Racing y un arma letal: la pelota parada

Con la llegada de Eduardo Coudet, Racing se volvió un equipo totalmente diferente. Agresivo en todas partes del campo de juego, presionando siempre al rival y mostrando una intensidad que contagia consiguió 19 puntos de 24 en juego (contando el de la Copa Libertadores). Pero además mucho tuvo que ver en este Racing una arma letal: la pelota parada.

Gol de Racing de pelota parada
Lautaro define de aire con su pie derecho en el 1-0 ante Cruzeiro

Además de preocuparse por que su equipo juegue bien e intente ser prolijo en toda la cancha, Coudet sabe que necesita algo más para abrir partidos, destrabar encuentros bien cerrados y así empezar a sacar una ventaja. Y le ocurrió en casi todos los partido. Desde su arribo, Racing lleva 19 goles oficial es en 2018 y de esos 19, 9 fueron hechos de pelota para una. Sí, casi un 50% de los goles de la Academia llegaron por esa vía. Una muestra de trabajo en la semana y que, con la llegada de Alejandro Donatti y Leonardo Sigali, aparecieron dos referencias más de área que complican al rival a la hora de marcar. Claro, estos dos lungos se le suman a Lautaro Martínez y Diego González, otros dos que ganan siempre en los centros ajenos. Lógico, la otra clave de estos buenos números que muestra Racing es las incorporaciones de Neri Cardozo, fundamentalmente, y de Ricardo Centurión. Neri es el dueño de la pelota parada, ya que muestra una enorme pegada en cada centro. El Wachiturro, es una variante en ese rubro y tiene varias asistencias por esa vía (tres de córner).

Racing se volvió un equipo inteligente, práctica, vivo. Sabe cuando jugar, cuando meter y cuando elaborar una jugada preparada para lastimar al rival sin la obligación de abusar del tiki tiki. En este rubro, el Chahco labura en distintos momentos de la semana, pero el día previo al partido ensaya todo el repertorio con casi dos horas de trabajo. "Es fundamental tener jugadores con buena pegada y buenos cabeceadores", dijo el DT, dándole el mérito a los jugadores. Pero, trabajo hay y se nota en cada partido más allá que las jugadas terminen en gol o no. Incluso ante Cruzeiro, el equipo hizo tres goles de los cuatro por esa vía y sirvió para sumar de a tres.

Las variantes ya mostradas son varias: Lautaro al punto del penal cuando todos los que están en el área se meten casi en el arco rival, Donatti anticipando en el primer palo, Sigali entrando al vacío, el Pulpo yendo a buscar al segundo la peinada de un compañero, toques al jugador que está en la barrera... Un equipo que juega, mete y piensa...

Los nueve goles de Racing de pelota parada

Racing lleva 19 goles en el año y nueve fueron de pelota parada. Y los repasamos: El Pulpo González de cabeza ante Unión (1-2), Licha López de penal ante Huracán (4-0), Sigali de cabeza y Centurión con el pie ante Olimpo (2-1), Donatti de cabeza contra Lanús (3-1), tres de Lautaro contra Cruzeiro, uno de cabeza y dos con el pie (4-2) y, otra vez Lautaro, de cabeza ante Vélez (2-1).

4 comentarios en “Racing y un arma letal: la pelota parada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba