Regresó con algunos tocados

Con la alegría de haber logrado un buen funcionamento y un gran resultado ante Huracán, en el primer partido como local en 2018, esta mañana el plantel de Racing volvió a los entrenamientos en el Predio Tita.

Luego de una entrada en calor intensa, y bajo un sol abrasador, los jugadores realizaron tareas regenerativas y fútbol en espacios reducidos bajo las órdenes del Chacho.

Y el primer choque oficial del año dejó sus secuelas, porque hubo algunos integrantes del equipo que trabajaron de manera diferenciada a causa de diferentes molestias: hablamos de Renzo Saravia (golpe en rodilla derecha) y Nery Domínguez (sobrecarga). A ellos se les sumaron Barbieri, quien evoluciona de un esguince de rodilla y Leandro Grimi, quien continúa con su recuperación luego de la rotura de ligamentos que sufrió meses atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba