otra vez, volverá a jugar infiltrado.

El arquero se lesionó ante Tigre

Orion recibió un patadón de Lucas Menossi en el partido que la Academia le ganó a Tigre. El impacto fue en el antebrazo derecho y desde ahí tuvo que empezar a jugar infiltrado para no sentir el dolor en el hueso, ya que el golpe que le habría producido un edema óseo. Claro, como al arquero se le duerme la zona donde es infiltrado, si bien no debería perjudicarlo de manera radical, no termina atajando cómodo y es algo que le da cierta limitación a la hora de parase bajo los tres palos. Para no pincharse más, debería al menos parar un par de semanas y darle descanso a su brazo.

El ex Boca decidió no ir al banco para no pincharse y ver el partido desde afuera mientras Musso se hacía cargo del arco académico, pero ahora Diego Cocca vuelve a apostar por él en un momento determinante para Racing ya que no tiene margen de error pensando en el objetivo de ingresar a la próxima Libertadores, Ojo, a Orion tampoco le queda margen si pretende seguir atajando en la Academia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba