Racing y una linda historia: el Toro y el Pulpito

Lautaro Martínez se metió en el corazón de la gente de Racing. El delantero, a fuerza de goles y una humildad digna de destacar, se ganó el cariño de los hinchas de la Academia. Tras el triunfo por 2 a 0 ante Rosario Central, donde el Toro jugó 30 minutos y le alcanzó para marcar un golazo, hubo una imagen que llenó de ternura: el Pulpo González subió en sus redes sociales una foto de su hijo Lucio, totalmente hipnotizado mirando las declaraciones de Lautaro luego de la victoria en el Gigante de Arroyito.

MÁS NOTICIAS  Racing perdió con Huracán: fin de ciclo para varios
El hijo del Pulpo González mirando a Lautaro Martínez.
El hijo del Pulpo González observando a Lautaro Martínez, su ídolo.

Rápidamente, se viralizó la foto en la que el hijo del Pulpo está sentado observando con mucha concentración la imagen de Lautaro en la televisión. "Llamalo como quieras, yo lo llamo idolatría", puso debajo de la imagen Diego González, padre de Lucio y subcapitán del Racing del Chacho. Al ver la imagen en Instagram, el mejor delantero del fútbol argentino se mostró muy agradecido."Muchas gracias Pulpito, te debo el festejo Lucio", comentó Martínez debajo de la elocuente foto, orgulloso de tener como fanático al hijo de un compañero de equipo.

La historia entre Lautaro y Lucio emociona. Sobre todo, sabiendo que la imagen que publicó el Pulpo representa a los miles de niños que tienen como ídolo al Toro y que siguen cada paso que da el goleador de la Academia. En la casa de los González se debe haber gritado doble el golazo del atacante de 20 años ante Central, quien prometió un festejo con dedicatoria especial para la próxima conquista. Ante el Vasco Da Gama, este jueves, Lautaro buscará volver a marcar un gol para agregar un nuevo capítulo a esta linda historia, la del Toro y el Pulpito.

3 comentarios en “Racing y una linda historia: el Toro y el Pulpito”

  1. El pulpito es un buen suplente para este equipo. Lo pondría para hacer tiempo cuando el resultado esté definido. Su lentitud es ideal en partidos que se ganan por goleada y faltan 10 minutos para finalizar. Ahí no hace falta ritmo, marca ni despliegue. la especialidad del PULPITO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba