Barbieri festejando un gol.

Problema central

Tras la partida de Luciano Lollo hace  más de un año y medio, comenzaron los dolores de cabeza en la defensa de Racing. El tiempo comenzó a pasar y el  conjunto de Avellaneda no pudo volver a mostrar solvencia al momento de defender su propia valla.

La primera zaga que se consolidó luego de que Lollo se fuera a River, fue conformada por Nicolás Sánchez y Sergio Vittor. El rendimiento de esta dupla fue irregular: su punto fuerte era la potencia en el juego aéreo y, su gran debilidad, la lentitud a la hora del retroceso, sumada a los serios problemas a la hora de salir jugando. Esta pareja se mantuvo durante todo el 2016, siendo tal vez su punto más flojo aquel clásico en la Bombonera, donde el Chino se mostró endeble en los cruces y Nico perdió casi todos los mano a mano en un 4 a 2 que empezó a despedir a Ricardo Zielinsky.

A comienzos del 2017, ya con Cocca al frente del equipo, Sánchez partió para México y la pareja de centrales de la Academia pasó a ser integrada por Vittor y Barbieri. También con altibajos, el mejor momento de la defensa llegó cuando el entrenador decidió poner cinco atrás. Grimi se sumó a la cueva y el final del primer semestre tuvo algo de paz en el arco propio. En la segunda mitad del año, Cocca decidió volver a la línea de cuatro y allí se vio lo peor de Sergio y Miguel: claras deficiencias en las salidas por abajo, inseguridad en el juego aéreo, descoordinaciones de todo tipo y, como crónica de una muerte anunciada, el error fatal del Chino ante Independiente que detonó el cierre del segundo ciclo de Cocca en la institución.

Después de la implosión de esta zaga, se le dieron algunos minutos de juego a la pareja Schlegel-Barbieri pero, tal cual se observó en el clásico de verano, no parece una dupla confiable para afrontar un 2018 lleno de competencias trascendentales. Al juvenil producto de las Inferiores todavía no se lo ve listo para la Primera y, por el lado del ex Defensores de Belgrano, sus faltas inoportunas (con un par de penales incluidos) y sus desatenciones en la marca ya se hicieron una mala costumbre.

Consciente de esta situación, Coudet pidió por dos centrales apenas se calzó el buzo de entrenador y la secretaría técnica comandada por Diego Milito cumplió con el deseo del Chacho. El vacío que dejó Lollo intentará llenarse de una vez por todas con una nueva pareja de zagueros: Leonardo Sigali y Alejandro Donatti, los defensores que llegaron a Racing para terminar de una buena vez con un problema central.

 

9 comentarios en “Problema central”

  1. ESTIMADOS ACADEMICOS MUCHO TIENE QUE VER TAMBIEN EL MEDIO CAMPO NO HAY UN 5 O UN 8 COMO PATRON DEL MEDIO CAMPO ES MI HUMILDE OPINION

  2. Lollo jugaba con Vidella y Aued que rompian todo en el medio y los defensores se lucian, hoy a Lollo lo estariamos insultando
    Creo que de la manera que quiere jugar Coudet tambien vamos a sufrir con los de atras , pero algun riesgo hay que correr

  3. ja,! lollo (el mejor 2 de argentina en los ultimos 25- 30 años) no juega en riBer porque está roto!!!, querido simpatizante, es de lo mejor que hizo esta mediocre gestion, por suerte el principe esta ganándose de a poco la calle ( ya que hubo jugadores con 22 titulos con la celeste y blanca, olazar- ohaco) y nos está haciendo revivir ( siempre nos salva de nuestras propias miserias) y esta armando un buen plantel en serio, con un 3 como la gente ya estaríamos para ganarle a cualquiera...

  4. alejandro amado garcia

    y los dolores de cabeza persistirán, la dupla de centrales de racing no para el viento, y el arquero tiene una proyección excelente, pero Racing no tiene un arquero, a nivel de poder pelear todo, los arqueros se consolidan pasando los 26 años , y javi garcia es un arquero mediocre, y los pibes nuestros carecen de personalidad y rodaje para ocupar un arco donde estuvo agustin mario cejas, el pato fillol, RACING NECESITA UN ARQUERO DE JERARQUIA.

  5. alejandro amado garcia

    CON LOS dos centrales nuevos puede llegar a cambiar algo, pero la carencia persitirá en los tres palos, musso tiene proyeccion de buen arquero, pero, todavia no esta para el arco de racing.

  6. Victorino D´Alotto

    Musso es una realidad, no un proyecto. Si Chiquito Romero no quiere venir, no hay otro.
    Lollo fue el mejor central de Racing en los últimos años y nunca se lo pudo reemplazar. No juega hace casi dos años por sucesivas lesiones; no se puede traer un jugador así. Además, según sus propias declaraciones se fue mal con los dirigentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba