Regresó con algunos tocados

Con la alegría de haber logrado un buen funcionamento y un gran resultado ante Huracán, en el primer partido como local en 2018, esta mañana el plantel de Racing volvió a los entrenamientos en el Predio Tita.

Luego de una entrada en calor intensa, y bajo un sol abrasador, los jugadores realizaron tareas regenerativas y fútbol en espacios reducidos bajo las órdenes del Chacho.

Y el primer choque oficial del año dejó sus secuelas, porque hubo algunos integrantes del equipo que trabajaron de manera diferenciada a causa de diferentes molestias: hablamos de Renzo Saravia (golpe en rodilla derecha) y Nery Domínguez (sobrecarga). A ellos se les sumaron Barbieri, quien evoluciona de un esguince de rodilla y Leandro Grimi, quien continúa con su recuperación luego de la rotura de ligamentos que sufrió meses atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba