Bizzarri: "Volví a Racing y me encontré con Disney"

¿Se acuerdan de Albano Bizzarri? Los mayores de 30 seguro lo recordarán como el pibe que debutó en la Academia y rápidamente se fue al Real Madrid. Allá por 1999 jugó 12 partidos en uno de los equipos más grandes del mundo. De gran futuro, el cordobés logró jugar hasta los 41 años, pero nunca pudo volver en actividad al fútbol argentino. Estuvo 20 años jugando en España e Italia, en diferentes categorías, y viendo a Racing desde lejos. Estuvo 18 sin pisar el Cilindro, hasta que lo hizo y quedó helado. "Volví a Racing y me encontré con Disney", confesó el arquero en una entrevista con Olé, de la que resumimos las mejores frases referidas a la Acadé.

-¿Qué recordás de tus inicios en Racing?

-Llegué a un club que nada tenía que ver con lo que es hoy. En la pensión vivíamos en condiciones no muy buenas. Nos lavábamos la ropa, no teníamos donde colgarla. Inventábamos todo. Hace dos años volví a la cancha de Racing después de 20. Me encontré con un club completamente diferente. Yo me había ido en medio de la quiebra, con un Racing devastado, y en mi regreso me encontré con Disney en Racing. Hoy la pensión tiene televisores, les limpian la pieza... Nosotros no teníamos nada. Estábamos en malas condiciones, pero a esa edad aguantás todo por cumplir el sueño de llegar a Primera. Tampoco quiero ser injusto con tres o cuatro personas que, sin fines de lucro, le ponían el pecho a la situación. Sacaban plata de su bolsillo y nos compraban comida. Lo hacían por amor a Racing.

20 años después volvió al Cilindro.

-¿Cómo era Tita Mattiussi?

-Ella vivía a a unos 70 metros de la pensión. Ella ya era grande. Yo pasaba todas las mañanas a tomar un café, teníamos una relación muy fluida. Lo bueno de haber vivido aquello fue que al no tener tanto, aprendés a compartir muchas cosas. La pensión de Racing me hizo valorar muchas cosas: la amistad, los momentos, las vivencias... Todo aquello me despertó. Esa época nos ayudó a hacer un montón de cosas solo, a bancártela solo, con tristezas y alegrías. Yo de ahí, cuando iba a mi pueblo, me tomaba un colectivo y después hacía dedo hasta Etruria (su pueblo natal, en Córdoba). No nos sobraba nada.

-¿Seguís hablando con algunos de aquellos compañeros?

-Sí, tengo un grupo de WhatsApp con chicos de aquella pensión. Somos cinco o seis, más la familia Alonso, que en aquella época nos ayudo mucho y nos invitaba a comer. Cuando yo voy a la Argentina, casi todos los años, me junto con ellos. También están en el grupo Javi Lux, el gordo Juan Manuel, que era nuestro utilero, Marcelo Giusta, el Tano Ruggeri, Perico García y el Choclo Aureli... Ellos me llevaron al predio Tita y después entré a la cancha en 2018, después de 20 años. Y me reencontré con el peluquero que trabaja en el club (Daniel Bazán), hace muchos años, je. Me saqué muchas fotos, una frente a la puerta del lugar donde antes estaba nuestra pensión.

Bizzarri en Racing
Atajó en Racing y en 1999 se fue al Real Madrid.

-¿Qué sentiste cuando pisaste la cancha después de tanto tiempo?

-Se me vinieron todos los recuerdos de adolescente. Mucha emoción. Volví mi vida a 20 años atrás. Para mí, la cancha de Racing... Lo de la hinchada de Racing no se ve en ninguna parte del mundo. Me acuerdo de cuando jugamos un clásico con Independiente, al salir, había tantos papelitos que yo no podía ver ni a mis compañeros. Era todo blanco. Después de 40 metros vi a Ubeda, en el medio de la cancha, porque lo tenía al lado.

¿Cómo fue aquella etapa desde Inferiores a Primera?

-Se dio todo muy rápido. Había llegado a Racing sin formación. En mi pueblo me entrenaba tres veces por semana, a las 8 de la noche, con jugadores del pueblo: uno era albañil, le otro mecánico... Iban muertos de cansancio a entrenarse. Eso sólo te lo mueve el fútbol. Yo nunca había tenido un entrenador de arqueros que me dijera, por ejemplo, cómo poner las manos. Tenía condiciones, eso sí. Después de ocho partidos, de la Quinta pasé a la Cuarta de Racing. Y de ahí empecé a ir a entrenarme con la Reserva. Al año siguiente, antes de debutar en Tercera, lo hice en Primera.

-El debut fue duro: perdieron 6-0 con Gimnasia...

-Sí. Echaron a Cubito Cáceres y entré en ese partido con Gimnasia, que perdimos 6-0. Me hizo debutar Brindisi. Después, jugué algún partido con Basile. El que me puso de verdad en Primera fue Babington. Sinceramente yo lo valoro porque Babington tuvo huevos. En ese momento era resistido por la gente y se la jugó por mí. Yo también jugué con Cappa, hasta que después Lalín compró a Sessa y alternábamos.

Y llegó el llamado del Real Madrid...

-Fue una locura. Cappa, que había trabajado como ayudante de Valdano en Real Madrid, me comentó que le habían avisado que me estaban mirando. Fue algo a la pasada, después me olvidé. Un día estaba en mi pueblo comiendo un asado. Me llamó mi viejo: "¿Dónde estás? ¡Te está llamando tu representante!". Yo estaba de vacaciones, sabiendo que estaba citado a la primera convocatoria de Bielsa en la Selección... Mi papá me pedí que anotara un número de teléfono. En esa época no había celular, y lo escribí sobre la tierra. ´Cuando llamé a mi representante, me dijo que ya estaba en Madrid con todo muy avanzado. Después de estar en la concentración de un mes y pico a a la Selección, me fui a Madrid. Ni siquiera tuve tiempo de despedirme de los pibes de Racing.

Bizzarri, de Racing al Real Madrid

-¿Y cómo fue sumarte a un plantel del Real Madrid lleno de figuras?

-Cuando entrás a un vestuario nuevo, en los primeros días estás siempre incómodo porque no conocés a nadie. Y más si te toca un vestuario como ese, con jugadores que eran cracks mundiales. Los primeros días fueron duros. No sabía cómo comportarme. Los jugadores llegaban vestidos de traje. Yo, que venía del pueblo, no entendía que alguien se vistiera así para ir a entrenarse. Roberto Carlos, Redondo, Raúl... Los conocía pero no tenia la dimensión de lo que era ese club.

-¿Qué delanteros que enfrentaste te impactaron más?

-El mejor de todos que tuve como rival fue Ronaldo, el Gordo. Ronaldo era un peligro absoluto constante. Daba miedo. Un tipo que te podía hacer un gol en cualquier momento, sin correr. Hay una anécdota muy buena: en una de las mediciones de GPS, yo en un Valladolid Real Madrid corrí seis kilómetros como arquero, entre que me movía e iba a buscar la pelota a algún lado. Y Ronaldo corrió 8, sólo dos más que yo. Y me hizo dos goles. También enfrenté a Ronaldinho, Rivaldo, Zidane, Figo... Imponían un respeto absoluto. Desde el arco los disfrutaba. Porque emociona enfrentar a alguien que es mejor que vos. Jugar en el Bernabeu el Camp Nou en Valencia, en Milan... Aun sabiendo que tenés más chances d e perder que de ganar, la adrenalina de pensar que podés ganar es única. Una vez, con Udinese, le ganamos 3-1 al Inter, que estaba puntero.

-¿Tuviste alguna chance concreta de volver a Racing?

-No, nunca. Una vez, cuando yo tenía un problema familiar, intenté volver... Pero en ese momento querían que volviera Campagnuolo. Yo supe que mi nombre salía siempre en los medios, pero jamás... Lalín, alguna vez, llamó a mi representante. Le dijo que si él volvía al club, quería contar conmigo. Pero nunca hubo un deseo firme de Racing. Habiendo salido de las Inferiores, después de tantos años en Europa, Fue extraño que no tuviera chances de volver. Debo ser uno de los pocos que salieron del club y no tuvo posibilidades de volver. Sí,había tenido una opción para ir a Lanús, y después terminó yendo Chiquito Bossio.

5 comentarios en “Bizzarri: "Volví a Racing y me encontré con Disney"”

  1. Yo era pibe y el se fue pibe !! Pero si tengo un recuerdo en su momento embargo a Racing qe le debía plata !!! No es un buen recuerdo de el !!! Y si me equivoco pido perdón pero creo que no !!!

    1. No estoy seguro de eso, pero si a vos tu empleador te debe plata y lo embargás, ¿está mal?

      Los jugadores viven de eso, no lo hacen por amor al arte. O no sólo.

      1. Nunca dije qe estaba mal!!! Fue un simple recuerdo!!! Como también recuerdo al piojo López al qe le matamos el hambre le dimos una vidriera grandota fue a Europa se llenó d dólares se hizo millonario volvió y nos hizo juicio !!! Y también tenía derecho no ??? Ahora d agradecido nada!!!!!! A eso me refería saludos cumpa!!!!

  2. Si tuve la suerte de verlo atajar era muy ajil muy elastico volador pero en esa epoca no se valoraba a los chicos del club es verdad lo que dice hoy se puede ver la dirigencia de un club de verdad y todos los que vulven dicen q la Pension es Disney espero que no le pase lo mismo a Chiquito Romero que cuando quiera volver sea muy tarde x q esta diriguencia con asierto y algunos errores es de lo mejor que vi en mis 73 años vamos BLANCO x mucho tiempo mas o al que le toque no tire x la borda todo lo que se hizo en todos estos años como dicen la cancion pasaran los dirigentes y los jugadored pero siempre estara el gran RACING CLUB

  3. Unas reflexiones al dope:

    - En la vieja pensión no tenían nada y eso los hizo hombres, pero ahora tienen todo, ¿se ablandarán los pibes?

    - ¡Cómo nos colonizaron! Lo bueno sería Disney que es algo así como Grasaland...

    En fin, al dope, como dije.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba